Cuentapropista hace reclamo público

HAVANA TIMES — El colaborador de HT, Luis Rondón Paz, nos envía la siguiente carta abierta de un trabajador por cuenta propia como ejemplo de las problemas que enfrentan los cubanos que legalmente intentan hacer su propio pequeño negocio.

Carta abierta de un trabajador por cuenta propia en Cuba

Hola mi nombre es Ernesto Gelmes Soliva, Tengo 47 años, vivo en Santiago de las Vegas y soy trabajador por cuenta propia desde hace 4 años. Mi centro de trabajo está ubicado en punto de venta de alimentos del área de comercio cito en la calle 17 e/ 12 y 14, Terminal de Omnibus Santiago de las Vegas del Municipio Boyeros.

En dicho lugar, por mis propios medios construí un quiosco con todas las condiciones higiénico sanitarias. Estas fueron verificadas por Higiene y Epidemiología, autorizados por Planificación Física y la Empresa de Comercio del municipio.

La primera página del contrato de cinco páginas.
La primera página del contrato de cinco páginas.

Hace unas semanas la cobradora del área me trajo un nuevo contrato – que yo estoy convencido que no es para mi caso –, estoy claro que es para las cafeterías estatales que se le están rentando a los particulares. En mi caso es hecha por mis propios esfuerzos.

Entonces, ese contrato que me mostró la cobradora me obliga a un horario fijo de trabajo durante 6 días mínimo a la semana, por supuesto, yo no estoy de acuerdo con eso, porque a mí, ni la empresa de comercio, ni nadie me ha dado ningún tipo de materia prima, que he tenido que buscarla yo a la calle en distintos mercados.

¿Qué sucedería si se me escasea cualquier tipo de materia prima?

¿Qué pasa? Esta señora me dijo – y lo dice el contrato– que si yo me ausento más de 7 días, se me cierra el contrato y pierdo el derecho a trabajar en el área, y por consiguiente la cafetería. También dice el documento en cuestión, que no puedo hacer ningún tipo de arreglo, ni barrenar paredes dentro de la cafetería – que yo construí –, “asunto desconocido para la Oficina Nacional de ONAT”.

La nueva clausura dice que debo salir de vacaciones al menos 2 veces al año 15 días. Y que en ese tiempo que yo esté ausente, ellos (La entidad que emite el contrato) tienen la facultad de rentarle mi cafetería a otra persona, eso lo dice el papel, y otras cosas más.
Está claro que cuando yo firme ese contrato dejaré de ser el dueño de la cafetería.

Todo esto me inquieta muchísimo, y en mi zona todos los cuentapropistas están disgustados por ese contrato, me parece que el objetivo no es apretarnos más ¿O sí?

Nosotros tenemos que cumplir con todo el mundo ¿Y quién cumple con nosotros?

Al inicio de las actividades por cuenta propia se nos ofreció un mercado mayorista, pero hasta ahora no hemos visto nada, estamos resolviendo las materias primas por nuestros propios medios. Y sin embargo nos exigen y más y más.

quiosco-otravista-terminal-stgo-vegas
El quiosko de Ernesto esta en frente el camión verde.

A partir de todo esto pregunto:

1 – ¿Cómo me garantiza ese contrato treinta días de vacaciones si la ONAT no me libera del pago de los 12 meses anuales, ni conoce de este contrato?

2- ¿Cómo se puede exigir a un cuentapropista un horario de trabajo y días de trabajos en la semana si este no tiene mercado que le garantice ni el más mínimo de materia prima? ¿Qué sucedería cuando me falte una materia prima con la que yo elaboro mis productos, porque está claro en el contrato que a los 7 días de mi ausencia pierdo el contrato?

3- ¿Acaso la empresa de comercio tiene disponible plantilla de custodio para garantizar la seguridad y almacenamiento de nuestros bienes, como así lo dice el contrato? ¿Y quién se perjudica si no es así? ¿Acaso si la empresa no cumple su parte, nosotros podemos terminar el contrato sin que se nos afecte o peligre nuestra posición en el área de venta?

4- No creo que este contrato tenga por qué ser igual a aquellas cafeterías estatales que sean arrendadas ya con todas las condiciones creadas a las de aquellas personas que Planificación Física le dio un espacio o superficie y por sus medios y esfuerzos fabricaron y crearon sus propias condiciones. Por ejemplo: yo me gasté en mi cafetería 8 000 pesos.

5 – ¿Quién correrá a partir de este contrato con el mantenimiento de las áreas? Porque hasta el momento llevamos tiempo pagándola diariamente y se nos exigen condiciones y pinturas.

6 – Cuando me refiero a la igualdad de los contratos, quiero decir que las cafeterías del estado rentadas a los trabajadores por cuenta propia, se le realiza una entrega e inventario el cual se debe respetar sin modificar, pero en el caso mío, yo que la construí con mis propios esfuerzos ¿por qué debo necesitar la autorización de ellos para internamente hacerle algún arreglo o acomodarla a mis necesidades sin violar las medidas higiénico sanitarias, disciplina y otras que sean necesarias?

Estas son las cosas que más me afectan, me gustaría una respuesta clara y objetiva ante esta problemática, porque hasta ahora me he dirigido a varias entidades que de una forma u otra tienen que ver con el asunto y no he visto solución, y está claro que este contrato no es para mi caso.

Sin otro asunto
Ernesto.
La Habana 11 de Mayo de 2014

 


12 thoughts on “Cuentapropista hace reclamo público

  • el 21 mayo, 2014 a las 10:07 am
    Permalink

    Bueno, hace dos días hablé con él y está en espera de un veredicto porque supuestamente el dichoso contrato debe estár firmado antes del próximo día primero del próximo mes. Ahora está en espera de la respuesta de la Directora de Gastronomía del municipio para discutir los términos del contrato, pero por “casualidad” ella se accidentó. Hablaron por teléfono le orientaron esperar que le llamen para discutir los términos del contrato.

  • el 15 mayo, 2014 a las 2:48 pm
    Permalink

    Isidro , pienso lo mismo, deben EXIGIR sus derechos, y cuantos más lo hagan mayor seria la presión y mejores los chances, pero.. Conociendo el paño veremos si se le escucha, y aún mejor si el gobierno entiende que esas tecnicalidades que ellos se inventan son ilegales, o sino que se re b elen (jeje), que ya es hora.
    Thanks !

  • el 15 mayo, 2014 a las 8:44 am
    Permalink

    ¿Sera que en el puerto de Mariel tambien hay jefes de area que exigen al inversionista extranjero entregar el negocio en vacaciones? ¿cuanto nos esta costando EL BLOQUEO INTERNO?

  • el 15 mayo, 2014 a las 5:58 am
    Permalink

    Miranda.

    Partamos del entendido de que todo reclamo ante una autoridad reviste algún tipo de rebelión (con “b”), porque el que plantea su inconformidad está cuestionando un juicio que se le pretende imponer, con o sin razón. En Cuba, ha sido hábito común por mucho tiempo aceptar numerosas disposiciones y úcases sin chistar. Hoy parece llegada la hora de plantar cara y exigir derechos y dirimir responsabilidades. Ahora, el que opte por callar verá que le pasarán carretas y carretones por encima. Que después no se queje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *