Cuba y su nueva Ley de Inversiones: del desarrollo sostenible al neoliberalismo

Yasser Farrés Delgado*

Industria.  Foto: Juan Suárez
Industria. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — El pasado 16 de abril el gobierno cubano decidió publicar la nueva Ley de Inversiones, tres semanas después de aprobada por la Asamblea Nacional. Aprovechó la Semana Santa, fecha en las que los medios de comunicación internacionales están centrados en cuestiones festivo-religiosas que acaparan casi todos los espacios de información. ¿El parecido con las estrategias de ciertos gobiernos europeos para decretar las medidas más impopulares en días festivos, es pura coincidencia?

Hago esta pregunta para motivar la reflexión, aunque ahora me centraré no en las estrategias de comunicación sino en la esencia del discurso comunicado; cuyo primer “POR CUANTO” dice:

“Nuestro país ante los desafíos que enfrenta para alcanzar un desarrollo sostenible puede, por medio de la inversión extranjera, acceder a financiamiento externo, tecnologías y nuevos mercados, así como insertar productos y servicios cubanos en cadenas internacionales de valor y generar otros efectos positivos hacia su industria doméstica, contribuyendo de esta manera al crecimiento de la nación.”

Quienes tengan alguna experiencia como investigadores(as) pueden reconocer que esta es la hipótesis científica del proyecto del gobierno cubano. De ella discutiré lo que, entiendo, es su principal categoría de análisis: el “desarrollo sostenible”.

El “desarrollo sostenible” viene siendo la categoría central desde los “Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución” (2011). Es un concepto asumido como axioma que no necesita verificación y es una verdad absoluta.

Sin embargo perspectivas progresistas como las de la Ecología Política o la Teoría del decrecimiento, enfrascadas en promover una sociedad global más justa y compatible con la lógica de la naturaleza, hace mucho que lo han puesto en entredicho, demostrando que este ‘desarrollo’, aún con el apellido “sostenible”, no es más que lo mismo. ¿No conocen esto los economistas cubanos?

Como explica Serge Latouche en su libro “Sobrevivir al desarrollo. De la descolonización del imaginario económico a la construcción de una sociedad alternativa”—¡escrito en 2004, hace una década!— el concepto “desarrollo sostenible” está en la línea de conceptos como “desarrollo”, “desarrollo humano”, “desarrollo local” y otros que representan la impostura desarrollista.

Terminal de contenedores de Mariel
Terminal de contenedores de Mariel

En ese sentido el autor nos advierte que, así como en Europa el “socialismo” fue una esperanza en nombre de la cual unos hombres valientes y generosos se sacrificaron pero también sacrificaron a generaciones y generaciones para construir un futuro radiante, lo mismo ocurrió con la esperanza del “desarrollo” en los países del “Tercer Mundo”.

El “desarrollo” — explica Latouche– es una esperanza sospechosa en sus orígenes y sus fundamentos, ya que fueron los occidentales quienes la llevaron consigo a los países que antes habían colonizado; es una esperanza que los dirigentes y las élites de los países nuevamente independientes presentaron a sus pueblos como la solución a sus problemas. El proyecto desarrollista era incluso la única legitimidad confesada de las élites en el poder.

“Los responsables de los jóvenes Estados estaban ligados a contradicciones indisolubles. No podían rechazar el desarrollo ni construirlo. No podían, en consecuencia, ni rechazar introducir, ni lograr adaptar todo lo que forma parte de la modernización occidental: la educación, la medicina, la justicia, la administración, la técnica. Los frenos, los obstáculos y los bloqueos de cualquier naturaleza, tan queridos por los expertos economistas, hacían poco creíble el éxito de un proyecto que implicara acceder a la competitividad internacional en la época en que se preparaba la hiperglobalización actual, es decir la guerra económica generalizada” [pág.10]

Repasando este libro, escrito hace una década sobre cuestiones que iniciaron 50 años antes, parece que está escrito sobre lo que acontece en Cuba hoy. Es una muestra más de cuan retrasados y ajenos están los políticos y tecnócratas de los enfoques anticapitalistas más actuales. Desde mi punto de vista, este alejamiento es voluntario, pues sí conocen bien las políticas desarrollistas que dictan el FMI o el Banco Central Europeo.

Planta de hormigón.
Planta de hormigón.

Comprender todo lo que está detrás de concepto “desarrollo sostenible” requiere de un espacio más largo del que puede ofrecer un post. En ese sentido, para motivar el debate, sólo recordaré, como señala Serge Latouche, que detrás de la promoción de conceptos como “desarrollo sostenible” (presentado en la conferencia de Río de 1992), “desarrollo socialmente sostenible” (promovido en la Cumbre de Copenhague 1995) o “desarrollo humano” y “desarrollo local” (propuestos por el PNUD) siempre han estado instituciones económicas transnacionales cuyo fin es el desarrollo “puro y duro”.

Como ejemplo Latouche menciona el papel del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional; o el World Business for Sustainable Development, cuya fusión con la Cámara de Comercio Internacional dio origen al Business Action for Sustainable Development (BASD), que formaría un lobby de 163 empresas multinacionales –entre las que se contaban AOL-Time-Warner Areva, Michelin, Suez, Texaco, Dupont—, presentes en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible en Johannesburgo 2002.

¿A quién, entonces, le interesa el “desarrollo sostenible” cubano? ¿Es casual que la ley de inversiones extranjeras, o más concreto, proyectos como el puerto de “El Mariel”, estén pensados para negociar con las grandes empresas? ¿Una transnacional brasilera es menos imperialista que una norteamerica?
—–
(*) Architect (Havana, 2003). Lecturer at the Faculty of Architecture of the Polytechnic University José Antonio Echeverría (Havana, 2003-2007). PhD in Urbanism Planning and Environment (Spain, 2013).



14 thoughts on “Cuba y su nueva Ley de Inversiones: del desarrollo sostenible al neoliberalismo

  • “¿Una transnacional brasilera es menos imperialista que una norteamericana?” Supongo que se trata de una pregunta retórica. ¿No es cierto ejecutivos de United Fruit Co., ITT, Chiquita Brands y sigue por ahí pa’ llá…?

  • Isidro, siguen por ahí pero con otros nombres. A la ITT la partieron en 6 pedazos producto de una ley anti-monopolio. Mamita Yunai ahora se llama King Ranch, etc. Los nuevos han dejado pequeños a los de antes, Blackwater, etc.
    Oye, ¿que le paso a tu articulo de Periodismo y Nación?

  • Allá el idiota que les creyó la muela, y sigue insistiendo en que en Cuba se construye el socialismo. Cuba jamás ha sido un país socialista, ni lo será

  • Buen cuestionamiento del autor. La realidad es que los “actualizadores” saben que el socialismo de estado está fracasado, pero quieren seguir al mando del pais, de la politica y la economia y no les queda otra que pretender hacerlo como nuevos capitalistas, pero no pueden aceptar eso pública y transparentemente, por razones obvias. Entonces hay que inventar conceptos o tomar prestadas ideas, como esa del desarrollo sostenible, actualización del modelo, y otros para tratar de seguir ocultando la dura realidad.

  • Tony:

    Estoy consciente de que todos esos conglomerados han debido evolucionar, haciendo sus práctica habituales de antaño un poco menos aciagas, para ponerse a tono con los tiempos, amén de tener a la fuerza que renunciar a su antigua condición de monopolios incontestables. Pero usé las denominaciones originales, pues con esas fue que sacaron del camino a tipos molestos como Jacobo Arbenz o Salvador Allende, a la vez que conjuraban cualquier movimiento sindicalista o contestatario en los países donde se asentaron por décadas. Por eso me parece risible la comparación del autor entre una transnacional brasileña y una estadounidense.

    Sobre mi reseña/entrevista:

    He visto que sorpresivamente fue lanzada a los “files”. Como dice esa frase inglesa que me encanta: “was suddenly whisked away”, y justo cuando me preparaba a iniciar un promisorio y suculento diálogo pos-publicación entre Pepe Ortiz, Miranda, tú y yo (ver https://havanatimesenespanol.org/?p=95260). En todo caso, puedes referir las dudas el editor, pues “donde manda capitán, no manda soldado”.

    Sí me pareció, y por eso propuse el tema, que este libro podía dar pie a un constructivo intercambio – con un poco más de sosiego que las habituales broncas que generan muchos posts- , pues con él teníamos la oportunidad de seguir abordando el ya discutido – pero para nada agotado – asunto del “nacionalismo revolucionario” en la Cuba de ayer, hoy y el futuro -. También tocar el necesario reposicionamiento de la diversidad de pensamiento en la actual sociedad cubana, así como el papel que le tocará jugar en la cultura y en la política futuras de la Isla a ese empresariado criollo (a propósito de El Encanto) que hoy apenas balbucea, pero que tendrá que seguir creciendo por necesidad histórica y práctica. Creo que todo esto que comento se aviene perfectamente con la consigna de HT de “escribir desde (o sobre) Cuba sin prejuicios”. En fin, tendrá que ser en otra ocasión.

  • Los llamados “socialistas” se pueden dividir en dos grupos.

    Los que se cogieron el poder bajo el titulito y viven como los millonarios que tanto critican, y los guanajos que los aplauden y no comen hierba de milagro.

    Los primeros son especialistas en discursos grandilocuentes que no dicen nada y que solo se tragan los segundos.

    Solo un IMBECIL puede creer en un sistema que abiertamente declara necesitar al otro que supuestamente quieren derrotar por ser inferior, mas injusto y una lista larguisima de cosas malas malitas.

    Deberian gritar sanguijuelismo o muerte. Es mucho mas sincero y describe mejor a la porqueria de sistema que tienen impuesto en cuba.

  • De Capitalismo Cruel (Socialismo Cubano) a Capitalismo Cruel (Cuba Abierta a la Inversion Extranjera). Pobres victimas.

  • Aqui en HT esta pasando algo raro, que voy a ilustrar con un ejemplo: si un religioso enuncia las tres leyes del movimiento de Newton como validas, atras le contesta un ateo que eso es falso y malintencionado. Quiero decir que la verdad no depende de quien la diga, aunque sea usada con distinto proposito. Creo que el post habla de una realidad a la que tanto gobiernos asi como transnacionales tratan de adaptarse, ahora bien la teoria del decrecimiento economico puede provocar la desaparicion de al menos dos tercio de la humanidad, o puede provocar un desastre ecologico mayor . Hoy dia la mayoria de la poblacion vive en ciudades. Se imaginarian ustedes 6mil millones de personas haciendo vida en comunidad , diseminados por cada km cuadrado del planeta, no quedara ni piedra.

  • De acuerdo. El tema quedo pendiente y tu enfoque me parece correcto. Sera en la próxima. Aquí todo esta ínter-relacionado.

  • Esta es la mima ley del 95 retocada… no se calienten …. la misma mentira …. el dia que te quieran confiscar algo lo haran y te invitaran a un juicio que sera tan caro y durar tanto que desistiras
    Por otro lado el tema es que vieron que la gallina d elo huvos de oro la que mantuvo cuba desde el 2000 hasta hoy esta enferma y hay que urgente buscar otra via ya que esa “””gallina””” llamada Republica Bolivariana de Venezuela tiene cancer que puede sobrevivir años o dias, pero com todo cancer un dia esa gallinita morira y ahora el gobierno muy inteligentemente para que no le pase lo del 91 esta poniendo el parche antes que salga el grano … bueno el grano ya salio … antes que se infecte mas….
    En la historia de Cuba solo fue libre economicamente antes de 1492 y entre 1991 al 2000 que se engancho del cueyo de Venezuela, pero del 93 (que toco fondo) al 2000 cuba salio SOLA, presisamente con aquella precaria ley de inversion, apertura de turismo, implantacion de firmas extranjeras etc a la cual le hizo una guerra cuan descubrio que podia ser mantnida por venezuela y vender medicos

  • Felicidades el mas escueto y mejor comentario … sin menos presiar otros…. en pocas palabra a dado en el clavo

  • A propósito:

    Me pareció más que oportuno que introdujeras el tema del derecho al acceso de cualquier cubano a los documentos guardados en instituciones públicas. Eso por sí solo da para un debate…

  • Luis: tu visión de la teoría del decrecimiento es demasiado simplista. Ese es el argumento simplista de quienes no reconocen que tenemos que renunciar al crecimiento ilimitado porque sólo tenemos un planeta. No se trata de vivir todo el mundo en aldeas, se trata de diversificar los tipos de asentamientos humanos y hacerlos eco-lógicos (que no es lo mismo que sostenible). Se trata de que mientras hay personas sin viviendas, otras tienen dos o tres (incluso más) propiedades que prácticamente no se utilizan pero cuyo impacto ambiental es enorme (las famosas urbanizaciones de segunda residencia). Se trata de que unos tienen propiedades de miles de metros cuadrados y otras personas tienen 10 m2 o menos. Y más cosas…

  • Me sorprende la respuesta; cuantos km 2 piensan rescatar satanizando a los ricos?, Ademas , hablamos de distribuir agua , alcantarillado ,electricidad, comida , transporte, gobierno, justicia policias bomberos, educacion , salud ,etc; y la distribuicion de todo eso es mas facil hacerla en alta densidad poblacional ,como ciudades y pueblos . Me parece que quienes pecan de simplista ademas de romanticos son ustedes, esa supuesta economia ecologica y decreciente , puede ser mas destructiva del medio ambiente que la actual. Ejemplo de economia decrecida y la poblacion viviendo de lo que da el medio ambiente directamente es Haiti, un pais que perdio la vegetacion y el suelo , cordilleras enteras de montanas en roca viva. Si me dijeran , hacer ecologica la economia sostenible , eso ya es otra cosa. Si fueramos 50 0 100 milones de habitantes , les daria la razon 100% ; pero somos 6600 millones .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.