Cuba/disidentes: Aire acondicionado en el infierno

Por Álvaro F. Fernández (Progreso Semanal)

“Si en Cuba me hubieran hablado de la crisis que hay en este país, me hubiera quedado allá”.  – Disidente cubano que vive ahora en España

HAVANA TIMES – La vida debe estar mejorando en el infierno. Sé con toda seguridad que algunos lugares allí tienen aire acondicionado.

No estoy tratando de bromear con la situación a la que actualmente se enfrentan más de 100 disidentes cubanos y sus familias que en 2010 fueron trasplantados a España, después de que la nación europea negociara su salida de prisión.

Pero hay algo que aclarar. En especial cuando uno considera que en Miami viven tantos que, por ejemplo, propugnan una diaria letanía de que Cuba es un infierno en vida.

Ahora resulta que es  mejor vivir en este Hades caribeño que en España, un país empantanado en una horrible economía que hace que el Inferno de Dante sea un chiste. En especial si uno no pertenece al 1 por ciento que el movimiento Ocupar Wall Street hizo famoso.

Quisiera que hubiera una solución. Me disgusta ver sufrir sin necesidad a la gente. En especial cuando hay niños implicados. Y en el caso de los disidentes en España, hay muchos niños y otros miembros de la familia en una situación desesperada. Muchos de ellos sin dinero, comida ni vivienda.

Y ahora algunos están pidiendo regresar a Cuba, la cual, según mis compatriotas aquí en Miami, es el equivalente del infierno.

Lo hace a uno pensar…

Y contemplar: rápidas preguntas y pensamientos surgen en la mente:

  • Si los derechos humanos son realmente el asunto, ¿por qué los que se lamentan de la falta de ellos en Cuba no ayudan a los aproximadamente 700 cubanos en España?
  • ¿No sería la situación ideal para los muchos grupos e individuos que reciben financiamiento de manos del gobierno norteamericano por su “trabajo en Cuba” que empleen los millones recibidos en ayudar a sus compatriotas que se encuentran en tan precaria situación en España?
  • En vez de insistir en derrochar millones y millones en Radio y TV Martí, que solo sirven para crear empleos y acólitos políticos en Miami para los que piensan como Díaz-Balart y Ros-Lehtinen, ¿se ha pensado por un momento usar ese dinero para ayudar a esos cubanos en España?

(Cincuenta millones de dólares repartidos durante cinco años en cheques mensuales para 700 cubanos tocarían aproximadamente a $1 200 dólares cada mes para cada uno.)

  • ¿Dónde están esos disidentes tan expertos en manipular a los medios, algunos de ellos viajando por el mundo y recibiendo gordos cheques por sus campañas de derechos humanos? ¿Por qué han mostrado tan poco interés, o ninguno, en nuestros hermanos y hermanas que sufren tan mala suerte en España?

Estoy seguro de que a nuestros lectores se les pueden ocurrir otras preguntas de este tipo.

El hecho es que Cuba tiene sus problemas. Muchos. Pero no es el infierno viviente que algunos quieren hacernos creer. Y respaldada principalmente por dólares norteamericanos (¡nuestros dólares de los impuestos!), existe en la actualidad una campaña de más de 50 años para demonizar cualquier cosa que parezca relacionada con Cuba y su sistema. La prensa tradicional ha ayudado a mantenerla.

Y más de 700 seres humanos que ahora están estancados en España sin ningún lugar a dónde ir son simplemente daño colateral. Los empleados a sueldo del imperio que impulsan esta guerra de mentiras y medias verdades. Ellos se sienten obligados a usar a estas personas y luego desecharlas cuando ya no sirven como propósito propagandístico.

Así que para responder a mi propia pregunta, la razón por la que se demuestra poco interés por los disidentes cubanos en España es que ya no sirven de nada. Cumplieron su propósito hace unos pocos años. Ahora, en lo que concierne a muchos, mientras menos oigamos de ellos…  mejor.
—–
Para leer articulo relacionado en Progreso Semanal, haga clic aqui:A la puta calle


9 thoughts on “Cuba/disidentes: Aire acondicionado en el infierno

  • el 20 mayo, 2013 a las 12:04 pm
    Permalink

    Ja, ja…imaginé que alguien se iría por las ramas…Nada que ver con lo de Bolivia…Observa que no he mencionado la posibilidad de que los cubanos cambien, o decidan mantener, su actual gobierno y/o sistema. Lo que digo es que tal como EEUU propone la solución, es como si le dijera al ahorcado: te voy a colgar pero no puedes patalear. Lo que se precisa es romper esa lógica diabólica de causa y efecto. No pierdas de vista que las sanciones de EEUU se aplicaron ante todo por las nacionalizaciones y la amenaza comunista. Hoy no hay comunismo internacional y de las nacionalizaciones ya ni se acuerdan. Pero ahora exigen que Cuba restituya todos los derechos ciudadanos a cambio de aflojar la amarra. ¿A qué te suena esta metamorfosis? Y no es que yo, como tantos otros cubanos, no anhele esos derechos. Desde luego que deberán reimplantarse. Sólo que en Washington necesitan convencerse de que no están invitados a la fiesta. ¡Que acaben de sacar las manos de la tarta!

  • el 20 mayo, 2013 a las 11:00 am
    Permalink

    A ver si te sigo Isidro,

    Los Estados Unidos buscan un cambio de gobierno en Cuba,

    por tanto …

    los cubanos no tienen derecho a buscar un cambio de gobierno en Cuba.

    Siguiendo esa lógica como Cuba mandó guerrillas armadas a Bolivia, los bolivianos no tendrían derecho a cambiar su gobierno.

  • el 20 mayo, 2013 a las 8:25 am
    Permalink

    Es que este programa de ayuda del Gobierno de EEUU a la disidencia nació torcido. Observen la ecuación que EEUU le plantea a Cuba: te niego todo acceso financiero a mis organismos, incluidos créditos de todo tipo y transacciones, además de perseguir hasta las remesas de tus ciudadanos en terceros países, y así se mantendrá hasta que tuerzas el rumbo según mis deseos. Pero a cambio espero que tú aceptes el dinero contante y sonante que mis instituciones estarán entregando con frecuencia y fluidez a todo aquel ciudadano tuyo que haga lo posible por echar abajo tu orden establecido. Como que suena a pelea pareja ¿verdad?

  • el 20 mayo, 2013 a las 12:30 am
    Permalink

    Mige

    Es abusivo juzgar a todo un colectivo de 500 personas por una frase desafortunada de solo una de ellas.

  • el 20 mayo, 2013 a las 12:29 am
    Permalink

    Álvaro,

    La inmensa mayoría de los presos políticos cubanos y sus familiares que fueron a España se han integrado bien y no tienen ningún deseo de volver a Cuba. Cuando llegaron les dieron el estatuto de refugiado político, les garantizaron sanidad y educación gratuita y les facilitaron 880 euros mensuales. Esas ayudas supusieron un gasto de 2,5 millones de euros anuales. Esas ayudas que son mucho más generosas de lo que tienen la mayoría de los parados españoles, no pueden durar eternamente. Si se entregasen a los miles de refugiados políticos que llegan cada año a España, el país se arruinaría.

    España está siendo mucho más generosa con los refugiados políticos cubanos de lo que ha sido Cuba con los refugiados políticos españoles.

    Por otra parte, querido Álvaro, no se puede tomar una declaración puntual de un solo refugiado político cubano y considerarla como el punto de vista de todo un colectivo, particularmente cuando esa declaración no es más que una forma de presionar a la opinión pública española para que se eternicen unas ayudas muy generosas.

    En otras palabras, no se puede acusar a los disidentes de mentir en todo, salvo en las declaraciones que benefician al castrismo.

  • el 19 mayo, 2013 a las 11:10 pm
    Permalink

    Bonita frase y muy “original” – “Los empleados a sueldo del imperio…”. El escriba de este parrafal es entonces uno de los “mendigos a sueldo de la mafia octogenaria de Biran”, condenado a mentir e insultar de por vida.

  • el 19 mayo, 2013 a las 2:56 pm
    Permalink

    Esos disidentes fueron lanzados a España casi sin la opcion de escojer entre la libertad donde fuese o seguir en la carcel. El gobierno de españa se presto a este ultraje sin pensar que crearia estos problemas. En un pais con un nivel de desempleo enorme y con una ayuda extremadamente limitada a los recien llegados era logico que los disidentes protestaran, antes que disidentes son personas con familias que necesitan mantener. Los muchos de ese grupo que ya estan en USA todos estan trabajando y los niños en las escuelas. Preguntales a ver si desean regresar a Cuba.

  • el 19 mayo, 2013 a las 12:55 pm
    Permalink

    Creo que el tema aquí está bien claro : no se hablan de los que se tiran al mar, sino de los que estuvieron presos en la isla para defender un país “anti-derechos-humanos” cuando, en sociedades “democráticas”, están siendo expulsados a la calle y dejados al abandono. El artículo cuestiona -y a mi entender, muy justamente-, la falta de humanismo detrás de las campañas de los disidentes. Lo usan, y cuando dejan de ser de interés mediático, los convidan al destierro público. El hecho de que un disidente haya dicho tal cosa (“si hubiese sabido que…”) demuestra que en Cuba no debe haber estado tan mal, como para desear regresar. En esto hay un problemita de lógica, no? Esa es la diferencia de cuando luchas por convicción y cuando lo haces para resolver tus necesidades. Martí se fue al extranjero a recaudar dinero para lanzar un lucha, en la clandestinidad. El disidente cubano es disidente y emigrante económico.

  • el 19 mayo, 2013 a las 11:32 am
    Permalink

    Necesito un poco de tiempo para contestar a tantas inepcias reunidas en tan pocas lineas pero prometo hacerlo….solo un cubano puede escribir esas cosas y evidentemente un cubano totalmente adoctrinado. La mejor prueba de que Cuba es un infierno es que hay gente que se tira todos los dias a uno de los mares mas peligrosos que haya para buscar una vida digna…cuan desesperado tiene que estar un ser humano para hacer eso??? Eso me preguntaba yo antes de conocer Cuba. Ahora entiendo, tirandose al mar tienen una esperanza, por muy minima que sea, de alcanzar un futuro mejor a nivel personal, profesional, social y claro esta de disfrutar de las libertades que ofrece un pais democratico. Sin embargo, en Cuba no ven niguna esperanza….lo ultimo que se pierde es la esperanza dicen pues en Cuba ni los jovnes tienen esperanza …Cuba es una maquina de destruir la humanidad que hay en cada cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *