Cuando Robin Hood se hizo cubano o ladrón que roba a ladrón

Por Repatriado

Foto: Jorge Andrés Valdés

HAVANA TIMES – Si Robin Hood en vez de en el bosque de Sherwood, trabajara en la 5ta Avenida de Miramar (1), no sería el “príncipe de los ladrones” sino “el príncipe de los resolvedores”.

Los cubanos le llamamos “resolver” a robar, en Cuba todos robamos pues todos resolvemos de una manera u otra, por sustracción o por receptación, todos somos parte del mercado ilícito que se nutre de lo que millones de trabajadores “resuelven” en sus puestos laborales.

Los salarios son tan bajos que nadie busca empleo preguntando cuánto pagan, sino cuanto o que se puede “resolver”.

El mercado negro no se nutre solo de mercancías, sino también de servicios, por ejemplo, es tan robo que un trabajador de acueductos venda las tuberías que debía usar para reparar cierta acometida, como que una maestra dé clases mediocres porque necesita tiempo para preparar las clases particulares de las que vive, o el médico que usa el equipo de Rayos X para “resolverle” a un conocido, que a cambio va a arreglarle el motor del agua de su vivienda.

Ahora, ¿es inmoral el robo en el que viven los cubanos? Yo creo que no, yo creo que no es inmoral robar para vivir cuando le estás robando al responsable de que tengas que robar para vivir. Pero aun no siendo inmoral, sí que es uno de los mayores motivos de la depauperación cívica de nuestra sociedad.

Cuando las personas nos acostumbramos a robar y a no sentir culpa por ello estamos maleando nuestra moralidad, lo que comenzamos a hacer por la imposibilidad de sobrevivir de otra manera, no tarda en convertirse en ajuste conductual que va a ejercerse siempre que se pueda.

El resultado de la acción moralmente aceptable de robarle a la fuente de tu necesidad, cosa que comienza a hacerse doblegándose la ética personal y que por lo tanto al principio se hace con cierta fricción interna, llega a convertirse en hábito, una adaptación que se expresa sin remordimientos y donde ya no hay fricción alguna, tu moral ha cambiado.

El fenómeno del robo generalizado comenzó antes de que se permitieran los pocos trabajos autónomos que están ahora permitidos, por ello aun cuando un empleado de una cafetería, un restaurant o un taller privado obtiene un salario 15, 20 o 30 veces superior a lo que el Estado paga por lo mismo, el dueño sabe que muy probablemente va a robarle, pues no hay una moral personal que prevenga tal acción, desaparecida esta a manos del capitalismo monopolista de estado ejercido por el Partido Comunista.

¿Es exagerada mi alegación de que el responsable de la paupérrima moralidad de los cubanos sea el Partido Comunista que ha administrado omnímodamente durante 60 años?

  • El Partido posee el monopolio absoluto del comercio exterior, con lo cual todos los que vivimos en esta isla dependemos de lo que podemos comprar y vender dentro de sus fronteras. Con la ínfima excepción de lo que traen las “mulas”
  • El Partido posee el monopolio legislativo, hace y quita leyes a su conveniencia, comprendida la Constitución, donde se incluye una ley que bloquea futuras transformaciones del sistema y que declara oficial una ideología específica.
  • El Partido regula la movilidad interna y externa de los ciudadanos, de las mercancías y del dinero.
  • El Partido, controla todos los puestos de responsabilidad económica, política y judicial dentro del país.
  • El Partido designa a todos los funcionarios, burocráticos, judiciales y militares de cierto nivel, incluyendo al presidente de la República.
Foto: Jorge Andrés Valdés

Siendo así es difícil encontrar otro culpable que El Partido de la insalvable brecha entre salarios y precios, ambos extremos controlados en exclusiva por ellos mediante un sistema de economía planificada, origen de la necesidad de todo cubano de vivir rodeado de delitos para poder sobrevivir.

Esta perversión moral nuestra, a la cual por cotidiana nos hemos acostumbrado, es uno de los mayores retos de futuro. La economía, como toda actividad social, tiene que descansar en una red de valores éticos compartidos que permitan un cierto grado de suposición de decencia en los demás, esto es difícil en una sociedad sin valores, donde la hipocresía, el engaño y la doble moral se aprenden en la escuela.

Las ingentes dificultades de los escasos y minúsculos empresarios cubanos, o los raros inversores extranjeros, para encontrar mano de obra confiable, es muestra de una de las mayores hipotecas que como pueblo habremos de pagar para integrarnos a la economía mundial.

Esta hipoteca la pagaremos los Robin Hood cubanos, mientras, los sheriff de Notthingham estarán bebiendo Margaritas a bordo de un yate en algún puerto de la Florida. Pero eso no tiene la mayor importancia, el daño está hecho.

(1) Avenida por donde circulan muchos de los altos funcionarios del Gobierno, conecta los barrios más exclusivos de la burguesía prerrevolucionaria, heredados por la más alta burocracia civil y militar del Castrismo, con el centro de la ciudad.



13 comentarios sobre “Cuando Robin Hood se hizo cubano o ladrón que roba a ladrón

  • Cuando vivía allá todos los meses compraba aceite, leche en polvo, pollo “por la izquierda”: yo sabía de la procedencia de dichos artículos pero el dilema de ser correcto o no lo que hacía se disipaba rapidamente cuando podía poner un plato de comida o dar café con leche a mis padres ancianos, amén que conocía de memoria el discurso demagógico de quienes nos exigían sacrificios mientras en sus casas no faltaba (ni falta) comida, transporte, y un largo etcétera. Actualmente donde trabajo nunca me ha pasado por la cabeza llevarme ni una puntilla ,y no por miedo a que me boten , sino porque con mi salario de simple trabajador puedo comprar las cosas que necesito para tener una vida sin lujos pero sin necesidades. Saludos.

    Respuesta
    • Kamikaze, yo tenia un cargo de responsabilidad en una compañía española, personalmente contraté a varios cubanos y se les pagaba de manera justa, igual se llevaban cualquier tontería que pudieran o malgastaban el tiempo bastante más que los demás, habían más de 6 nacionalidades allí, eso sí, cuando había una emergencia o algo de difícil resolución los cubanos se ponían a ello y tenían mejores ideas prácticas.

      Una vez en una reunión con unos suecos un cubano de muy bajo estracto dio una solución para una reparación inmensa que estaba detenida porque ninguno de los ingenieros suecos o los que había enviado Rolls Roice daba con una idea.

      A ese mismo cubano lo despedí poco después porque se robaba piezas de cobre para venderlas al chatarrero.

      Respuesta
      • Repatriado, en cuanto a soluciones yo creo que, dificilmente, nadie pueda poner un pie delante de los cubanos, la necesidad nos ha hecho buscar soluciones para casi cualquier problema técnico; yo en mi trabajo he reparado equipos que ya daban por desahuciados y he dejado a los demás “bota´os” ajajaja. Respecto a lo que me relatas de los cubanos que trabajaban en la compañía esos tenían el chip de llevarse las cosas ya implantado en el cerebro. En mi tiempo de descanso (después de la jornada de trabajo, fines de semana,etc) de vez en cuando hago mis trabajos de reparación por la calle , pero nunca he utilizado ni materiales ni herramientas de la empresa para ello, voy a la tienda o almacén y compro lo que necesito y tengo mi propias herramientas en casa (que ironicamente en ocasiones utilizo alguna que otra para trabajar en la empresa porque o no la tienen o la está utilizando otro técnico). Lamentablemente hay cubanos que emigran y se llevan consigo el “majaseo” común en Cuba y la costumbre de llevarse cualquier porquería de donde trabajan (sin necesidad perentoria para ello). Saludos.

        Respuesta
        • Kamikaze, tristemente el articulista tiene toda la razón, El CHIP como dices viene ya por sistema: vivo en Rusia, hace ya 5 años y estudie aca cuando la URSS(en total llevo 10 sumados, o sea, viví el “socialismo” y ahora el “capitalismo ruso”), en las vacaciones cuando estudiaba trabajabamos y en las fabricas sovieticas sucedia lo mismo q magistralmente describe Repatriado, y ahora increiblemente ocurre “generalmente” lo mismo.
          Ojalá y ese daño que ya esta a nivel genetico en nuestros compatriotas, tenga rapida solución en la era “post-socialista” en nuestra islita.

          Respuesta
          • Tienes razón, a muchos va a ser necesario hacerles una trepanación del craneo para retirarles el chip. Saludos.

  • Y mientras Cuba, se hunde en la mayor miseria material y espiritual, se aparece D-C con que nuestra será …..LA VICTORIA, frase infecunda, manida, gastada y ademas copiada.
    Nota. Eso de llamarle D-C , tomado de Franz Kafka que llama K a su personaje del proceso es de autoría personal.. Je, je.

    Respuesta
  • Buen sondeo antropologico, dejame annadir una historia de mi pueblo que se ajusta perfectamente a este topico. Cerca de mi casa vivia una familia que todos les llamabamos “Los vive bien”, imaginen el resto, uno de ellos, el mas inteligente se fue cuando los balseros en los 90. Despues de cierto tiempo en Guantanamo, fue a parar a Miami, y como era panadero en Cuba, la iglesia Catolica (que recibia a los refugiados) a traves de un social worker, lo puso a trabajar en una panaderia. Las llamadas a la familia las hacia a travez del telefono en casa de mi amigo, donde nosotros gozabamos, oyendo tales llamadas, una fue clasica. El “vive bien” le explicaba a su madre como le iba en la panaderia y textualmente le dijo:
    “Mami, esto esta bestial, me puedo llevar toda la harina y Manteca que quiera que no me dicen nada, lo que todavia no tengo a quien vendersela, pero estoy trabajando en eso, esperen paquete pronto”
    Un saludo al forum!
    Frank

    Respuesta
    • jejejejejejeje, genial genial, me recuerda un libro sobre los chistes populares del filósofo lacaniano slavoj zizek, incluye muchos chistes de la era soviétiva como ese de que iba Breznev y el 1º secretario del Partido en Polonia caminando por el campo inspeccionando los adelantos de la agricultura científica poláca cuando encuentran un enorme cofre lleno de tesoros valiosísimos.

      Breznev le hecha el brazo por encimal a su colega y le dice, ¡maravilloso camarada, lo dividiremos como buenos hermanos comunistas!, a lo que contestó el polaco en un tono de súplica, no camarada Breznev por favor, dividámoslo a la mitad.

      Sin dudas tu historia la habría inluido en su libro de haberla conocido.

      Respuesta
    • La llamada del “vive bien” no tiene desperdicio ajajajaj!!!; así que el tipo quería vender harina y manteca en Miami, me imagino que para una pizzeria clandestina de algún cubano descerebredo como él ajajajaj, coño que manera de reírme con esta historia. Saludos Frank.

      Respuesta
  • Repatriado, ayer copie y pegue tu articulo en el chat de mi hermano, diputado a la ANPP y Secretario Gral del SNCGS, para “apoyar” un programa que han hecho ellos, en conjunto con el MINCIN, que lleva por nombre: mi MORAL REVOLUCIONARIA mas ALTA QUE EL TURQUINO. Asi tiene mas “elementos” para entender que es lo que ocurre a su alrededor. Fijate: no publique tu articulo ni nada. Espero por su reaccion, jejejejeje, te mantengo al tanto por esta via. Una vez mas, gracias por tu gran articulo.

    Respuesta
    • todo un orgullo participar en los profundos debates de nuestros grandes parlamentarios jejeje. un abrazo y sí dime que horrores te dijeron.

      Respuesta
      • Oiga, fue increible la reaccion de mi hermano: me dice que el universo de ideas y conclusiones es tan amplio como cubanos hay, y que esas son tus ideas. Solo le falto decir que debias tener derecho no solo a escribirlas por un medio “alternativo” como este, sino precisamente poder hasta el nivel en que estan ellos y plantear tus ideas, planes, preocupaciones, o al menos que el que “te represente” a ese nivel tenga la obligacion de llevarlas y presentarlas a tu nombre, cosa esta q estamos claro que no ocurre.

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Lluvia en La Habana, Cuba. Por Ana Pérez Arrieta (EUA). Cámera: Nikon D5100

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]