Por Pilar Montes

InformeBloqueo2015HAVANA TIMES — Esa fue la pregunta de un periodista al canciller cubano durante la presentación de la Resolución que nuevamente discutirá el período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en breves días por el cese del bloqueo a Cuba.

Por supuesto que Bruno Rodríguez recomendó al periodista que hiciera la pregunta a funcionarios estadounidenses.

Se acerca nuevamente la discusión del único punto en la agenda de la Asamblea General que se repite año tras año desde 1992 y que por abrumadora mayoría vota SI al cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, que dura ya 53 años. En 2014 la votación fue 188 países contra dos, EE.UU. y Israel.

¿Cómo votará el vecino del norte en esta ocasión, cuando se han restablecido las relaciones entre Washington y La Habana y hay una comisión bilateral para trazar el camino hacia la normalización?

Los dirigentes políticos saben esconderse tras una sonrisa, pero esta le será más difícil a Obama, ya que tendrá, al menos, que saludar, entre los 170 jefes de Estado que confirmaron su asistencia, al presidente cubano Raúl Castro.

El inquilino de la Casa Blanca ha criticado el bloqueo o embargo como le diría él, pero lo cierto es que todavía se mantiene a la Isla como blanco único de la Ley de Comercio con el Enemigo y se siguen imponiendo sanciones a bancos, empresas y hombres de negocios que tratan con Cuba.

Un gesto positivo del Departamento de Estado en la votación sería la de abstenerse, ya que el bloqueo sigue en pie. Sin embargo, el poder de los sectores que favorecen mantener las restricciones seguirá diciendo NO y mucho me temo que sea esa la elección estadounidense.

Otro momento difícil será cuando su Santidad, el papa Francisco, quien también ha criticado severamente el bloqueo a Cuba, dirija la palabra a los miembros de la ONU, durante su visita a Estados Unidos, del 22 al 27 próximos, que comenzará con el recibimiento que le dispensará Barack Obama en la base militar de Andrews.

Creo que ambos líderes tienen el denominador común de la osadía: uno, por realizar lo que 10 administraciones anteriores de Estados Unidos no se habían atrevido a hacer y el otro, por romper más de un protocolo, desdeñar el oropel de su cargo para defender a los humildes, arremeter contra la guerra y llamar al clero a salir de las iglesias para ayudar a los que necesitan de su ayuda y consejo espiritual.

El pontífice parece no temer por su vida en Estados Unidos, pero lo cierto es que los que sí están temblando son los cuerpos de orden público, de seguridad y el Buró Federal de Investigaciones que pondrán todo su equipamiento de última tecnología para proteger a tan carismática personalidad.

Según especialistas, la visita a la Casa Blanca y al Congreso, así como la misa que oficiará en la capital no son las actividades más peligrosas.

El recorrido incluye en Nueva York una misa en el Madison Square Garden, una procesión por el Parque Central, la visita a una escuela de Harlem, sus palabras a la Asamblea General de la ONU y luego, en la histórica ciudad de Filadelfia, donde oficiará una misa en un área abierta a la que se prevé asistan unos dos millones de personas.

También dirigirá unas palabras en Filadelfia al Encuentro Mundial de Familias, tema clave en su estrategia pastoral.

8 thoughts on “¿Dirá Obama SI o NO al bloqueo en la ONU?

  • Bobo:

    Quizás sería bueno que aconsejes cuál es el método efectivo para no seguir “56 años en lo mismo”, porque hasta día de hoy las buenas intenciones de la CIA, El Pentágono, los cabezas calientes en la Casa Blanca, el Congreso y todo un desfile de personalidades cubiches, de Miró Cardona hasta Gilberto Frómeta no han logrado nada de nada.

    Sigan soñando que se puede conseguir algo sin tener al pueblo detrás. O mejor aun, al lado y por todas partes. Los cocinaítos de Miami siguen siendo eso en esencia: mejunjes de aquelarre, aunque ahora compren en Walmart’s las banderitas cubanas que usan las Damas de Blanco al cuello en los desfiles de cada domingo.

    Hasta donde conozco el macheteo de Sisley no tuvo que ver con sus protestas. Si tienes información fidedigna en sentido contrario, compártela que. No seas tacaño.

    Compadre, sea original, o arriésguese a quedarse con el nick…

  • Claro Isidro, si los cubanos seguimos tu consejo estaremos otros 56 años en las mismas. Ya te conté sobre la delegada del poder popular de Las Tunas Sirley Avila que también pensaba igual a ti y término sin una mano y un brazo en veremos.
    Creó que Mario Moreno a pesar del “Cantinfleo” siempre trasmitía mensajes bien coherentes.

  • Bobo:

    (Aquí viene Mario Moreno)

    Si yo fuera disidente – o un simple ciudadano deseoso de esos cambios, con los cuales en esencia coincido – en estos momentos en la Isla, comenzaría por promoverlos entre mis vecinos, en cada reunión de circunscripción, de la cuadra, en el tiro de láguer, en la mesa de dominó del barrio, en la cola del pan, en la parada de la guagua…ya me dirás que la Seguridad o Respuesta Rápida le harán la vida un yogur. Pero no sé cómo se le ocurre a alguien que estos cambios se puedan hacer sin ir ante todo a las raíces, al cubano de a pie. Ni Ban Ki Moon en persona los podrá imponer si no hay sustrato social sobre el cual edificar.

  • Y cuando se votara una resolución contra el bloqueo interno al pueblo cubano. Los cubanos necesitamos que la dictadura levante el bloqueo que ya dura más de 50 años y nos tiene en la miseria.

    En la resolución debe exigirse que con el desbloqueo los cubanos gocemos de los mismos derechos de los ciudadanos y empresarios extranjeros en nuestro propio pais.

    También la resolución debería exigir que la dictadura implemente los pactos de la ONU sobre derechos políticos, económicos y sociales.

    También como alternativa se puede hacer un referéndum donde el pueblo cubano decida si quiere que le devuelvan estos derechos cuartados por la dictadura totalitaria.

  • Marlén: Kerry dice eso porque como político tiene que hilar fino, y le conviene aplacar de algún modo – y con algún argumento más o menos convicente – a quienes piden la cabeza de cualquiera que se pronuncie por que ambos países cohabiten en normalidad, en lugar de prolongar este estirado diferendo, una posibilidad que a los cubanos también nos interesa. ¿O no?

    Ahora, noto que sólo cargas la mano en contra de los actuales “socios rojos” de Washington, pasando por alto al tercer privilegiado en las relaciones con la Casa Blanca que menciono, Arabía Saudí, que si bien de roja no tiene un pelo, si dispone de un prontuario “envidiable” en cuanto a todo tipo de abusos, desde abundantes ejecuciones y torturas físicas por las causas más discutibles, incluida pena capital por homosexualismo, a la total ignorancia de la mujer como ser humano digno de prerrogativas, prohibición total de todo tipo de partido político y una corrupción rampante.

    Y, sin embargo, es el mejor aliado de EE.UU. en el Medio Oriente después de Israel. Pero,es que, mi amiga, esos pozos de petróleo y las cuentas bancarias multimillonarias de su realeza halan mucho ¿verdad? Fíjate que hasta inducen desmemorias selectivas…te acaba de ocurrir…

  • Isidro fue Kerry quien dijo en la Habana que el asunto del embargo es de doble vía. Bruno RodrÍguez dice que no y no facilita la batalla del presidente Obama en el Congreso.En realidad China y Vietnam, ambos violadores de derechos humanos elementales civiles y políticos, insisto que no debe ser el referente ninguno de los dos para Cuba. Luego entonces hacer avanzar la caída del embargo sin que estén en la agenda el problema de los derechos humanos, 35 años después del reinicio de las relaciones diplomáticas Chino-EEUU y 20 en Vietnam, hace que sea una experiencia para nada deseable para mi país.
    Es hoy un retroceso.China y Vietnam siguen siendo dos países violadores de los derechos humanos.Si a EEUU no le interesa a nosotros los cubanos sí.

  • Votar en contra de sus propias e inútiles sanciones contra Cuba constituiría un gesto de modestia y pragmatismo sin parangón para EE.UU. ante el plenario de la ONU. Pero como reseña Pilar, es harto improbable que ello ocurra. Hay mucho intereses tras bambalinas.

    Lo que sí quedará en evidencia – por enésima vez- es que a la larga el que ha quedado aislado en el orbe es EE.UU. con su régimen de sanciones. Y tal como se mueven los instrumentos en la actualidad, al vecindario del Potomac sólo le va quedando el recurso de aplicarle a la Isla el mismo trato que depara a China o Viet Nam, donde no ha intentado imponerse a las situaciones internas. O mejor aún, hacer vista gorda, como en el caso de su fuerte aliado Arabía Saudí.

  • La inmensa mayoría votará contra el embargo, que bloqueo no es. No veo la armada estadounidense bloqueando la Isla ni por asomo.
    Y la votación no me dará nueva señal de nada.Mucho bombo y todos sabemos que la eliminación del embargo se resuelve en el Congreso y no está el gobierno cubano ayudando en nada para facilitarle la tarea al presidente Obama.
    Las recientes negociaciones del gobierno cubano con EEUU se han concretado a definir un orden de la agenda de discusión.Dando largas a un proceso que se pondrá demasiado difícil después del 2016. Pero ya sabemos el interés del gobierno cubano son los créditos frescos o las inversiones directas extranjeras, el resto no es su zona de interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *