Cuba: Políticas que crean descontento

Equipaje full.  Foto: progresosemanal
Equipaje full. Foto: progresosemanal

HAVANA TIMES — Desde que el gobierno de Raul Castro anuncio con bombo y platillo la restaurada importancia del cuentapropismo y negocios privados en un nuevo despertar de la deprimida economía cubana, muchos han comentado sobre la necesidad de crear una red de tiendas mayoristas para suplir las necesidades de estos.

Sin embargo, hasta la fecha la esperada respuesta ha quedado en palabras forzando miles de cuentapropistas y pequeños negocios de buscar cadenas alternativas, legales (por importaciones de pasajeros) o ilegales (mercado negro) para poder trabajar.

Milena Recio, escribiendo para Progreso Semanal, nos trae un comentario irónico que cuestiona las nuevas políticas de Aduanas de Cuba, aparentemente diseñada para limitar las fuentes de abastecimiento de estas pequeñas negocios ahora permitidas en la isla.

El resultado, según personas consultados por HT, es crear disgusto innecesaria entre la población. A continuación publicamos el comentario en Progreso.

El Aduanazo de hoy

Milena Recio  (Progreso Semanal)

La Aduana parecía estar esperando un milagro, algo que contuviera el ritmo de la molestia. Lo dejaron todo para último momento, para ver si Argentina le ganaba en penales a Holanda y con ello dejaba abierto un canal a nuestra esperanza latinoamericanista y a nuestra algarabía.

O quizás, con más socarronería quirúrgica, la Aduana se agazapó hasta que por fin el icónico Putin estuviera en La Habana, prodigando un futuro para la Isla que recién estrena su Ley de Inversión Extranjera.

A lo mejor me equivoco en juzgarla, y no hay vileza, sino que la Aduana no quería que fuéramos infelices de golpe, y sin amortiguación.

Dulcelandia
Dulcelandia.  Foto: Juan Suárez

Solo deseaba mansamente aliviarnos cuando artera proclamara que los cubanos que viajan solo podrán importar en corbatas 5 unidades, en blúmeres 24, y en máquinas de afeitar desechables, 20. Esto, dicen, para evitar “los altos volúmenes de importación que realizan determinadas personas con destino a la comercialización y el lucro”.

Pero se equivoca la Aduana pensando que las malas noticias lo son menos si se dan tarde, mal y casi como al pasar, desconociendo con ello parte de su deber. Hace muchos días varios medios de prensa no residentes en Cuba habían estado filtrando las interioridades de la Resolución 206 que hoy se ha dado a conocer, como si fuera de estreno.

E igual para muchísimos cubanos, incluso para los que no van ni a la esquina, con Putin y todo aquí, esta política de nuevas restricciones aduanales, confirmada y glosada hoy en Granma, abre un boquete de incertidumbres.

Cientos de miles de personas en Cuba viven de un comercio que no es más “negro” que el de quienes le imponen precios áureos y por cientos de ganancia de escándalo a las tasas minoristas de las tiendas en divisa, en las que se desenvuelve prácticamente el total del consumo en Cuba de bienes de origen industrial.

Si ese mercado no oficial, de baratijas, de ropas con brillo, de televisores LED y mouses inalámbricos, tiene vida en esta isla que parece estar condenada a la piratería y el bucanerismo, es porque hay un evidente desequilibrio entre la oferta (en cantidad y calidad) y la demanda.

Porque el consumo –y no el consumo colosal– en Cuba, a fuerza de “no se puede” está moralmente penalizado, y económicamente se le intenta apagar, a pesar de ser de tantos, uno de los principales incentivos para dar vigor a una economía que sigue de menos a menos.

La decisión de extirpar las vendutas callejeras de “ropa de Ecuador”, ya lo sabemos, logró, eso sí, remitir el acto de compra-venta del portal al cuarto de atrás. A la profundidad, a lo oscuro. Pero sigue ahí la necesidad, intacta, de vadear y complementar a los importadores estatales, sus precios y su estética deleznable.

Por donde se mire, siempre sobreviene la pregunta, ¿cómo es que no puede controlarse a los importadores compulsivos, que son como llama Granma, los “casos más significativos”? Y Sanseacabó…

“En un año un pasajero importó, a través de la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, 41 monitores de computadoras y 66 televisores de pantalla plana. Otra persona trajo 34 impresoras, 58 monitores y 74 torres de computadoras, todo ello entre el 2011 y el 2014. A comienzos de enero del 2013, un pasajero llevó en su equipaje 1 695 unidades de rodamiento y otro en el mes de marzo cargó con 400 unidades de bombillos intermitentes para motos; todas esas mercancías fueron decomisadas por comprobarse su carácter comercial.”

Pues eso es lo que hacen las Aduanas: controlar a los infractores de una norma legal, cuya asiduidad en el “tráfico” puede ser perfectamente comprobada. Lo otro, esto de hoy, vuelve a apretar la tuerca y a convertir en casi imposible, por ejemplo, armar un pequeño negocio –y no un negocio colosal– sustentado en una política (también muy acotada) de estimular el trabajo privado.

Se persigue y se dificulta que los privados organicen sus “cadenas de valor” utilizando este comercio micro, por avión, y con el aire en contra… Pero tampoco se le ofertan fuentes seguras, rentables y sistemáticas de mercado mayorista para proveerles de insumos. El hortelanismo como política, donde no comes ni dejas comer, no trae ninguna ventaja, ni resultará bueno para nadie.

Descarga las nuevas políticas de Aduanas de Cuba


21 thoughts on “Cuba: Políticas que crean descontento

  • el 16 julio, 2014 a las 7:27 am
    Permalink

    Ocultar un molusco de tamañas proporciones es mas dificil que ocultar la droga…
    Ah! pero ellos estan dedicados a la persecución de la pacotilla para los timbiricheros (cualquier dia según ellos, los timbiricheros pdorían con la venta de las pacotillas, pagar la deuda externa de Cuba, al parecer por el miedo que las autoricades les tienen) y les pasan por la nariz un animal exótico o una planta invasora y “no se enteran” o ¿alguien los sobornó para dejar entrar al molusco? o la subordinacion a la santeria de los miembros de la Aduana, bajo el temor a aquel que todo lo sabe o que todo lo ve y por tanto, lo puede “castigar”, por no buscarse problemas con los santos, ha dejado pasar tan temible molusco? Qué país es este, como decia Resoplez?

  • el 15 julio, 2014 a las 1:11 pm
    Permalink

    Miren por qué yo digo que la vida es lo más irónico que hay.

    Mientras en la aduana le siguen haciendo la vida un yogurt al cubano, hace ya un año, un nigeriano, que fue a Cuba al parecer por problemas de santería, por esa misma aduana, introdujo en Cuba el caracol africano (Achatina Fulica), el mayor molusco terrestre, extremadamente dañino. está incluido entre las 100 especies invasoras más dañinas del mundo; y que puede, a través de los nemátodos que cobija, transmitir enfermedades como la meningoencefalitis. Para colmo es hermafrodita y se reproduce como un rayo: un solo ejemplar puede poner hasta 1200 huevos. Son herbívoros, pero también pueden consumir excrementos, restos animales y hasta materiales de construcción como el yeso.

    Resultado. Hay una alerta sanitaria en La Habana por el dichoso bichito.
    para mkás información;

    http://www.chiringadecuba.com/2014/07/15/alerta-sanitaria-peligroso-caracol-africano-fue-introducido-en-la-habana/#more-8556

  • el 14 julio, 2014 a las 3:27 pm
    Permalink

    Humberto como Jorge Alejandro: Esta tendencia de estar atacando personalmente uno al otro es muy aburrido para los demás lectores. Si desean escribir directamente uno al otro avisanme y con sus dos permisos puedo darles sus respectivas correos. Por lo demás, en el sitio, favor de tratar de enriquecer el contenido de los debates en vez de rebajarla.

  • el 14 julio, 2014 a las 1:44 pm
    Permalink

    Lo unico que van a conseguir, lejos de acabar con el lleva y trae, es que los precious suban, con el consiguiente perjuicio para el cubano de a pie. El robo seguira campeando por su respeto en Cubat

  • el 14 julio, 2014 a las 1:38 pm
    Permalink

    Ni que para trasegar pacotilla hubiera que ir en persona. Acuerdate siempre de que yo no vivo en Cuba.

  • el 14 julio, 2014 a las 1:18 pm
    Permalink

    Humberto,tu escrito refleja que tu tambien estas en la lista de pacotilleros afectados y como te duele,hablas de desacelaracion,de la economia,esa hace 55 años que va cuesta abajo y sin freno,tu que defiendes tanto a los dictadores,explicales que Cuba es un pais BLOQUEADO y necesita que dejen pasar todas las libras sin restricciones,eso demuestra QUE QUIEN BLOQUEA AL PUEBLO SON LOS DICTADORES,te das cuenta Humbe?

  • el 14 julio, 2014 a las 12:45 pm
    Permalink

    bobo:

    No se están matando: al que están matando es al pueblo. Ellos sí resuelven con eso el problema del sostén del trono. Para todo lo demás está la represión, la propaganda, la mentira y la tergiversación de la realidad, apoyadas, como muy bien ha dicho Miranda en otro comentario, por una cáfila de “chicharrones disfuncionales”

  • el 14 julio, 2014 a las 11:24 am
    Permalink

    Todas las aduanas de aeropuertos en el mundo actuan mas o menos igual. El objetivo es impedir que se utilicen vuelos turisticos para importar y exportar productos sin que pasen por las regulaciones del comercio exterior.

    El problema en Cuba es que el gobierno totalitario tiene implantado un BLOQUEO INTERNO mas de 50 años que impide al pueblo cubano el derecho universal de importar y exportar productos cumpliendo las regulaciones del comercio exterior (tasas, aranceles, etc). Si los cubanos tuvieramos el derecho de participar en igualdad de condiciones en la economia nacional, no seria necesario hacer importaciones/exportaciones en vuelos de turismo. Este bloqueo interno contra el pueblo cubano a mi entender es mucho mas dañino y cruel que el externo.

    Apuesto que no veran a ningun empresario extranjero con inversiones en Cuba, intentando importar materias primas o productos por esa via. Ellos no lo necesitan porque el gobierno cubano les facilita todo para realizar sus actividades economicas.

    Como Chacumbele, ellos solitos se estan matando.

  • el 13 julio, 2014 a las 4:01 pm
    Permalink

    Pedro:

    El general no tiene pantalones para eso.

  • el 13 julio, 2014 a las 12:59 pm
    Permalink

    Los vuelos desde Miami seguiran llenos. El gobierno cubano sabe en que clase de pueblo nos han convertido. Nadie a no ser el propio pueblo cubano puede sacarse esa pesadilla de encima

  • el 13 julio, 2014 a las 9:36 am
    Permalink

    ?La Aduana se unió a los planes para derrocar al gobierno de Raul Castro?. Si hacen un referendo revocatorio en Cuba, ?cuántos voto sacaría el General?

  • el 13 julio, 2014 a las 8:31 am
    Permalink

    Alejandrito te queda calumniar, hace dos años no voy a Cuba.

  • el 13 julio, 2014 a las 7:19 am
    Permalink

    Para describir todas estas cosas en el buen cubano solo se pueden usar malas palabras. La decepcion que tengo de mi pais en general es tan grande, que aveces mas que incomodidad me da tristeza.

  • el 13 julio, 2014 a las 4:56 am
    Permalink

    En Cubadebate la noticia fue comentada por 257 personas, tres eran la “Aduana” SIN ROSTRO repitiendo cual robot, partes de la Gaceta Oficial y sólo un trasnochado sumiso borrego, defendía la norma.
    Varios de ellos ya daban por sentado que nada cambiaría a pesar de sus comentarios: saben que los autos seguirán teniendo un 400% de impuesto sobre su valor real, que los TRD, seguirán teniendo precios del 240% o más, que la libreta de racionamiento seguirá perdiendo productos de alimentos sin compensación para los salarios más bajos del continente y que las tiendas de los militares cubanos seguirán con los precios astronómicos, la pésima calidad de oferta y el monopolio del comercio de los productos industriales.
    Todas estas medidas están diseñadas para expoliar al pueblo y mantener un estado parásito que no crece y desacelera. La Aduana es el gobierno y éste nos convoca a la virtud en la miseria(Díaz-Canel) y a mantener el sistema estatal “de todo el pueblo” con su corrupción e incapacidad más que probada en Cuba y allende los mares. Si las Aduanas de los países normales regulan el comercio exterior teniendo un mercado interno con precios normales y surtido suficiente, el gobierno cubano copia la medida sin tener ni mercado interno real, sólo monopólico y con precios también monopólicos para asfixiar el consumo interno. Un sub consumo acumulado por décadas. En realidad Marino Murillo y el general y sus militares actúan como “enemigos” del pueblo. Quiero que alguien me explique en cuál Lineamiento aparece la asfixia del mercado interno, la negativa de los mercados mayoristas reales no con precios astronómicos y bien surtidos, no la precariedad de los estantes vacíos. Sigue el gobierno cubano, como ya he dicho en varias ocasiones generando medidas para la asfixia de la economía nacional. El bloqueo interno, ese sí es bloqueo.

  • el 13 julio, 2014 a las 2:32 am
    Permalink

    La Aduana no es una institución autónoma. Lo sabes. También sabes que son cubanos los que patean,desprecian y le lanzan escupitajos a otros cubanos. También sabes de quien se trata.

  • el 13 julio, 2014 a las 1:12 am
    Permalink

    Y los Cubanos siguen aguantandolo todo…los de adentro y los de afuera…siempre lo he dicho que cada cual tiene lo que se merece

  • el 13 julio, 2014 a las 12:18 am
    Permalink

    Humbertico:

    Te jodieron el trasiego de la pacotilla desde México.

  • el 12 julio, 2014 a las 3:59 pm
    Permalink

    Ni al más malvado, sañudo y psicótico enemigo de los cubanos, se le hubiera ocurrido un mecanismo más diabólico y más kafkiano para hacerle la vida un yogurt al pueblo de Cuba, a costa de intrabloqueo, que la aduana de Cuba; y lo mejor de todo, es que se hace sin contar con nadie, ni rendirle cuentas a nadie.

    Entonces hay que oírlos hablar de “gobierno del pueblo”, de hacer “la voluntad del pueblo” como si Cuba fuera un país de masoquistas que se autoflagelan sin compasión haciendo exactamente todo lo contrario de lo que deberían hacer para vivir como un pueblo normal en un país normal: El “pueblo cubano” se autocensura, el “pueblo cubano” se autosecuestra todos los derechos”; el “pueblo cubano” se autodiscrimina…. Nada, que en realidad Cuba es un auténtico manicomioo.

  • el 12 julio, 2014 a las 1:38 pm
    Permalink

    Si es que Eso es lo que siempre han sido, UNOS CASA SOLAS, y de no dejarlos a ustedes comer.

    Sigue pensando de que “no es vileza” el hecho de que siempre se la han metido con vaselina y de que siempre primero le han acomodado los amortiguadores debajo para cuando caigan el golpe no sea tan duro.

    Y me pregunto que han hecho con todas “esa mercancía decomisada?”, apuesto que toda estan en sus casas, haciendo lo mismo a lo que esta an destinadas, a venderlas por debajo de la mesa, como lo mafiosos que son.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *