¿Debería recibir un hachazo la Ley de Ajuste Cubano?

Por Circles Robinson

Foto: Duke University Library

HAVANA TIMES – Por más de cinco décadas, la Ley de Ajuste, que pone a los inmigrantes cubanos en una categoría única, ha ayudado a unos cuantos cientos de miles a reubicarse en los Estados Unidos de América, a través de la residencia por la vía rápida y las ventajas de la ayuda financiera con las que otros inmigrantes solo podrían soñar.

También está el lado más oscuro de la Ley, que sigue fomentando el tráfico de personas y los peligrosos viajes en embarcaciones, no aptas, a través de lo que puede llegar a ser un mar Caribe traicionero con poco aviso. No se sabe con exactitud, pero cientos, tal vez miles, han muerto de esta forma.

Ahora que los gobiernos de Obama y Castro han hecho las paces y restaurado las relaciones diplomáticas, y que desde el 2013 las leyes migratorias cubanas son considerablemente más tolerantes, ¿se debería derogar esta Ley especial para los cubanos?

El tema es una papa caliente en la política estadounidense.

A favor de la derogación está el ala más radical de la extrema derecha de los congresistas estadounidenses de origen cubano, entre ellos el candidato presidencial Marco Rubio, y el Gobierno cubano, aunque este último por razones diferentes.

A favor de mantener la beneficiosa legislación se encuentra un gran segmento de la población cubana, que les encantaría obtener la residencia estadounidense, más aún ahora que pueden hacerlo sin perder sus propiedades y otros derechos como cubanos, como sucedió durante unos cinco décadas.

Los de la derecha a favor de la revocación alegan que la ley está siendo abusada por personas que reclaman una persecución que no existe y más tarde, cuando reciben su tarjeta verde (Green Card) visitan la Isla con frecuencia, refutando su afirmación inicial. Dicen que sin ella, los “verdaderos” disidentes que enfrentan persecución podrían, de todas formas, solicitar asilo en los Estados Unidos.

El Gobierno cubano, por su lado, la considera una herramienta para fomentar un éxodo peligroso, a veces mortal, y debe ser sustituida por una migración segura, legal.

Se especula que la Ley de Ajuste Cubano ha sido uno de los varios temas tratados en las reuniones secretas entre funcionarios estadounidenses y cubanos. A pesar de que la Casa Blanca ha dicho que esta no se encuentra bajo consideración para su derogación, el miedo de que sea anulada ha provocado un considerable aumento de balseros que parten rumbo al Norte con la esperanza de entrar antes de que sea demasiado tarde.

Entonces, ¿qué cree usted que debería suceder con la Ley de Ajuste Cubano? Por favor, escriba su opinión. Haremos qué se lee.

 


18 thoughts on “¿Debería recibir un hachazo la Ley de Ajuste Cubano?

  • el 9 agosto, 2015 a las 6:11 pm
    Permalink

    Si, y lo mas pronto posible,hace muchos años se debio de quitarla,los otros dias llegaron 24 balseros y se llenaron la boca para decir que no venian por cuestiones politicas,por vivir mejor,pero caray! no puede ese pueblo vivir mejor mientras ese regimen este ahi,a estos los deberian de devolver pues no son perseguidos politicos,que esperan nuestros politicos para cojer al toro por los cuernos,nadie que a venido de los ultimos 10 o 15 años les importa un pepino si los Castro’s siguen en el poder,ellos van y vienen y no le cojen amor a este pais que les a dado de todo con nuestros impuestos,basta ya de food stamps,telefonos celulares,a los mayores de 65 le dan $700.00 al mes sin haber trabajado aqui aparte de food stamps como unos $200.00 y hasta los otros dias eran Patria o Muerte,y los nacidos aqui se tienen que fastidiar y no les dan ayuda,basta ya.

  • el 5 agosto, 2015 a las 10:53 am
    Permalink

    La ley de ajuste cubano es una de las medidas que el gobierno de EU estableció en su empeño de politizar el asunto migratorio que en el mundo siempre fue un fenómeno demográfico con una base económica,al margen que haya existido la emigración política. Fue un instrumento para mantener una “alta temperatura” en este asunto y estuvo en la génesis de fenómenos como Camarioca, Mariel y la crisis de los balseros. La inmensa mayoría de los que ham hecho uso de esta ley han sido personas a las que les fue negada una visa por el gobierno de los EU porque no eran elegibles, condicion que obtienen cuando ponen los pies en tierra. El gobierno cubano nunca ha estado de acuerdo con esa ley, entre otras cosas porque ha alentado a miles de personas a lanzarse al mar o a otro tipo de aventura a riesgo de su vida. Muchos me dirán ahora que la causa por la que la gente emigra no es la ley y es verdad, pero nadie arriesga su vida para emigrar si no está seguro que va a a ser aceptado o porque no emigrar signifique una amenaza para su vida. La verdadera razón por la que hoy surge esta polémica y por la que empiezan a aparecer opiniones en contra de la ley en la extrema derecha de Miami, es porque la constante emigración ha transformado la base social de la comunida cubanoamericana y por tanto de una postura mayoritaria de enfrentamiento, bloqueo, no contactos e incluso agresiones hoy predomina la postura de mayor relaciones, contactos, envio de remesas, etc. Los políticos que capitalizaron la política anterior ya no ganan votos si persisten en su posición. Así de sencillo: Hay que preservar la pureza ideológica de la inmigración. Por tanto la ley de ajuste cubano sobra, no es compatible con una inmigración selectiva. Nada que compraron cabeza y le cogieron miedo a los ojos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *