De pescados, un pato y acciones de guerra en la Cuba surreal

Por Aurelio Pedroso  (Progreso Semanal)

Jurel. Foto: progreso semanal.us

HAVANA TIMES – En la barriada capitalina de Miramar, por indicaciones del gobierno y partido comunista municipales, la población residente en la zona conocida como La Puntilla, ya estaba advertida desde días atrás que este domingo se escucharían fuertes explosiones y ráfagas de armas de fuego en razón de un simulacro de desembarco en ese sitio donde el mar se une a nuestro poco caudaloso río Almendares.

En honor a la verdad, el ejercicio fue suspendido o el “ataque” se produjo con armas y silenciadores de ambos bandos, incluyendo bombas silentes. La gente despertó sobresaltada no por razones bélicas, de confrontación militar con el eterno enemigo, sino por los gritos de aviso de varios vecinos que a voz en cuello advertían la llegada del pescado a la bodega correspondiente. Una unidad para entre una persona y tres; dos pescados jureles, para entre 3 y 6 consumidores. A 20 pesos cubanos la libra.

Lejos de la advertencia de los organizadores del ejercicio, la gente no subió a las redes sociales el desembarco, ni mucho menos lo tergiversó como si fuese una real invasión. Los intrépidos mini reporteros de Facebook se concentraron en la distribución del jurel. Tal vez lo más significativo del acontecimiento fue el de uno que subió la comunicación del carnicero donde, por escrito, dejó por sentado que su pesa era la que valía, que no admitía otras pesas llevadas por clientes que han sido timados tantas veces que optaron por adquirir una.

Un par de horas más tarde, el pescado en venta libre y también muerto de risa en nevera porque la gente lo consideró muy caro. Y tenían razón. Si le cargamos grados militares al descontento e inconformidad de la población, había que colocarle las insignias de general.

La mañana terminó con un final que no pudo ser más surrealista. Algo calmados los ánimos, apareció a esa hora algo que ni los dermatólogos especializados en oncología recomiendan a sus peores enemigos, una anciana con un pato vivo bajo el brazo. Voceaba que lo vendía por 60 pesos, pero podía considerar rebajarlo al 50, el equivalente a dos pesos convertibles.

Por puro ejercicio de regateo e interés profesional, entablé negociaciones con la señora. No miento si el pato alternaba su mirada hacia ella al tiempo que me observaba preocupado por su destino inmediato. Finalmente, desistí de la oferta. Ella continuó la angustiosa y calurosa marcha gritando hacia los balcones. Una vez más comprobé que la alimentación es el principal combate de todos nosotros y para el cual, son imposibles los juegos de guerra.

4 comentarios sobre “De pescados, un pato y acciones de guerra en la Cuba surreal

  • El simulacro me despertó asustada. No entiendo para que se hizo. En verdad lo que hizo fue joderme el sueño. En cuanto a la venta del pescado, muchos no lo compraron, se beneficiaron los que pueden pagarlo porque compraron los de ellos y los de la gente de bolsillos precarios. Lo cual es un buen negocio de los bodegueros.

    Respuesta
  • La guerra es la de todos los días en busca de que comer, y eso si no es un simulacro…a quien se le habrá ocurrido lo del jurel? Sin dudas a alguien que tiene sus problemas resueltos, pero además ¿Cómo apareció tan rápido esta opción?…el pescado está perdido, de veras no comprendo cómo tan rápido hay existencia de pescado..este es una m…pero puede resolver, pero no a ese precio……

    Respuesta
    • Cubano, el pueblo votó si por la continuidad hace sólo unos meses. A llorar al parque.

      Respuesta
  • El pescado en Cuba es un lujo. solo el estado tiene permitido pesca comercial. los particulares, si tienen un bote legalizado, solo pueden hacer pezca deportiva, de manera autorizada. le dan un carné plastisado y en él deben estar los nombres, pocos, de las personas autorizadas a montar casualmente en el bote. no otros. cualquier violación, aunque se hacen a diario, es multada y pueden retirar el carné y decomisar el bote. además deben cooperar casi obl;igatorio en destacamento Mirando al mar, en busca de drogas en pacas flotantes, y cuidar en la noche los botes, hacer guardia. el INDER es quien chequea eso. Pero venden pescado y cada vez que tratan de detener ese negocvio de subsistencia se le viran los barrios costeros porque viven de la pezca.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Compañeros, Varadero, Cuba. Por Cheril, LeBlanc (Nova Scotia, Canadá). Cámera: Nikon D 3400

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com