Cuba: cómo prevenir el Armagedón

Por Pilar Montes

Foto: Jorge Luis Torres
Foto: Jorge Luis Torres

HAVANA TIMES — A veces pienso que el desarrollo de Cuba depende del intelecto de sus habitantes, porque un millón de graduados de la Educación Superior y los avances en biotecnología, farmacéutica y medicina confirman esa percepción.

Sin embargo, las fuerzas productivas liberadas al principio de la Revolución fueron atadas de pies y manos con el paso del tiempo, hasta muy recientemente, cuando se hizo evidente un Armagedón solamente prevenible desde dentro y no por la renegociación de la deuda externa o el levantamiento del bloqueo de Estados Unidos.

El lema de un socialismo próspero y sostenible surgió hace años, pero todavía la propuesta está muy lejos de tener cuerpo y cabeza para avanzar con el ímpetu requerido.

Los sectores que avanzan con más rapidez, la Salud y la Educación son esenciales para la sociedad, pero no son productivos. Sí, pensarán algunos, la exportación de profesionales en esas y otras ramas rinden dividendos al tesoro nacional, pero no dan de comer a los ciudadanos.

Muros a derribar

Las empresas estatales, base de la estructura de la economía, tienen muros internos de hasta cinco niveles de decisión, no disponen de sus ingresos para invertir en la expansión y modernización de su actividad.

Foto: Kathryn MacDonald
Foto: Kathryn MacDonald

Las más agraciadas pueden desde hace poco decidir en qué invertir la mitad de sus ganancias, pueden aplicar incentivos salariales y otras libertades, a veces incluso mal utilizadas.

Del millón y medio de empleados estatales en funciones burocráticas, que se anunció hace cinco años, debían pasar a otras esferas, recalificándose o integrar el personal de negocios particulares o cooperativas, solo medio millón ha sido transferido de sus ocupaciones improductivas.

El llamado sector no estatal o privado carece aún de reconocimiento en la Constitución y las leyes vigentes, cuando son contratados por el Estado, ahora permitido, no se les paga a tiempo ni se les ofrecen mercados mayoristas donde comprar los insumos para las actividades que desarrollan.

El sistema bancario tiene instrucciones de ofrecer créditos a esos emprendedores privados y cooperativistas, al igual que a los ciudadanos que construyen o reparan sus viviendas, pero no los solicitan porque carecen de información oportuna sobre los requisitos y sus deberes contractuales.

La más reciente comprobación al control interno que realiza la Contraloría General de la República de Cuba, realizada del 2 de noviembre al 11 de diciembre del 2015 y que abarcó 396 entidades, de las cuales el 58 por ciento fue evaluado de deficiente y mal y solo el 42 por ciento obtuvo calificación de aceptable.

Financiamiento e inversión extranjera

Después de la renegociación de la deuda con los acreedores del Club de París y la generosa condonación de débitos hechos por una decena de países, en estos momentos el sector externo de la economía dispone de financiamiento fresco, aunque pasado el período de gracia de los intereses, el país deberá responder con el pago, según los plazos acordados.

En una reunión de asociados a la Cámara de Comercio, una funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera lamentaba cómo se perdían financiamientos de proyectos por la tardanza en presentar la documentación requerida y actualizada a las entidades internacionales.

Pienso que aunque no dudo del nivel de escolaridad de los ejecutivos llamados a presentar estos documentos, hay trabas internas en la aprobación y falta de conocimiento de cómo funciona el mercado mundial actual que no ofrece precisamente el trato preferencial de los antiguos países del bloque socialista.

Urge poner la casa en orden

Todo esto me hace concluir que no es el levantamiento del bloqueo de Estados Unidos, que ya soportamos por más de 50 años, lo que cierra el camino al dinamismo de nuestras fuerzas productivas, aunque lo obstaculiza.

Es preciso remover la tierra para sembrar desarrollo, con las herramientas con que se cuenta en el entusiasmo joven que no emigró y vota por el cambio.

Porque el Armagedón del título ya se ve al doblar de la esquina.

Seguimos en combate
Foto: Juan Suárez

Este vendrá acompañado con todo el poder económico de empresas europeas y las de Estados Unidos, el doble de turistas que buscarán y quizás no encuentren ni dónde alojarse, cruceros que no tendrán atraques suficientes en los puertos.

Es preciso aprovechar la oportunidad que nos da el estar “de moda”, pues no solo los Rolling Stones anuncian ya conciertos en la Isla.

A las puertas, en 10 días, está la celebración de la reunión más importante en un país con nuestro sistema, el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba, pero ni siquiera sus militantes han tenido acceso al informe central que deberán discutir en el evento.

Es preciso que, cuanto antes, se cumpla el más importante de los enunciados de Revolución: cambiar lo que tenga que ser cambiado.


9 thoughts on “Cuba: cómo prevenir el Armagedón

  • el 7 abril, 2016 a las 1:56 am
    Permalink

    Que importa que sean 120 o 140 si ninguno sirve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *