Cuba versus las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

Cuba desciende de la posición 119 a la 129 y se mantiene en la última posición en la región latinoamericana

Por Cubano del Este

IMG_1216
El desafío mas grande para muchos cubanos es la compra de alimentos. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — En Cuba, donde la mayor parte de la población tiene como desafío cotidiano poner un plato de comida sobre la mesa y cubrir los gastos de lo imprescindible para vivir más allá de los alimentos, el reciente informe elaborado por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), que califica a la Isla como el país más atrasado de Latinoamérica en cuanto a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) puede resultar intrascendente.

Sin embargo, las cuarteaduras en el cerco mediático de los últimos tiempos han creado un hambre tecnológica entre los más jóvenes difícil de calmar y, mucho menos, detener. Todo un desafío para una sociedad que practica la censura y la manipulación como medio de subsistencia.

El presidente cubano Raúl Castro en su discurso en las Naciones Unidas, durante la Cumbre de Desarrollo Sostenible y el anteproyecto de resolución contra el embargo que se presentó este año ante el mismo cónclave afirma que el «bloqueo» impide no solo el desarrollo de la nación, sino mejorar la infraestructura para tener una alta conectividad a la red.

Por polémico que resulte, aunque en alguna medida el embargo puede impactar negativamente a la economía de la Isla, parece ser más la vieja costumbre de poner la bola en el lado opuesto de la malla, que la realidad. Para ilustrarlo veamos algunos datos presentados por la UIT sobre Cuba:

– 11.23 de cada 100 cubanos tiene teléfono fijo.

– 22.48 de cada 100 tiene un contrato para uso de celulares.

– El ancho de banda por usuarios es de 462 (Bit/s).

– 12.90% de los hogares tiene una computadora.

– 4.12% de los hogares tiene acceso a Internet.

Cubanos cerca del Hotel Vedado usando el Wifi pagado. Foto: Juan Suárez
Cubanos cerca del Hotel Vedado usando el Wifi pagado. Foto: Juan Suárez

Para quienes viven fuera de la Isla parecería que ha sido el Gobierno estadounidense quien con sus restricciones y persecución de compañías que comercian con Cuba ha sumido a la población de este país en una acérrima miseria tecnológica.

Empero, quienes se adentren en su historia reciente recordarán que hace apenas unos años el Gobierno de la Isla prohibía la importación de reproductores VHS y DVD, teléfonos móviles y ordenadores personales; los cubanos tampoco podían acceder libremente a la telefonía móvil y la Internet, con excepción de lo extranjeros residentes en el país, funcionarios gubernamentales, artistas, periodistas y algunos médicos.

A pesar de la tímida apertura, el Ministerio de las Comunicaciones mantiene restringida la importación de no pocos dispositivos relacionados con las TIC, entre los más llamativos, cualquiera que se relacione con lo satelital.

En las cadenas de tiendas nacionales es imposible adquirir no solo una PC moderna (que en caso de hallarla su precio y calidad no se corresponden con las que se comercializan en el mercado informal), sino una memoria flash, una tarjeta micro SD o algo tan en desuso como un radio receptor.

Aun cuando Etecsa, única compañía operadora de telefonía móvil e Internet en el país, no es capaz de cubrir la demanda de móviles, se limita la cantidad que se puede importar, sumado a que las nuevas regulaciones aduaneras obstaculizan la entrada no solo de equipos de comunicación, también de no pocos electrodomésticos. Según declaraciones del Gobierno, todo esto es “para proteger el mercado nacional”, en el que además de un desabastecimiento crónico, los precios redundan sobre el triple y más de su valor en el exterior.

Por si fuera poco resultan costosas las líneas de telefonía móvil, el minuto de llamada, el correo nauta* y la Internet (más allá de las escasas salas de navegación y zonas Wifi) que restringen no solo el uso frecuente, sino el número de cubanos con acceso.

Aun cuando en las escuelas se multiplicó el número de ordenadores y la enseñanza de la Computación está presente en los planes de estudio, sumado a la existencia de los Joven Club de Computación, los equipos obsoletos, escasos para garantizar la interacción constante y el restringido acceso a la red de redes (en no pocos centros lo que existe es una versión denominada Intranet que permite solo el acceso a páginas cubanas o de contenido regulado) demuestran que son solo la excusa para eludir un interés irreal del Estado por acercar al ciudadano de a pie al mundo digital.

Mientras la cúpula gubernamental acusa a los Estados Unidos de la brecha tecnológica, varias empresas estadounidenses relacionadas con las TIC han manifestado su interés de establecer negocios con Cuba desde el 17 de diciembre, cuando se anunció la política de deshielo. Pero parece ser el propio Gobierno cubano el mayor obstáculo entre la tecnología, la Internet y los isleños.

Un reciente editorial del New York Times recomendó la alianza con empresas como Google para que los cubanos tengan, por fin, acceso a la red de redes. El rotativo añade: “Millones de cubanos podrían tener acceso a Internet a un precio moderado en cuestión de meses. Lo único que mantiene a Cuba en las tinieblas en plena era digital es la falta de voluntad política”.

El diario cubano Granma solo reproducirá los editoriales que concuerden con su retórica, pero solo 4.12% de los hogares cubanos (y muchos de ellos con una conexión muy lenta) tienen acceso a Internet, por tanto, el embargo ha servido esta vez para que unos pocos leyeran los puntos de vista del The New York Times dentro de la Isla.

(*) Existe la percepción entre los usuarios del correo de Etecsa nauta.cu que el servicio es económico, pues lo comparan con los 35 centavos de CUC de la llamada y los 0.9 centavos de CUC del SMS, sin embargo, está diseñado para descontar del saldo del teléfono a razón de un centavo por kb, en otras palabras, si usted envía una foto de 3 MB deberá tener no menos de 3.00 CUC en su teléfono móvil como saldo, superior al costo de una hora de conexión por valor de 2.00 CUC. Imagine que su correo Gmail le cobra no solo el tiempo que ya pagó usted por el acceso a Internet, sino un dólar por cada mega trasmitido o recibido……

 

4 comentarios sobre “Cuba versus las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

  • Excelente análisis y contundente. Lástima que este artículo tampoco llegue masivamente a todos los cubanos de la Isla. La mayoría no sabe por qué esta desconectado del mundo digital o sólo tienen la información falsa de la falta de infraestructura en el país.A la propuesta que ya hizo Google el gobierno de Cuba dijo que «no era prioridad» la conexión a Internet.

    Respuesta
  • Las tecnologias de la informacion llegaron para quedarse . No hay manera hoy en dia vivir sin ellas y pretender avanzar , no solo en el plano social, sino como individuo. La retranca puesta por el regimen solo traera que las nuevas generaciones, tecnologicamente casi analfabetas, se demoren mas en incertarse en el mundo moderno. Como dice el refran: tanto nadar (con tanta educacion gratis)para morir en la orilla (del analfabetismo tecnologico).

    Respuesta
  • Muy buena la denuncia. Si Raúl Castro dice en la ONU que los derechos humanos son una utopía, me imagino que libre acceso a Internet es la utopía de la utopía.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

El Lago Moraine, alimentado por glacieres, en el Parque Nacional Banff, Alberta, Canadá. Por Jeannie P. (Quebec, Canada). Cámera: iphone 6

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com