Cuba y Estados Unidos de cara al 2016

Jesús Arboleya  (Progreso Semanal)

Un diplomático estadounidense saluda a un trabajador cubano en la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 20 de julio de 2015, día de la ceremonia de reapertura de la embajada cubana en Washington. Ese día, en La Habana, los diplomáticos celebraron el acontecimiento regalando banderas norteamericanas a los trabajadores a su llegada a las oficinas / CNN.
Un diplomático estadounidense saluda a un trabajador cubano en la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 20 de julio de 2015, día de la ceremonia de reapertura de la embajada cubana en Washington. Ese día, en La Habana, los diplomáticos celebraron el acontecimiento regalando banderas norteamericanas a los trabajadores a su llegada a las oficinas / CNN.

HAVANA TIMES — Se avecina un año de elecciones generales en Estados Unidos y todo acto político será mirado a través del prisma de la conveniencia electoral. El tema de Cuba no escapa a esta condicionante, especialmente en lo que se refiere a las acciones del gobierno respecto al avance de las relaciones entre los dos países.

Restablecer relaciones con Cuba constituyó un éxito rotundo para la administración Obama, hasta el punto de que, salvo la extrema derecha cubanoamericana, ningún otro sector político se ha opuesto con firmeza a esta decisión.

Hasta ahora, el tema de Cuba apenas ha estado presente en los debates electorales. Resulta bastante obvio que los republicanos lo evitan para no sacar a flote sus contradicciones internas y los demócratas debido a todo lo contrario, ya que no es un asunto de disputa entre los contendientes.

No obstante, los demócratas, en particular el gobierno, lo ha explotado mediáticamente a sabiendas de que cuenta a su favor. Fue un asunto destacado por el presidente y el secretario de Estado en sus mensajes de fin de año e incluso se habla de que Obama tiene intenciones de viajar a Cuba, antes de que finalice su mandato, presumiblemente en marzo durante una gira.

Sin embargo, esto no asegura que la administración esté dispuesta a dar pasos decisivos en los problemas fundamentales que restan para continuar  el proceso de normalización de las relaciones.

Respecto a asuntos como la devolución de la Base Naval de Guantánamo y la adecuación de la política migratoria hacia Cuba, dos temas priorizados en la agenda cubana, ya el gobierno de Estados Unidos manifestó su decisión de mantener inalterada su política. Esto determina que es en el campo de la aplicación del bloqueo económico, donde se decide la real voluntad del presidente Obama de consolidar su política hacia Cuba.

Como se conoce, el levantamiento total del bloqueo –“embargo”, según la terminología norteamericana– depende del Congreso y difícilmente antes de las elecciones será posible encontrar consenso para eliminar la compleja madeja de leyes que lo regulan.

John Kerry en su visita a la cancillería de Cuba.
John Kerry en su visita a la cancillería de Cuba.

Quizás a lo máximo a que puede aspirarse en este contexto, es lograr que se levanten las restricciones de los viajes de norteamericanos en calidad de turistas a Cuba, así como que se aprueben enmiendas que faciliten el comercio en el sector agroalimentario, especialmente la posibilidad de conceder créditos y otras facilidades a la parte cubana. Si esto ocurriese, serían importantes pasos de avance, pero la dinámica del propio proceso electoral y la polarización existente en el Congreso dificultan asegurar su materialización.

La real capacidad de consolidar lo alcanzado radica en la voluntad del presidente para hacer uso de sus facultades ejecutivas con vista a atenuar el impacto del bloqueo –una política que el propio Obama ha criticado– y ello de nuevo nos remite al análisis de la ecuación electoral.

Evidentemente, Obama no quiere hacer algo que sea interpretado como “concesiones gratuitas” a Cuba, lo cual ha sido el centro de las críticas de sus opositores, y ha dejado bastante claro que nuevos avances dependen de los “cambios” internos que realice la parte cubana.

Tal posición rompe con la premisa igualitaria que ha caracterizado las negociaciones y coloca a Cuba en la situación imposible de aceptar poner en entredicho cuestiones esenciales de su soberanía, a cambio de acciones que solo pueden tener un carácter unilateral por parte de Estados Unidos, toda vez que son unilaterales las medidas adoptadas por ese gobierno contra la Isla.

Es cierto que son muchas las presiones que instan al presidente a consolidar la política hacia Cuba y estas exigencias a la parte cubana pueden quedar en el campo de la retórica, por lo que no es descartable que se tomen algunas nuevas medidas ejecutivas para flexibilizar el bloqueo –sobre todo si se concreta el interés de Obama de viajar a Cuba– pero al final todo depende de la relación costo-beneficio con que sean calculadas sus acciones desde el punto de vista electoral.

Otro factor que puede influir en estas decisiones es su complejidad legal y el temor de la administración de que alguna medida ejecutiva pueda ser interpretada como una violación de la ley y cuestionada en los tribunales por sus adversarios. Imagino que los abogados del gobierno están inmersos en interminables discusiones al respecto y ello puede paralizar o limitar las decisiones del presidente.

Con razón, algunos analistas plantean que si Obama no avanza en la adopción de nuevas acciones ejecutivas, en particular autorizar el uso del dólar en las transacciones financieras y comerciales, afectaría el interés de los sectores económicos y limitaría el impacto real de las medidas adoptadas, restando impulso a su política y poniendo en peligro lo que es considerado uno de los principales “legados” de su administración.

No estoy seguro que el legado del primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos dependa de la política hacia Cuba –ni de cualquier otra política–, sino que radica precisamente en esta condición y lo tiene asegurado desde 2008, aunque cualquier éxito va a influir en su evaluación histórica y la política hacia Cuba se inserta en esta lógica.

El asunto es adivinar si Obama se siente o no satisfecho con lo alcanzado hasta ahora o está dispuesto a correr los riesgos que implica blindar esta política y hacerla irreversible, así como si este criterio es compartido por quien el resulte electo como candidato demócrata en las próximas elecciones.

Otro problema que resultará básico en la política que adopte el gobierno de Estados Unidos respecto a Cuba este año, será la visión que se tenga de la situación cubana.

Aunque el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos ha facilitado la inserción de Cuba en el mercado mundial y ampliado sus relaciones internacionales, la crisis económica global y la reversión coyuntural que se observa en los procesos progresistas en América Latina, especialmente en el caso de Venezuela, plantean una situación económica muy compleja que se refleja en los pronósticos de crecimiento para este año.

Tal situación puede animar el interés norteamericano de “negociar en sus propios términos” y mantener las presiones hacia el país, limitando la adopción de nuevas medidas encaminadas a flexibilizar el bloqueo económico.

Otra vez, la variable más importante en esta dinámica será la capacidad cubana para enfrentar la situación que se avecina. El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, a celebrarse en abril, será un momento determinante para encauzar las transformaciones que requiere el modelo económico y articular el consenso interno alrededor de las mismas, definiendo el rumbo que tomará el país en los próximos años, lo que será decisivo para el futuro de las relaciones con Estados Unidos.


10 thoughts on “Cuba y Estados Unidos de cara al 2016

  • el 7 enero, 2016 a las 3:43 am
    Permalink

    Que hacer por Nuestra Patria???

    Levantar incondicionalmente el embargo economico y financiero estadounidense a nuestro pais y abrir un espacio de negociacion con el fin de restablecer las relaciones entre las dos naciones(Cuba-EE.UU.), con la Union Europea y contribuir directamente a lograr la prosperidad y la plena libertad del pueblo cubano(en especial e inmediatamente la de nuestros Hermanos que sufren innecesarias prisiones por sus ideas y pensamientos)., no hacer esto sencillamente sigue siendo ANTI-DEMOCRATICO!, entonces???.,no hacer esto tambien significa: …, …, y seguir premiando a otros individuos no menos intransigentes que los Castro, yo diria en nada se diferencian, Por otro lado, esos grandes luchadores por la democracia fuera de Cuba, “han convertido su aventurismo politico en un inescrupuloso instrumento de subsistencia economica y un metodo populista de promocion politica”, y a la vez y a la par con sus similares Castristas nos “han perpetuado en una vana e inutil confrontacion”, que desde luego le permite a un insignificante en cantidad porciento de nuestro pueblo “vivir con dignidad”, tanto en la izquierda como en la derecha, mientras la inmensa mayoria de nuestro pueblo clama CAMBIOS, clama TOLERANCIA, clama DIALOGOS entre nosotros, por tal de ponerle fin a sus diarios, increibles aveces y por tanto heroicos sacrificios”, y este resultado de esa ‘gran’ lucha, es el que pone en tela de juicio constantemente a todos los que luchan y a aquellos que no lo hacen tambien. Entonces Hermanos Cubanos, si por nosotros expresar lo que pensamos dejamos mucho o poco que desear para alguien, no nos preocupa para nada en lo absoluto, ese no es nuestro objetivo, “Para el verdadero patriota No hay nada, ni NADIE, mas importante que la Paz, la Prosperidad y la Plena Libertad para Nuestro Noble Pueblo. Cuando asi lo interioricemos en nuestros corazones, no sera preocupacion alguna, quien es mas o menos importante que nosotros. En cuanto al mundo global, pues esta en constante cambio, el cubano, nuestro pequeño mundo, tambien cambiara, por Divina Voluntad!!!”.

    P.S: “…Estamos a favor de todo lo que proporcione cambio positivo para nuestro noble pueblo, en contra de todo lo que frene el progreso de nuestra nacion y tajantemente en contra de cualquier tipo de injusticia que ocurra con nuestros hermanos, apoyamos a toda iniciativa que no descarte el dialogo como via de solucion, las que no consideramos viables las respetamos y las invitamos a recapacitar, el Dialogo es el unico camino que deja ver un rayo de luz, despues de tanta oscuridad. meditar hermanos, que Dios nos bendiga a todos!!!”. 12.09.2013.

    ♥ ♥ ♥ “No quiero ser presentado de forma que se omitan los puntos negros de mi vida”. Nelson Mandela. Gloria eterna!

    ♥ ♥ ♥ Pero no eran todos, todos los cubanos,
    los enmascarados, los indiferentes:
    ¡Había cubanos con una quemante estrella en las manos,
    abiertos los pechos, desnudas las frentes!.
    Jesus Orta Ruiz..

    (y) PAZ <3 FE (y) AMOR <3 ESPERANZA (y) PAZ <3 DIALOGO (y)

    B| **********Que Dios bendiga Nuestra Patria********** B|

    Autor: Cuba – Queremos Frente Ciudadano.
    Email: [email protected]
    Jose Miguel Lamoru Turro = Boris Cuba Moscu.

  • el 5 enero, 2016 a las 8:07 pm
    Permalink

    Cuba casi quiso “desaparecer” a los EU cuando la Crisis.de los Misiles y le ha provocado muchas crisis al pais del norte sr articulista por favor respeto para los demas. Sobre la tan cacareada soberania,es que acaso la soberania es de un gobierno/partido que no ha sido elegido por el pueblo que es el SOBERANO y el pueblo de Cuba ha sido excluido de todas las decisiones que toma la elite militar/burocratica. Este gobierno viola hasta sus propias leyes y viola su propia constitucion impunemente, entonces como vamos a hablar de soberania. El dia que demuestren que el pueblo apoya ese entuerto de gobierno mediante mecanismos democraticos entonces podran hablar en representacion del pueblo pero todo lo que hemos visto hasta ahora es la voluntad de retrasar todos los cambios necesarios para mejorar la precariedad del pueblo y evitar que sigan huyendo la juventud y las personas que tendran que enrumbar el pais cuando esa recua de ancianos iracundos sean derrotados por la parca.
    .

  • el 5 enero, 2016 a las 5:42 pm
    Permalink

    Hay que pedirle al jefe del departamento ideológico del Partido”Alfonsito”que eleve el nivel de los ciberjabas,(gracias Bobo por el preciso término) como el Sr Joaquin porque ya lo que escriben es puro estertor del ridículo.
    Sin argumentos, los que nos oponemos al gobierno es que andamos mal en “nuestras pasiones”, “la mayoría del pueblo” se esgrime sin haber hecho un referendum ni elecciones libres ni transparentes, y en 57 años el gobierno cubano no ha cesado de dictarle a los EEUU que tiene que cambiar su sistema.Empezando por los largos aburridos e incontinentes discursos de Fidel Castro, el delirante y megalómano mayor.
    Gracias Miranda y Bobo, por haber puesto al ciberjaba en su sitio: pura basofia.

  • el 5 enero, 2016 a las 5:34 pm
    Permalink

    Un largo tiempo desde 1-1-1959. Una vergüenza para cualquier pueblo vivir sin libertad, sin derechos, sin pan, emigrando. No honra a ninguna nación padecer una dictadura de un solo día, ni pensar la pena de 57 años.
    Una verdad tan nítida , que se diluye eso de soberanía nacional, y otros discursos chovinistas ( patrioteros).

    Los hermanos Castro y la historia de una isla y sus habitantes, en una suerte de botín de guerra, que los hermanos podían usufructuar a su antojo ( y no lo digo yo, ahí están los hechos), pues Fidel cuando se hartó de desgobernar el país, se lo entregó a Raúl como si fuera la finca Manacas que el padre de ambos tuvo en Birán. A quién o quienes consultaron, para esa entrega.

    El caudillo y su horda, han sido siempre el verdadero problema, no el desaguisado con EEUU, pues sin la subordinación absoluta de tantos secuaces,porque si los ha tenido, incluida la de su sucesor, no le hubiera sido posible conducir el país como a Manacas , y donde siempre primó la voluntad y los intereses del comandante eterno .

    El pudor se escabulló, huyeron con las buenas costumbres, y otras virtudes propias del cubano, y empezamos a vivir en la promiscuidad y la prostitución aceptada socialmente, robar, mentir, fingir, como un modo de vida, de salir adelante (no trabajando). La delación se convirtió en práctica social. Lo importante era resolver y sobrevivir, sin que importara lo que se entregaba en el empeño.Mientras la propaganda del régimen era, para el exterior, compadecido de “el cruel bloqueo” que Cuba y los cubanos estaban en la cúspide del progreso: pioneros en todos, medicina, seguridad social, educación , deporte, etc. y cuando cayó el muro de Berlín, el cubano empezó a sufrir y experimentar fracasos y constató mentiras, y los que se atrevieron a creer en el proyecto (muchos nunca creímos en el), se desilusionaron completamente.

    Cambiar el sistema no será fácil, y ese el verdadero reto, abatir los privilegios de la clase dirigente , lograr desterrar los vicios de la vencida esclavitud, rehacer al cubano, educarlo, valorizarlo, será como alcanzar las nevadas cumbres del Kilimanjaro.Pero más arduo será laborar para que los ciudadanos adquieran conciencia de sus derechos y deberes, amen y aprecien la libertad, y la democracia, el trabajo , la laboriosidad, depender de su decente esfuerzo, sin las migajas míseras del estado paternalista (socialista).
    Un empeño de titanes, si se considera que la mayoría de los cubanos, nacieron bajo la sombras, que hoy, obscurecen la nación.

    Dejar de culpar a otros, de nuestros fracasos, no es EEUU, es Cuba y los cubanos, los que hemos errado, y que tenemos que salir adelante, incluso, y a pesar de EEUU.

  • el 5 enero, 2016 a las 4:39 pm
    Permalink

    Y que tiene que ver Obama, el Congreso y el embargo, para que la dictadura castrista levante el embargo al pueblo
    Que el autor del post o algún ciber jaba puede aclararme las siguientes dudas?

    Un cubano no puede tener una empresa en Cuba como si la tienen los extranjeros por culpa de los USA?

    Un cubano no puede importar insumos para hacer crecer su negocio, generar más empleo y aportar al presupuesto nacional con los impuestos debido a los USA?

    Un grupo de cubanos no pueden asociarse e invertir unos millones en la cartera de proyectos del zar Murillo debido a los USA?

    Los cubanos no podemos asociarnos libremente en ONGs por culpa de los USA?

    Los cubanos no podemos presentar a la nacion un programa económico político y social diferente al fracasado socialismo totalitario y excluyente que ya lleva 57 por culpa de los USA?

    Acaso alguien puede garantizar que todo lo expresado anteriormente pueda hacerse realidad con el levantamiento del embargo de los USA y manteniendo el bloqueo interno de los Castro?

  • el 5 enero, 2016 a las 4:32 pm
    Permalink

    Joaquín, explíqueme cómo sabe que es la mayoría?.

    Eso es lo que creen los ilusos, porque los que tienen el poder saben muy bien que NO TIENEN EL APOYO de la mayoría. Que demuestren lo contrario haciendo elecciones libres y permitiendo que otras opciones tengan voz.

    Cuando se vea que en Cuba no meten presos y no apaleen al que piense diferente, cuando dejen de darle más derechos a un extranjero antes que a sus propios ciudadanos, y cuando dejen de ser sordos y ciegos a las necesidades del pueblo, entonces se creerá, mientras tanto se seguirá viendo el odio que este sistema siente por su pueblo.

    Pienso que la trova de que: “Cuba nunca ha tomado medidas con EU ni ha intentado cambiar su sistema” se le debe dejar a un pionerito de 8años.

    Otra cosa que me interesa saber es ¿cuál es el interés personal que una persona pudiera tener por no estar de acuerdo con una dictadura?.

    No será al revés?, que casi todos los “planteamientos” que salen de Progreso Semanal sean de cubanos que sí les interesa que se mantenga todo de la manera que está por intereses personales?, porque,,,, es como si estubiera oyendo a Aruca en sus tiempos, a Hugo Cancio o a Edmundo Garcia.

    Y los “análisis” de Arboleya están muy lejos de ser equilibrados u objetivos. Arboleya sabe que la soberanía nacional, como una gran prostituta hace rato se le ha vendido al mejor postor.

  • el 5 enero, 2016 a las 12:10 pm
    Permalink

    un articulo objetivo y equilibrado. sin embargo al ver el comentario anterior considero que algunos siguen ciegos y sordos (no la mayoría según las encuestas) con la misma retorica, Cuba nuca ha tomado medidas con EEUU ni ha intentado cambiar su sistema, planteamientos como el de esta sra. solo reflejan odio y rencor y su interés personal contra un sistema con el cual no le interesa convivir. Bien es su criterio pero no el de la mayoría, porque opina por la mayoría? pues objetivamente la mayoría esta en Cuba y sigue apoyando sus sistema y gobierno o sino que se lo pregunten a quienes quieren derrumbar la revolución. porque de todo han intentado.

  • el 5 enero, 2016 a las 11:18 am
    Permalink

    Creo que ya es bochornoso defender una supuesta “soberanía nacional” del gobierno cubano, cuando es inexistente la soberanía popular en Cuba.¿De cuál soberanía hablamos?El discurso oficial cubano incluído el del articulista tiene que cambiar. No se puede hablar de soberanía nacional si el gobierno cubano la utiliza para tener estancado al país y continuar y aumentar la represión contra el disenso. No se puede ser signatario de los Pactos de Derechos Humanos: económicos, sociales y culturales, civiles y políticos como lo es el gobierno cubano desde el 2008 y desentenderse de su aplicación en Cuba y no ratificarlo.
    Esta incoherencia e incongruencia del gobierno cubano obstaculiza toda actuación del presidente Obama en el Congreso y de paso nos tiene sumidos en el estancamiento y la regresión además del aumento de la represión.
    Creo que ya es hora de dejar de analizar un sólo lado de las negociaciones y asumir la responsabilidad de los dos gobiernos en el avance y retroceso de las relaciones con los EEUU.¿Quiere el gobierno cubano avanzar en las negociaciones?.Hasta ahora solo ha creado obstáculos y todo a nombre de un gobierno no elegido por la población cubana y que mantiene al país en el desastre económico y político de siempre. Lamento la “soberanía nacional” -consigna vacua- que defiende el gobierno no elegido, y no sirve para nada más que para empeorar la situación del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *