Control de calidad para cafeterías

Wharhol P.

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 22 ene — Es increíble ver, como en la habana cada día se abren más cafeterías particulares. En  una calle de barrio he visto tres y cuatro, una al lado de la otra, y por lo general, todas ofertan lo mismo. (Café, dulces, pizzas, panes, refrescos). Y los precios en todas, son los mismos.

Me pregunto, ¿Quién vela por la calidad de estos alimentos?

Está pregunta me inquieta, porque suelo consumir en varios establecimientos de moneda nacional, y a pesar de que estos son productos que nada tienen que ver con el estado, poseen una calidad no recomendable para su consumo.

He gastado mi dinero, y me he sentido estafado. En varias ocasiones compro dulces rellenos para llevar a casa y cuando decido comerlos compruebo que el relleno está en mal estado.

Lo mismo sucede con la elaboración de pizzas, que a pesar de ser caras, son inaceptables por su mala realización. Esto es algo que no ocurre de manera esporádica. Desafortunadamente para el consumidor esta es una situación que genera incomodidad, y que va haciéndose habitual.

¿Cómo se podría resolver este problema?, ¿Quién es el responsable de detectar estas infracciones, y ponerle freno?

Creo que se habla mucho pero nada se resuelve, supongo que ya se tendrá conocimiento de esto, pero como todo, en cuba las cosas marchan a paso de jicotea, y los problemas son tantos y variados, que este no pasa de ser uno  más en la lista.

Hay que tener en cuenta que no todo el mundo puede comprar dulces en CUC. Estos si mantienen la calidad requerida. Pero las dulcerías Silvains que tenemos en cuba, no están aquí para todos, sino para una minoría que puede darse el gusto de gastar en cakes y dulces finos.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *