Cómo armar una ruta para cambios en Cuba

Por Osmel Ramírez Álvarez

Foto: Casey Strong

HAVANA TIMES — Mi más reciente artículo publicado aquí en Havana Times titled Precisiones sobre el cambio en Cuba ha generado comentarios muy interesantes, y estos me han motivado a escribir estas líneas, ¡atrevidas y peligrosas!

Aunque es un simple debate, un simple torbellino de ideas que buscan propulsar “aspas” que extraigan del interior de nuestro pueblo la dosis de civismo y valentía necesarios para hacer posible La Nueva Cuba; aun así pueden ser “encuadradas” en los requerimientos mezquinos de la “ley mordaza” y en un santiamén quedar preso y mi familia desprotegida. Es una posibilidad latente que pisa nuestros talones dentro de la Isla.

¡Claro que tengo miedo! Lo absorbí de mi pueblo acostumbrado, con razón, a temer, y del intimidante sistema. Por suerte no me paraliza, porque es mayor mi deseo de ser útil a mi país, mayor mi civismo y mi honradez, en el sentido en que lo señaló Martí.

Mi padre (citando un ejemplo cercano), por muchas razones que entiendo, sigue fiel a los líderes y al Partido Comunista, como cientos de miles de cubanos. Pero teme por mí y sabe que es un sistema intolerante y represivo. Parece ilógico su comportamiento, pero es así que sucede en nuestro pueblo y no ganamos nada con molestarnos, con ser incomprensivos e incapaces de respetar a todos, a pesar de lo aparentemente absurdo.

Nada ganamos si no intentamos conocer a fondo a nuestro pueblo y si nos hacemos de la idea ficticia de que en Cuba predomina solo lo que creemos un grupo nuevo de “iluminados”.  antagónicos a los que han gobernado hasta hoy sin consultar al pueblo. (Sería ignorar la realidad.

Lo que aquí y en todos mis articulos manejo son mis criterios particulares, que expongo, defiendo y enriquezco con las opiniones más acertadas de los lectores. Lejos estoy de creerme dueño de la verdad o de todas las soluciones, pero me atrevo a decir lo que pienso, porque considero que es útil en este momento fecundo: por ello amo el debate y lo promuevo, porque solo así se enriquecen las ideas y se prepara el camino hacia el consenso necesario.

Es en ese sentido que deseo compartir esta visión sobre la posible hoja de ruta para el cambio en Cuba:

  1. Foto: Casey Strong

    Accionar conjunto de todos los factores promotores del cambio democrático, sea cual sea su ideología. Por ejemplo, activar un Congreso Para el Cambio en Cuba, que sesione anualmente en fechas patrióticas, (puede ser el 10 de octubre o el 24 de febrero), en sitios emblemáticos como Tampa, Cayo Hueso o Montecristi. Allí se tomarían decisiones de cumplimiento conjunto sobre lo básico de La Nueva Cuba y las formas de lucha por el cambio. Un foro así lograría influir más en la diplomacia internacional, en las relaciones de terceros con Cuba e inspiraría mayor respeto y reconocimiento hacia la oposición pacífica y demócrata.

  1. Un plan de acción política encaminado a evitar que en el 2018 vuelva a erigirse un nuevo presidente en Cuba sin el voto popular directo y sin que provenga de opciones diversas de nuestra pluralidad espontánea. Usar para ello estrategias dentro de la legalidad actual, similares al fallido Proyecto Varela; esta vez sin pretender quitar el carácter socialista: con más organización, masividad, madurez y apoyo internacional. En él se fomentarían los pequeños cambios democratizadores necesarios para hacer posible los “cambios iniciales”, que inevitablemente abrirían el paso a un proceso constituyente.
  1. Proponer un Gobierno de Transición a partir del 2018. Considero que por un término de dos años.La oposición organizada daría un buen ejemplo de paz y concordia si pidiera en su Congreso que Raúl Castro u otro dirigente importante designado por el PCC presidiera ese Gobierno de Transición. Disolvería de inmediato la Asamblea Nacional y gobernaría por decreto, dictados (podría ser) por un Consejo de Estado renovado, en el que un tercio de los miembros podrían continuar siendo los del PCC, elegidos por este en una Conferencia especial y los dos tercios restantes serían miembros de la oposición, elegidos por el Congreso Para el Cambio en Cuba. Los decretos tendrían carácter de ley en ese periodo, para luego ser validados o cesados por el nuevo Parlamento elegido de nuestra pluralidad política. Los primeros decretos deben restituir las libertades públicas perdidas con la Revolución.
  1. Realizar un proceso constituyente durante ese periodo y luego un plebiscito para que el pueblo apruebe o no la nueva Constitución de la República.
  1. Celebrar las elecciones generales, ya con los partidos organizados, la nueva institucionalidad vigente y el pueblo más claro de lo que debe votar, así como más adaptado a vivir en democracia.

Claro que la sola existencia de un Congreso así, que muestre consenso y un rostro político al mundo, que certifique la existencia real de la oposición demócrata en Cuba o de un plan que luzca bueno para todos los intereses nacionales, no resuelven del todo el problema. Su éxito está condicionado por una estrategia realista para ganar la confianza y la voluntad de la mayoría de nuestro pueblo.

No habrá firmas masivas si la gente no pierde sus miedos: a que el gobierno los reprima y prive de oportunidades, y a que la oposición los engañe con proyectos que parezcan democratizadores y luego terminen siendo entreguistas u oportunistas. Y eso depende de nosotros también.

Como dijo “el hermano Obama”, (lo hago sin utilizar literalmente sus palabras): si una cosa no ha funcionado por cinco décadas ya es hora de hacerlo diferente; si hemos cavado mucho en un lugar y no encontramos el agua que buscamos, cavemos en otro sitio y tal vez tengamos un resultado mejor.

Foto: Catherine van Hooff

Por mucho que moleste a los que quieren salvar a este pueblo sin conocerlo y respetarlo, quien diga “Abajo Fidel” o “Muera la Revolución”, por lo menos a corto o mediano plazo no tendrá futuro político en Cuba. Hay que cambiar el discurso, el estilo y los métodos si queremos hacer causa común con nuestro pueblo a favor del cambio.

“Los no comunistas tenemos derechos también”; “La Revolución necesita cambiar”; “Queremos el cambio sin perder las conquistas de la Revolución”, y así por el estilo, deben ser los mensajes que enviemos al pueblo y al gobierno. Aunque no nos gusten, aunque no estemos de acuerdo con su sistema y sus métodos, es constructivo respetarlos y tenerlos en cuenta. Es el mejor camino y el único que luce viable.

Los comunistas nos tienen estancados al insistir en un sistema antidemocrático e ineficaz; la oposición igualmente tiene estancada la posibilidad de que triunfe el cambio constructivo por insistir en los mismos métodos ineficaces que los mantienen invisibles para los cubanos, reprimidos por el gobierno y muy poco reconocidos por la comunidad internacional. Cualquiera de los dos bandos, si cambia de paradigma y emprende un plan realista, podrá llevarse el mérito de ser los protagonistas principales de La Nueva Cuba.

¡Me da igual quién lo haga! -lo que me importa es el resultado. Mientras Cuba logre enrumbar su camino hacia la democracia y la prosperidad, todo estará bien.Lo que no deseo es un cambio de collar con el mismo perro  ni la apariencia de democracia y capitalismo que nos deje luego como Haití, presa de nuevos buitres.

Si me preguntan les digo sin pensarlo siquiera: debe ser la oposición quien lo haga, porque tiene más posibilidades de romper con las barreras sicológicas que frenan el entendimiento preciso de lo que Cuba necesita. Eso creo.


55 thoughts on “Cómo armar una ruta para cambios en Cuba

  • el 16 enero, 2017 a las 7:51 pm
    Permalink

    Y yo igual los he leído Bobo, y con cualquiera de ellos me iba, -siendo yo tan de derecha- todos ellos revolucionarios que apoyaron a Fidel, hasta el más beligerante del exilio transaba con ellos, y por seguro que si el pueblo los hubiese oído, le hubiesen dado su respaldo. Sin embargo los únicos que no transan son ellos, ellos son los del odio, Osmel.

  • el 16 enero, 2017 a las 12:20 pm
    Permalink

    Osmel, no dudes que respeto tu civismo y preocupación por mejorar nuestra Patria, pero insisto que tengas cordura cuando descalificas a la oposición pacífica que brega duro en las mismas fauces de la bestia castros ta. Lastima que no me respondiste si has leído y analizado a profundidad las hojas ruta de la oposición pacífica que incluso algunos de ellos son francamente de izquierda como tu. Te doy unas pistas.
    _ LA MUAD que es una mesa de unificación de acciones de diversos grupos opositores que tiene al afrocubano Morua Delgado como figura conocida.
    _ El MCL que es un movimiento cristiano de lucha cívica que fundó Paya y continúa su hija. Ellos tienen una hoja de ruta y abogan por una consulta verdadera al pueblo de Cuba si desean seguir con la dictadura fracasada o pasar a la democracia.
    _ FANTU frente antitotalitario que dirige Guillermo Fariñas (premio Sajarov de los derechos humanos) que también proponen una muy interesante hoja de ruta para transitar pacíficamente a la democracia. Esta hoja de ruta esta concertada con varias organizaciones menos conocidas y otras muy conocidas y difamadas por los sicarios de tinta del régimen como Damas de Blanco, UNPACU y el proyecto Estado de SATS.
    _ El proyecto Emilia del Dr. Biset expresionero de conciencia de la primavera negra.
    _ El programa y manifiesto político La Patria es de todos de los veteranos disidentes Vladimir Roca (hijo del comunista Blas Roca) y de Marta Roque, que es una de las primeras hojas de ruta opositoras para transitar a la democracia surgida en los años 90s.
    _ El movimiento juvenil Somos+ dirigido por el ex comunista Eliecer Avila que ha presentado un programa politico bastante completo de la Cuba que ellos desean y que es compartido por miles de cubanos dentro y fuera de Cuba.
    _ Por último te menciono el programa político de la izquierda democrática propuesto por Pedro Campos que ideológicamente es muy cercano a tu postura y que por su profundidad bien puede ser una hoja de ruta realista que le serviría al castrismo para mutar a una Cuba democrática sin perder el sello socialista.

    Yo he leído todos esos programas políticos y hojas de ruta y en ninguno he visto revanchismo, ni anexionismo a los USA y si sobrado amor por Cuba proponiendo cambios a la democracia, la mayoría de las veces pidiendo que surjan desde el gobierno actual y para nada desde la intervención extranjera yanqui como algunos comentaristas se empeñan en apostillarles. Interesante y que muchas veces se olvida, que la mayoría de estos líderes opositores fueron formados políticamente en las filas del castrismo y en su momento pasaron a la oposición y crucificados por los guardianes de la fe, cuando propusieron cambios desde las filas comunistas.

  • el 15 enero, 2017 a las 7:14 am
    Permalink

    Osmel:

    Como ya le dije al Bobo, realmente me desconcierta que él te pueda considerar “material” manipulable, debido a tu juventud. Creo que aquí cada cual debe exponer sus ideas con toda libertad y tú, como proponente del tema central, sabrás sacar tus propias conclusiones. Mis señalamientos son ante todo un recordatorio de etapas vividas que todo aquel que aspire a mezclarse en política debe tener muy presentes, pues la política suele ser resultado de una acumulación de experiencias, entre otras consideraciones.

    Espero por tu próximo texto…

  • el 15 enero, 2017 a las 7:07 am
    Permalink

    Don Pepe:

    Como diría el ameno cronista deportivo Fausto Miranda: “Ud. es viejo, pero viejo de verdad, si recuerda…” que con particular empeño nuestra islita ha vivido sumida en un hervidero revolucionario al menos desde agosto de 1933. A partir de aquel día no ha habido un gobernante, o aspirante a serlo, que no haya alzado la voz en algún momento clamando revolución. Desde la Pentarquía a Batista (antes de que se vendiera a la CIA y al capital y la mafia estadounidenses), de Grau a Prío, del directorio Revolucionario al 26 de Julio, y de ahí al actual Partido Comunista de Cuba… Cuba es como es hoy por obstinada secuencia y consecuencia revolucionaria en sus más diversas gradaciones o matices Y esa secuencia bien merece una renovación en momentos como el actual….Por tanto no se asombre…El concepto que he esbozado, desde luego que no es mío…Es más bien un apunte que he denominado “carlista”, puesto que lo abordaron en distintos momentos figuras del actual sistema como Carlos Rafael Rodríguez y Carlos Aldana… Hubo incluso un chiste tangencial de Raúl Castro al respecto en el cierre del pasado congreso del PCC (que yo me tomo en serio) …Léase el resumen…

  • el 15 enero, 2017 a las 6:45 am
    Permalink

    Jeje, Bobo, prepara la mascota, porque voy a a enviarte de vuelta la bola con un “roletazo” a lo profundo del campo corto: en última instancia tus afanes por imponer tu agenda a Osmel serían tan manipuladores como pretendes que sean mis argumentos. Vamos, socio, que en política la ingenuidad se suele pagar cara…Y habría que ser bobo, pero bobo de verdad – no de Abela- para no notar la presión que estás metiendo.

    Por otra parte, bien poco estimas la capacidad de raciocinio del “joven Osmel”, si comienzas por tildarlo de manipulable.

    En el fondo, no sé a qué viene tu preocupación, si yo soy un mero “papagayo del régimen”, descuida, que mis mentiras o el “chip” que me colocaron en los centros de lavado de cerebro del comunismo internacional, se irán deschavando por su propio peso …

    Permíteme eso sí, ocambo contertulio (¿¿acabas de sumarte a la tribu de José Darío??) una sugerencia: aconseja a los asesores de UNPACU en Miami y Ciudad México – con quienes entiendo que te codeas, o con los cuales al menos coincides en criterios -, que instruyan mejor a sus discípulos en la Isla: revivir a fantasmas como Carretero y otros guerreros de su estirpe a estas alturas no puede traer nada bueno para su causa; más bien los puede acercar a un fin similar…Ojo.

  • el 14 enero, 2017 a las 6:15 pm
    Permalink

    Estimado Osmel:

    He apreciado mucho su post y, aunque no esté de acuerdo en parte de lo que escribe usted, permítame expresarle mi total apoyo hacia un cambio, porque eso es lo que necesita Cuba: Un Cambio.

    Independientemente de los temores de algunos, de los vaticinios funestos de otros o incluso de los catastrofismos de aquellos que quieren que las cosas permanezcan como están, Cuba lo que necesita es un cambio. Y por mucho que algunos se empeñen en “meter miedo” con USA, con Rusia o con los extraterrestres mismos, cualquier cosa que venga para Cuba no podrá ser peor de lo que ahora hay. O peor de lo Todo que ahora no hay en Cuba.

    Por lo tanto, bienvenida su idea, como las ideas de todos los que quieran un cambio para Cuba. Más ideas, más gente que piense y que piense fuera de los esquemas y más posibilidades habrá de romper este inmovilismo que está asfixiando a todo el país desde hace más de medio siglo. Desde que esa famosa “revolución de los humildes y para los humildes” dejo de serlo para convertirse en el juguete y capricho personal de Fidel Castro, juguete roto que le pasó a su hermano con la expresa condición de no dejar jamás que el pueblo cubano pudiese decidir por sí mismo y en total libertad, su propio futuro.

    Lo primero es salir de ese sopor que tiene anclado al pueblo cubano al fatalismo de su existencia. Mientras más seamos los que pensemos en un cambio, por simple ley de la física mayores serán las vibraciones que harán mover las cosas hasta llegar al punto de ruptura.

    Saludos, Dhaniel.

  • el 14 enero, 2017 a las 5:05 pm
    Permalink

    Isidro: el post que te dije va, tal vez antes de uno que pretendo publicar sobre Martí en su cumpleaños, si diera tiempo. Amigo, sé que el camino es escabroso no solo por enfrentar un régimen que por desgracia no escucha a sus ciudadanos, ni quiere retroalimentarse de las ideas justas, ni tiene como objetivo la máxima martiana de “conquistar toda la justicia”: solo aferrarse a dogmas que satisfacen sed de poder. Triste desenlace para una Revolución que nació plural como bien dices y cuajada de nobles propósitos. También es escabroso porque en la oposición hay igualmente mucho dogmatismo con “la democracia al uso” y con “el mercado ciego”. Como en medio de ese otro sistema en la actualidad se ha ganado en muchos escenarios una dosis aceptable de seguridad económica y libertad política, y como hay más tolerancia a la diversidad y posibilidades de luchar por lo que se cree, por eso abandonan el deseo de un mundo mejor, más justo y más democrático. Como Cuba está en un bache tan hondo en esas materias creen que sería un premio llegar a ese otro punto, podríamos decir inicial, obviando la dictadura de Batista y solo refiriéndonos al sistema anterior. Yo creo en que debemos pensar a Cuba como recomendó Martí, como un pueblo nuevo emergido de toda esta historia convulsa que no se parece a ninguna otra en el área y “a pueblos nuevos instituciones nuevas”. Eso creo y seguiré exponiendo mis argumentos, a pesar de la resistencia de ambos lados opuestos: alguien me escuchará, estoy seguro.

  • el 14 enero, 2017 a las 5:04 pm
    Permalink

    Bobo: dos cosas amigo: primero agradecerte que te preocupes por mí, por cuidarme de la hipotética manipulación de Isidro. En verdad creo que él tan solo está preocupado, en medio de la certeza de la necesidad del cambio, sobre los detalles de ese cambio. Él sabe, al igual que yo, que es complicada la política cubana. Martí lo sabía también ya en aquellos prístinos tiempos de lucha y aun así no cejó en aunar voluntades: por eso sigue siendo el Maestro. Y aunque nadie es infalible a la manipulación, me siento preparado para evadirla y la olfateo a kilómetros, no te preocupes amigo. Ni lo lleves tan recio, su “espuela” es tan importante como la tuya, aunque opuestas. Lo otro: sé que no lo haces de mala fe pero si sintiera o creyera eso que dices que creo de la oposición organizada, ni te reclamaría; es injusto que interpretes eso solo porque opino que han fallado en detalles importante y tengo conciencia de que como en todo grupo humano hay de todo, sinceros y oportunistas. No idealizo aquello con lo que simpatizo. Yo no milito porque no existe aún una agrupación política en Cuba que esté en sintonía con mis ideas, ni gente lista para fundarla: no por miedo. Solo una me seduce un poco pero no voy a decir cuál. Así que lanzas un estigma tan equivocado como dañino sobre mi posición, que para nada es constructivo. Espero rectifiques ese criterio.

  • el 14 enero, 2017 a las 2:11 pm
    Permalink

    Que risa me das, Isidro !! Si tu le hablas a Ramiro Valdes o a raul,o a Machado, o hasta a Lazo de ese Partido de La Nación Cubana ,se partirían de la risa…Isidro, ese Partido, tiene la misma oportunidad de nacer que la Asamblea de Osmel !!! Tu niegas que el Partido comunista de cuba sea la única fuerza rectora de la Nación _?_ Vaya Isidro estas tomando algo raro _?_ A los comunistas le da lo mismo Cuesta Morua, negro y casi comunista que Paya, cristiano liberal….lo de ellos sigue siendo “Todo el poder a los Soviets”Aterriza ! tienes que venir al Versailles a tomar un curso…ja,ja !

  • el 14 enero, 2017 a las 1:57 pm
    Permalink

    pongámoslo así como tu dices….pero quien ha dicho que en los USA los viejitos vivirán como reyes, los trabajadores serán los que manden, que los jóvenes estudiaran gratis, que se pondrán dentadura a los sin dientes en fin esas promesas para tontos ___? El pueblo norteamericano nunca creería esas tonterias, Used ha visto eso como propaganda en los USA _?_ Yo, en verdad, no Ningún gobernó decente puede prometer eso….si usted cree que encontró ese Pais idilico,que seguro no sera Cuba, me lo dice. En los USA te prometen : vida,libertad y compóntela como puedas !!!! Lo otro sera cosa de bobos. Aun así a costa de los impuestos a personas libres, se han logrado alguna conquistas sociales y hasta alguna ayuda a los miserables del Mundo, esa enorme fabrica de miserientos…..,pero ninguna imposición que sea en contra a los deseos de los votantes….la vida Eduardo, es asi. Trabajo, trabajo y disfrutar de los frutos del trabajo…..nada mas. Nadie te regalara nada,solo tus padres y personas queridas……Cuidado con los regalos…..!!!

  • el 14 enero, 2017 a las 10:05 am
    Permalink

    Jagger al final lo que propones es que los cubanos sigamos cruzados de brazos pues la naturaleza se encargará de arreglar el desastre actual. Casi me convences si vivieras en Cuba. Yo al igual que tu también puedo esperar tranquilamente desde la comodidad del país libre y próspero donde vivo a que la naturaleza haga su trabajo, pero no tengo cara para recomendarselo a un cubano que vive dentro de Cuba.

  • el 14 enero, 2017 a las 9:14 am
    Permalink

    Isidro, no intentes manipular al joven Osmel con intentos forzados de deslitigimizar la lucha de los opositores de la isla. Siguiendo tus conexiones ideológicas me imagino que tú comulgas con los mismos que traicionaron el programa originario de la revolucion, con los que fusilaron a todo opositor sin que existiera la pena de muerte en Cuba, los que hundieron un remolcador con familias enteras incluyendo niños y un poco antes otro barco repleto de civiles en el río Caminar.

    Nosotros los más ocambos ya conocemos la estrategia de la maquinaria de propaganda castrista y sus papagayos, matar al mensajero para anularles el derecho como cubanos a exigir sus derechos arrebatados por la tiranía ilegítima que se apoderó del poder en Cuba mediante la traición, el engaño y la violencia. Como dice la cancion: Olvídate de París y hablame de Jatibonico Isidro. Los cubanos todos tenemos el derecho de cambiar el sistema despótico y fracasado actual por otro que la mayoría prefiera y eso el castrismo y sus apoyadores lo están impidiendo con retóricas y violencia de todo tipo.

    La nueva Cuba tiene que nacer del perdón y la reconciliación entre cubanos con ha ocurrido en otros países que si corrió la sangre a borbotones. Si ellos pudieron nosotros también. Pero lo que nadie puede negar es que el sistema actual tiene que desaparecer por otro viable, próspero y montado sobre un estado de derecho. Es inmoral y cobarde tratar sostenerlo a toda costa en contra de la voluntad de la mayoría del pueblo cubano.

  • el 14 enero, 2017 a las 5:56 am
    Permalink

    Ja, ja…Osmel, flota en el aire un desespero casi patológico para hacer que te definas, entendida la “definición” porque admitas incondicionalidad hacia cierta oposición … Esto te dará una idea de cuán escabroso puede ser el camino de la política, y cuán difícil resulta soñar un sueño propio cuando uno se lanza a estas lides…

    Por mi parte, anhelo ver ese texto en el cual definirás qué aspectos “revolucionarios” resulta lícito mantener ante la inminencia de un cambio.

    Partiendo de mi anterior interpelación, quisiera insistir en ciertos puntos, en busca de mayor claridad, agradeciendo de antemano la atención que nos deparas a tirios y troyanos…

    1) No creo conveniente dividir la sociedad cubana actual en comunistas y los que no lo son. No pases por alto que la Revolución no la hicieron los comunistas, sino un arrollador y variopinto conglomerado de tendencias que se fueron decantando política e ideológicamente con el paso del tiempo – incluso bifurcando en campos antagónicos – , a tenor de la lucha de clases interna, las presiones externas y las eventuales alianzas que propiciaron la sobrevida del proceso. En 1965 se fundó un Partido Comunista en el que confluyeron como alianza estratégica las vanguardias de esas fuerzas ya radicalizadas, pero eso no quita que hoy siga existiendo una amplia cantera de revolucionarios no comunistas, que bien podrían dar pie a un “segundo aire revolucionario”, enmarcados en el hasta ahora diferido Partido de La Nación Cubana, probabilidad que se mantiene en salmuera, – que yo recuerde – al menos desde 1986. Su eventual aparición en la palestra política cubana supondría duplicar – o quizás triplicar, y me quedo corto – la actual masa de militancia revolucionaria. Te lo cuento para que vayas tomando en cuenta a tus probables contendientes a largo plazo.

    Y cuando te puse ejemplo de las conspiraciones de Escalante y su grupo, es para que tomes en cuenta que ellos eran los comunistas “originales”, no los que llegaron con el Granma y luego adoptaron la denominación por razones como las que acabo de citar…

    2) Cuando hablas de esa oposición a la que haces algunos señalamientos tan leves como que “tiran piedras al Morro”…deberás delimitar hasta qué punto estos grupos son autónomos, hijos de una nueva circunstancia, o si mantienen vasos comunicantes con la otra “oposición”, la que perdió la guerra en 1966. Porque en nuestro país hubo una guerra entre dos bandos – algo que no sé si has sabido aquilatar – , y uno de eso bandos mordió por completo el polvo de la derrota y debió retirarse del teatro de operaciones. Y aquí quiero decir retirada del escenario nacional, porque desde entonces siguieron operando con tácticas de “muerde y juye”, amparados con demasiada frecuencia en territorio de EE.UU., cuyo Gobierno, que desde un principio los aupó, pues sus “ahijados” respondían en gran medida a sus intereses geoestratégicos y políticos, ante tanta derrota en el campo bélico optó por pasar con el tiempo al terreno cívico. Y aquí entramos en la palestra de los Derechos Humanos. Un buen principio para tu empeño sería que especifiques cómo te disocias – si esa es tu intención – de los derrotados de ayer.

    Y para que veas que no especulo cuando hablo de posibles vasos comunicantes entre el ayer y el hoy, aquí te cito un ejemplo concreto:

    https://decubavueltarriba.wordpress.com/2013/03/13/se-unen-a-la-oposicion-pacifica-cubana-contra-la-dictadura-castrista-en-cuba-la-hija-y-la-nieta-del-desaparecido-comandante-de-las-guerrillas-campesinas-anticomunistas-del-escambray-julio-emilio-carre/

    “Se unen a la Oposición Pacífica Cubana contra la Dictadura Castrista en Cuba la hija y la nieta del desaparecido Comandante de las Guerrillas Campesinas Anticomunistas del Escambray Julio Emilio Carretero”.

    Es decir, según la revista digital “Vueltarriba”, la UNPACU en Trinidad ha sumado a sus filas, a guisa de símbolo de su lucha hasta ahora pacífica, a la familia del asesino del maestro voluntario Manuel Ascunce, del campesino Pedro Lantigua y de varios miembros de la familia Romero, también campesinos de la zona del Escambray, que tuvieron la mala idea de simpatizar con la Revolución y terminaron cocidos a golpes y a tiros por los opositores de entonces.

    Si la nueva oposición que propones no tiene nada de agresiva con los revolucionarios, ¿qué explica este titular de la revista “Vueltarriba”?:

    EXCOMBATIENTE DEL ESCAMBRAY VISITADO POR MIEMBROS DEL FANTU=UNPACU EN TRINIDAD, SANCTI SPÍRITUS…

    Podría extenderme, pero como bien dices el espacio, incluso el virtual, nos constriñe. El resumen es que con estos fantasmas en lontananza, sólo faltaría una chispa para que renazcan viejos rencores. O va y me equivoco…

    Amigo Osmel, el camino que has emprendido se avizora preñado de entuertos. Que la buena suerte sea contigo…

  • el 13 enero, 2017 a las 6:40 pm
    Permalink

    Osmel : hay personas que cuando recibes dinero de los USA para hacer una actividad politica que tu gobierno no te facilita (participar en actividades politicas es un derecho civil ) dice eres mercenary…sin embargo cuando la revolucion fue costeada por el dinero sovietico y se convirtio en una base para pagar…..no lo vieron !!!!

  • el 13 enero, 2017 a las 6:20 pm
    Permalink

    ….jajaja bobo…no me digas que 8 dolares la hora es un sueldo decente para los estandares de los usa…y si te dan dinero y cupones y te regalan otras cosas es porque si no lo hacen esas personas se moririan de hambre pues esas ayudas son su unica entrada…y si, le pagan un sueldo a los viejos por ser viejos pero si no tienen familia que los ayude se tienen que ir a un asilo porque ese sueldo no les alcanza para vivir solos… si quieres buscar numeros busca las estadisticas…los usa son,de los paises desarrollados,los mas jodidos en cuanto a conquistas e igualdades sociales…no me jodas…

  • el 13 enero, 2017 a las 5:51 pm
    Permalink

    Jajaja, Eduardo. Convencer al exilio histórico de mantener las conquistas, jajaja. Si en Miami y los USA la educación básica es gratis y los salarios mínimos nacionales están por los 8 USD x hora que sería un salario mensual de 1280 USD y si estás jodido te dan dinero para que comas y te subsidian la renta de la vivienda y te pagan un salario por ser viejo y los seguros de salud son una bagatela para la calidad del servicio que recibes…. Ojalá la revolución algún día logre implementar las conquistas de Miami y los USA, te aseguro que se detiene el éxodo masivo de cubanos dejando atrás las conquistas socialistas.

  • el 13 enero, 2017 a las 9:44 am
    Permalink

    …pues adelante y felicidades con tu congreso osmel….yo quisiera ver como personas como tu o pedro campos pueden convencer a los recalcitrantes y extremistas de miami de mantener las conquistas sociales de la revolucion…ya quisiera ver como los grupos disidentes de la isla ,sin ninguna base social y popular que los respalde,puedan disputarle un espacio de direccion y poder en la “nueva” cuba que tu propones a los grupos duros del exilio que son los que tienen el billete que mantiene a muchos de esos mismos grupos…y porque el pueblo no apoya a esos grupos opositores que solo quieren lo mejor para ellos???…porque la mayoria de esos grupos estan mas interesados en viajar y dar a conocer sus ideas en otros paises que en dar a conocer esas ideas a los verdaderos interesados,el pueblo cubano…y mucha suerte tambien cuando le propongas a alguien en cuba tus ideas de resover los asuntos cubanos empezando por un congreso en los usa…puede que amigos y familiares te crean conociendo tu buena fe…mas suerte vas a necesitar para convencer a un desconocido y explicarle que diferencia tiene tu propuesta de la de los otros grupos subordinados a los intereses mas proamericanos de la disidencia y el exilio…

  • el 13 enero, 2017 a las 9:43 am
    Permalink

    Elio : te lo pido de rodillas, ante todos los lectores y autores : que es lo que tenemos hoy ????? Si logras responder esta simple pregunta seras un leal revolucionario y no un simple repetidor de consignas cargadas de intereses y emociones personales, pues sabras en verdad que lo que defiendes, es algo palpable y aceptable para todos los cubanos!!!! Ustedes un revolucionario que le dieron la oprtunidad de desarrollarse viajo,estudio, cultivo contactos….yo solo soy un cubano represaliado y que para leer algo que no fuera de ediciones R o grama ,trabajadores,etc tuvo que buscarlo muy bien buscado, sin embargo, lo reto : que tenemos que hay que defender ??

  • el 13 enero, 2017 a las 9:33 am
    Permalink

    Osmel : has tratado de enamorar a alguien con la oposición de los padres,vecinos,maestros,policias,bomberos,cederistas,chivatientes,etc,etc ?? No es nada fácil lidiar contra eso !!! Que yo sepa, ningún Regimen de este tipo ha sido derrocado…solo ellos cuando se aburren de lo mismo, lo cambian…y no ha sido por falta de lucha, ni de muertos, ni de presos……son muy duros de pelar !!

  • el 13 enero, 2017 a las 9:24 am
    Permalink

    Triste Osmel saber tu criterio negativo sobre la oposición democrática interna. Bien se nota que tus fuentes de información son las mismas de la maquinaria propagandista del castrismo y peor aún que lo repites como tuyo.

    Contesta con honestidad y sin los cantinfleo si has leído integramente los programas políticos y las hojas de ruta de los principales movimientos opositores dentro de Cuba. O es que te imaginas que muchas de las acciones que propones no están hace rato escritas y publicadas por esa oposición valiente que evidentemente no te agrada.

    Bueno sería que las leyeras y publicaras tu opinión aquí en HT. Eso sería más serio que ponerse a dudar de las intenciones patrioticas y democratizadoras de otros grupos de cubanos que están luchando dentro de Cuba.

  • el 13 enero, 2017 a las 9:20 am
    Permalink

    Bobo, aprovecho tu aguda y respetuosa intervencion, para hacer una dura y triste reflexión: Osmel, sin darse cuenta, arrastra años de dura reprsion, que le ha calado su cadena genética y lo hace esperar “peras del Olmo” no por leal, patriota, socialista…..no ! Puro miedo, que es lo que hace que los cubanos aguanten como carneros, esperando milagros de los Papas y Orishas. Osmel, no es fácil lidiar con los gobiernos comunistas….no ves cuantos estamos lejos !!!! Ademas, Osmel, demos las gracias a los que aun siguen siendo solidarios con nuestra tragedia…no ves que la tristeza se ha apoderado de nuestro pueblo cuando se le ha cerrado la puerta de escape? No ves que ningún cubano descontento puede hacer nada?? No crees que necesitamos ayuda??

  • el 13 enero, 2017 a las 6:28 am
    Permalink

    Elio y Ion: hombres como Pedro Campos o como yo, defenderíamos en un cónclave como ese que hipotéticamente mencioné en mi post, que el cambio incluya la preservación de las cosas sagradas para los cubanos de hoy en Cuba y que han costado sacrificios inolvidables. Además cuando haya democracia podremos convencer al pueblo de cuál sería el mejor camino, ahora es imposible porque ni tenemos voz ni el pueblo tiene soberanía: no vota entre opciones diversas. Si terminamos al fin siendo un Haití como dices, será nuestra culpa, pero como pueblo tenemos derecho a decidir democráticamente quienes nos representen y administren; incluso tenemos el derecho de fallar y terminar como Haití; los que no tienen derecho a pensar y decidir por todos los cubanos son ustedes los comunistas: es un crimen y es un delito de lesa humanidad. Sé que prefieren el despotismo de izquierda como supuesta garantía, pero ni siquiera funciona. Creo en el poder obrero, pero no en la dictadura del proletariado ni en la hegemonía del partido único, va en contra de la naturaleza humana y de sus derechos elementales. Sé también que aprueban el canje de derechos: perder un grupo para asegurar otros; yo no lo apruebo y debo ser horado, y defender mis ideas: tengo ese derecho.

  • el 13 enero, 2017 a las 6:28 am
    Permalink

    Isidro: si estoy contribuyendo al debate ya me siento útil y eso es lo que más me satisface, porque creo que es premisa del cambio, que nace en la mente de las personas y luego es que se puede materializar. Martí dijo de “una idea justa desde el fondo de una cueva vale más que un batallón de acorazados”. Los batallones están bien acorazados y la cueva es inmensamente profunda, pero la idea ¡por suerte! es tan obstinada como justa. Ahora, tus preguntas o peticiones de aclaración: no divido ni estigmatizo al pueblo, pero las palabras fueron hechas para ser usadas. Si me refiero a los comunistas digo “comunistas”; si me refiero a las diversas posiciones que tienen un denominador común en Cuba y es la ausencia de legalidad y derechos, usurpados precisamente por los comunistas en el poder, entonces para no hacer una lista larga digo: no comunistas. ¿Qué hay de malo en eso? Nada que ver con antiguos pleitos de facciones comunistas. Lo otro: ¿cómo la oposición estanca la posibilidad del cambio? Brevemente lo explico: con falta de unidad en medio de la diversidad normal; siendo radicales (muchos) al negar las obras positivas de la Revolución, sabiendo que el pueblo las reconoce; apartándose del pueblo por huir de la dinámica del sistema, con eso se vuelven extraños y proclives a ser desfigurados: donde el pueblo esté debemos estar si es que somos políticos de verdad, aunque no nos guste; teniendo un discurso más enfocado en el exterior que en el interior de la isla, producto de la mayor posibilidad de difusión y de financiamiento; desconociendo el sentir popular hacia la revolución y sus líderes, que al escucharlos con ese lenguaje duro siente más temor hacia lo nuevo que proponen que ha seguir arrastrando la vieja cadena. Puedo seguir pero se haría muy extenso. Creo en el papel positivo de la oposición, siento respeto, pero debo ser honesto y decir lo que percibo desde el interior de nuestro pueblo y espero que lo vean como algo bueno. Una muestra de ese distanciamiento que explico es la ausencia misma en un sitio como este de representantes de la oposición opinando y debatiendo con nosotros que somos parte de nuestro pueblo. Te prometo que antes que culmine el mes publicaré un artículo sobre “Qué debemos salvar de la Revolución”, porque aquí sería abusivo seguir.

  • el 13 enero, 2017 a las 6:27 am
    Permalink

    Eduardo: si crees que la idea de un congreso de cubanos por el cambio democrático es una reunioncita más, patrocinada por los USA, de gente que nadie conoce y hace lobby para vivir de una causa en la que no creen ni tienen fe, entonces no entendiste nada del post. Cansa releerte y explicarte el significado de las oraciones amigo; no sé por qué no entiendes, porque luces ser una persona instruida. ¿O acaso te burlas de nuestro debate? Te aclaro que para el resto es algo serio. Debe haber gente así como las que describes en la oposición actual, pero la mayoría tiene sus ideales. Si el pueblo no conoce más a aquellos que intentan ganar su apoyo para las causas que creen mejores para el país, es por dos cosas: les está prohibido asociarse legalmente y les es vedado el acceso a los medios masivos de difusión. Averigua quién comete ese crimen: la Revolución; o mejor dicho, el sistema socialista-radical que dices encontrar aún mejor apropiado que cualquier otra opción que conozcas. Debes amar mucho a una mexicana cuando te sacrificas tanto y no vienes a disfrutar de todos estos “derechos” que allá crees que faltan. Perdona que use tu mismo estilo sarcástico pero tal vez así logres entender mejor. Tengo fe en que seas un hombre justo y en algún momento definirás tu posición hacia lo más sensato. Si crees que complazco a lectores radicales, con ello más allá del irrespeto muestras ignorancia: ya deberías conocer mis principios y visto que no dejo de defender mi afinidad con el ideal socialista cueste lo que cueste, mientras crea en ellos.

  • el 13 enero, 2017 a las 1:18 am
    Permalink

    Jamas dije la reunion tiene que ser en los USA puede ser en las Islas Caiman o en Haiti que estan bien cerquitas, lo ideal seria que se hiciera en el palacio de las convenciones de La Habana, pero tu te atreverias a gestionarlo para hacer el Congreso de la Nacion que propone Osmel y muchos otros antes que el? Sabes bien que es imposible bajo una dictadura que moviliza a un ejercito para reprimir a un grupo de mujeres con gladiolos que intentan caminar juntas por la calle los domingos para reclamar derechos humanos.

    Insisto que dejes de apuñalar al mensajero y te concentres en el tema puesto por Osmel que es la necesidad urgente de repensar la Cuba que queremos para mañana mismo, pues no hay dudas que lo que existe actualmente es un desastre que no tiene ni pies ni cabeza y que esta llevando el pais al abismo y los responsables de evitarlo siguen haciendo lo mismo una y otra vez a pesar que esta demostrado que no funciona.

  • el 12 enero, 2017 a las 3:17 pm
    Permalink

    Todo esto de “ruta y andares” termina siendo puro cuento de trasnochadores. Peor, si se convocan en y desde el extranjero: el hilillo de agua, llegará a zanja comunal, pero nunca a río!
    La historia demuestra que los regímenes de falsos socialismos (porque eso es lo que han sido y con mucha demagogia, pero sin sostenibilidad en el tiempo) implosionan, aún cuando parezca imposible que eso suceda y ya ven: sucedió. Pero no para mejor. Todos cambiaron para peor: despareció el flamante movimiento obrero “Solidaridad” y Lech Walesa nadie sabe ni dónde está. Similarmente ocurrió con los demás, implosionaron sin que por ello hubiera una guerra civil.
    Ah! No fue así en Yugoslavia. Allí aquel regimen, el mas parecido al socialismo que vaticinó Marx, cayó, pero por la botas de la OTAN que alimentó las guerras fratricidas en los Balcanes y luego la intervención y bombardeos de la OTAN, para “pacificar a ese pueblo”.
    Tambien usaron igual pretexto con Sadam Hussein (y no lo defiendo) e intervinieron y lo mismo con Libia (por los “excesos del Kadaffi”) y hoy aquel pasi no es mas que una pugna entre tribus.
    Desde hace algunos meses, han jugado la carta de Ucrania, pero el Donbass se les atravesó en la garganta: es una guerra civil.

    Donde quiera que han “ayudado, ” han dejado una estela de odios irreconciliables, la ingobernabilidad de los que querían la “democracia” y sólo tuvieron las bayonetas. Hoy lo están tratando de hacer en Siria y ayudan y arman tras terceros al “Estado Islamico”, para dejar la misma estela y quedarse con sus recursos naturales y pueblos en pugna e incapaces de la unión para su defensa.
    Mañana, la nuestra no será simplemente la “República de Estrada Palma” porque no estamos a principios del siglo XX, sino en el XXI, en el cual, la agresión se hace descaradamente y hasta con el apoyo del concierto de naciones y entonces, aquellos que hoy hacen loas a los “paladines” de la Libertad, sufriarán en carne propia y llorarán sin consuelo sus vanas ilusiones y miopes miradas.
    Solo los cubanos de aqui y dentro de aqui, resolverán todos los problemas que deben ser resueltos, incluyendo el cambio de la constitución si fuera necesario y el tiemnpo será testigo como lo fue en Europa del Este.
    Pensar en la incapacidad del pueblo cubano -ya sea por adormilamiento, por estar manipulados o por cobardía- es no reconocer la historia de nuestro pueblo, muchas veces repetida, desde el siglo XIX y todo el XX. es denostar de José Martí, el más grande de los cubanos y eso no es más que una vileza de aquel que se quiera llamar cubano!!

  • el 12 enero, 2017 a las 10:49 am
    Permalink

    …puede que no me gusten algunas cosas del sistema castrista pero analizadas las circunstancias en que se tiene que desarrollar y los ejemplos y opciones que se ven en otros paises creo que todavia es una mejor oportunidad…sobre la reunion fuera de cuba ya eso es cosa vieja…no ves en las noticias todos los dias acerca de reuniones en los usa de los cientos de grupos “patrioticos y democraticos” que piden un cambio para cuba???…no hay casi todos los dias reuniones,congresos ,recibimientos y fotografias con personalidades y funcionarios del gobierno de los usa de todos esos “representantes” del cambio democratico en cuba???…ademas,y sinceramente,crees que reuniendose en los usa las cientos de organizaciones que existen y que en la isla no se conocen,muchas de las cuales solo tienen caciques y ningun indio,se resolveran los asuntos cubanos???…

  • el 12 enero, 2017 a las 9:23 am
    Permalink

    Osmel cuando tengas acceso a YouTube a full, verás los vídeo del joven Fidel Castro recaudando fondos en las entrañas del imperio y dicen las malas lenguas que hasta el magnate Rockefeller le tiró buenas propinas. Confirmado esta que el gobierno de Costa Rica en 1958 le envío a Castro en la Sierra Maestra un avión repleto de armas y dinero que fueron vitales para resistir la ofensiva del ejército batistiano y nadie anda diciendo que fueron financiados desde el exterior. Entonces que no te tragues el cuento que la revolución se hizo quilo a quilo vendiendo bonos del 26 de julio.

  • el 12 enero, 2017 a las 8:52 am
    Permalink

    La idea de reunir fuera de Cuba a todos los grupos de cubanos que quieren cambios serios en Cuba no es descabellada si se tiene en cuenta que la tiranía niega ese derecho a los cubanos en la isla. No es descabellada si se acuerda una hoja de ruta realista y con acciones que muestren al mundo que existimos millones de cubanos que queremos cambiar este sistema socialista totalitario anticuado y dictatorial. O me vas a decir que a ti te gusta el sistema castrista que existe en Cuba? Responde con sinceridad..

  • el 12 enero, 2017 a las 6:42 am
    Permalink

    Atila: ojalá el gobierno americano ponga ese dinero, sería muy útil y así pagaría un poco la deuda moral que tiene por haber metido sus narices interesadas en 1898, por la Enmienda Platt, por apoyar a Batista, por el bloqueo, por la guerra fría y los miles de disparates que se hicieron bajo su auspicio y provocaron daños. Ayudar a que los cubanos nos podamos reunir y canalizar un camino que traiga un desenlace a esta situación insostenible sería un gran aporte; siempre que no sea condicionado. Obama lo dijo, conozcamos la historia pero no quedemos atrapada por ella, sería provechoso. Martí pidió dinero a todo el que se le presentó delante y siempre supo que cuando un rico abría su bolsa para apoyar una Cuba libre no lo hacía por simple altruismo, también porque creía que en ese nuevo escenario tendría nuevas oportunidades. No me molesta que los EUA las tengan, siempre que no atenten contra nuestra soberanía, ni nuestros intereses nacionales, y ese no es el caso en el contexto actual, basta una neurona para tener la certeza.

  • el 12 enero, 2017 a las 6:41 am
    Permalink

    Jorge Alfonso: reconoces que la clase de gente a la que apoyas o perteneces se cree con el derecho y el poder de “entrar en cintura” a los que piensan diferente. Sabes lo que eso significa: reprimir, vejar, destruir. Reconoces entonces que la Revolución acude a esos métodos para sostenerse y eso demuestra falta de razones, de argumentos. Por esa causa me separé de la ideología de la Revolución: recuerda lo que dijo Martí sobre los dos tipos de hombres: los que aman y construyen, los que odian y destruyen. Machacando ideas y reprimiendo el deseo de ser un ciudadano útil no es “amar y construir”, es lo contrario. Me das lástima amigo, ¡hermano!, y te perdono. También lucho por ti, por los tuyos, porque se desprendan de esos lastres. Ah!, difícilmente en mi barrio encuentren gente mezquina dispuesta a reprimirme: me conocen bien, mi honradez y mis valores, y ni presionándolos lo harían. Deberán montar un círculo con agentes disfrazados de vendedores ambulantes o inspectores, pero aun así en mi barrio suburbano o en mi pueblo es complicado; en las ciudades grandes es más fácil esa sucia maniobra.

  • el 12 enero, 2017 a las 6:40 am
    Permalink

    Luis V: concuerdo contigo, pero no del todo: un empujoncito nos ahorraría décadas de espera por el mágico resultado.

  • el 12 enero, 2017 a las 6:39 am
    Permalink

    Ioan: no es necesario investigar esas estadísticas, las repiten a diario cuando hay votación anti-bloqueo en la ONU. Condeno el bloqueo porque es ilegal y anti-ético. Pero antes de preocuparme por poner remedio al mal que otros países hacen al pueblo cubano con sus políticas, creo justo y más perentorio revisar la paja (dígase viga) en el ojo propio: es el mal que el propio gobierno nuestro nos hace con el bloqueo interno que representa el sistema que se nos impone. Tú pareces pertenecer a la minoría amante del despotismo, conforme con la falta de democracia, que cree que por tener educación y salud gratis no necesitamos el resto de los derechos humanos elementales y básicos a nuestra condición como tales. Yo lucho por todos los derechos humanos, incluyendo los que mencionas. Creo que una Cuba mejor es posible y que el bloqueo norteamericano se desplomará una vez derribado el bloqueo interno, estoy seguro. Somos hermanos pero pensamos diferente, ¡es normal!

  • el 12 enero, 2017 a las 6:38 am
    Permalink

    Miranda: de sobra sabemos que no escuchan a nadie y tienen demasiado poder y ese poder no depende del pueblo, así que si dejamos las cosas como están nada pasará. El proyecto Varela no triunfó, como era de esperar; y tal vez los dos o tres próximos tampoco triunfen, pero lo que está mal es que no se hayan impulsados otros o ese mismo renovado a los nuevos requerimientos legales. Si quieren la palabra socialismo se la ponemos y punto, pero hay que abrir esa brecha que deje entrar la luz. Peor es este eterno inmovilismo, que pareciera complicidad o conformismo desde lejos, con el perdón de los que ponen el pellejo y les ha sido lastimado. En la Constitución solo dice “socialismo” como irrevocable, pero el mismo Fidel admitió públicamente que nadie sabe a ciencia cierta una receta exacta de lo que es el socialismo ni cómo alcanzarlo: podemos proponer entonces una receta nueva con todo lo que Cuba necesita.

  • el 12 enero, 2017 a las 6:38 am
    Permalink

    Bobo: de eso se trata cuando digo que hay que insistir en abrir una brecha dentro del marco legal existente. El Proyecto Varela fue rechazado y generó la modificación constitucional, pero no anula que se siga insistiendo y demostrando que no estamos conformes. Concuerdo contigo, pero sé bien lo que impide esas firmas millonarias: la ausencia de cosas semejantes a las que propongo en mi post. No tiene que ser exactamente lo que propongo, pero el camino está por ese rumbo.

  • el 11 enero, 2017 a las 11:43 pm
    Permalink

    Hola, Osmel:

    Como habrás notado, tu propuesta programática ha desatado un verdadero “brainstorm”, un avispero de ideas, y eso siempre es de agradecer. Desde la primera vez que accedí a HT presentí que este sería el sitio ideal para debatir. Tu llegada lo ha confirmado.

    Bien, digamos que con esta plataforma política tuya ya vamos “entrando en caja”, y parto de reconocer que en tanto que ciudadano cubano te cabe todo el derecho a proponer. Ojalá prenda ese espíritu en nuestra sociedad, con demasiada frecuencia adormilada en el ámbito cívico.

    Vayamos, por tanto, a los prolegómenos:

    “Los no comunistas tenemos derechos también” dices. Me encantó esa frase, y te lo dice alguien que no quiso ser procesado para el partido ídem cuando se lo propusieron, y siempre ha creído lógico y urgente que exista un espacio donde personas como yo podamos “militar”, porque entiendo que el amor a Cuba y cierta ética de vida rebasan las ideologías al uso. Además, te sugiero que dejes de dividir a Cuba en “comunistas” y aquellos que no lo son.

    Para mí eso dice poco. Comunistas son los que gobiernan hoy, pero también comunistas se declaraban los que allá por 1967-68 soñaron con un golpe de Estado a la Revolución, confabulados con los soviéticos, acusando a la dirección del país de estar “vendida” nada menos que a Francia. Dile a tu padre que te cuente de Aníbal Escalante.

    Ahora salto a otros de tus enunciados, que a mi juicio engarzan con el anterior y ayudan a ampliar lo expuesto: “la oposición igualmente tiene estancada la posibilidad de que triunfe el cambio constructivo” y “Queremos el cambio sin perder las conquistas de la Revolución”…

    No explicas cómo los opositores “estancan” la posibilidad, pero al menos yo, a estas alturas, tengo muy en claro que el pecado original de la oposición cubana, en su mayoría y conjunto desde 1959, ha sido plegarse
    a los intereses de las sucesivas administraciones de EE.UU, ya fuera por conveniencia o convicción. Y te invito a que me demuestres lo contrario. Explica aquí si no fueron la CIA y el Pentágono, amén de un burujón de políticos en la Casa Blanca y fuera de ella (más unos cuantos mafiosos) los que incitaron, financiaron, entrenaron, armaron y enviaron a los primeros guerreros a combatir la Revolución, ya fuera en Girón o en el Escambray. Y cuando no lo lograron por las armas, porque hubo mucha gente como tu padre, dispuestos a morirse por no darles el chance, entonces recurrieron a fomentar una sociedad civil a su imagen y semejanza, dedicando un promedio de 20 millones de dólares anuales en dinero federal para socavar el sistema en un país soberano y vecino.

    Osmel, todo ese contubernio mencionado – con armas o con dólares y condenas diplomáticas, amén del consabido cerco financiero – ha estado enfilado a un mismo propósito: echar abajo de un golpe a esa Revolución cuyas conquistas, según tus palabras, quieres preservar más allá del cambio. Por tanto, el cambio no es sólo del lado revolucionario. Más deben cambiar los que hace mucho que dictaron el asedio y sus acólitos. Mira que ya el flamante secretario de Estado de Trump anda sugiriendo revisar la salida de Cuba de la lista de países promotores del terrorismo. ¿Qué democratización puede haber en Cuba si la vuelven a amenazar con declararla terrorista y por tanto sujeta a un ataque militar? Ya Bush anduvo esa senda y mira cómo terminó el juego en la Primavera Negra de 2003.

    Para decirlo un poco más claro: la primera “conquista” de la Revolución debe ser la sobrevida. Si la tumban esto se va al carajo y volvemos a ser la republiquita de Estrada Palma… Tenlo muy en cuenta cuando hagas tu labor proselitista, para la cual debes partir de poner muy en firme los pies sobre la tierra, puesto que nada lograrás si no hay masa detrás de tus ideas. Recuerda a aquel que dijo (¿Estrada Palma?): “Ya tenemos república, ahora necesitamos ciudadanos…”

    Un saludo

  • el 11 enero, 2017 a las 10:03 pm
    Permalink

    ..nada bobo…en cuba si hay muchisimas cosas que arreglar pero me parece que hasta para ti,si tienes algo de sentido comun,te debe parecer absurdo y ridiculo el proponer que se reunan un grupo de “factores promotores del cambio democratico” a los que nadie conoce en los usa y resuelvan los asuntos cubanos … y que de esa reunion o congreso o lo que sea salgan las directivas y planes que,para el “cambio” ,deba cumplir el gobierno cubano..dime si eso no te parece absurdo o ridiculo….

  • el 11 enero, 2017 a las 7:44 pm
    Permalink

    No hay dudas que la propuesta de Osmel parece importante, porque sacaron en alarma de combate al escudron patriota para acribillar al mensajero y con la prohibicion expresa de opinar sobre el tema abordado. Sera que en Cuba no hay que cambiar nada de lo que tiene que ser cambiado?

  • el 11 enero, 2017 a las 7:38 pm
    Permalink

    Nada Eduardito, que en Cuba no hay que arreglar nada y Osmel nos escribe un post de vez en cuando para entretenernos y levantarnos el ego. Lo que no entiendo es que si todo esta tan bien en la isla, un revolucionario como tu te mantengas de lejitos en Mexico. Capitan araña le deciamos en el barrio.

  • el 11 enero, 2017 a las 7:29 pm
    Permalink

    Ioan, debes hacer el cuento completo. El bloqueo que dices es el resultado de una bravuconeria irresponsable de Fidel Castro que se apropio ilegalmente de toda la propiedad privada tanto de exranjeros como de los cubanos. Para su mala suerte parte de la inversion extranjera como le llaman ahora pertenecia a ciudadanos americanos que fueron defendidos por su gobierno mediante una serie de sanciones economica al gobierno forajido de los Castro que llego al poder utilizando la violencia armada y jamas se digno a legitimizarse con el voto popular. No olvides que cuando Castro tenia su tarjeta de credito ilimitada del CAME, le tiraba trompetillas al embargo sin imaginar que un dia la URSS dejaria de existir y con ella la chequera en blanco. Lo que ningun castrista se atreve a explicar es que en el mundo existen al menos 10 divisas internacionales ademas del USD que no estan “bloqueadas” para Cuba y economias gigantescas como la china y la rusa que son aliados incondicionales de Cuba, entonces por que necesitan a los USA para importar y exportar productos de todo tipo. Agregaria a lista gigantes regionales como Mexico, Brasil y Canada que tampoco tienen bloqueada a Cuba.

  • el 11 enero, 2017 a las 5:34 pm
    Permalink

    ATILA: Por el dinero para un congreso en Tampa no debes preocuparte. El dinero saldrá de donde mismo sale ahora para pagar a la contrarrevolución, en definitiva se trata de un plan para entregarle el pais a los amos del norte, volver al capitalismo y acabar con la Revolución que tanta sangre y sacrificio ha costado para tener lo que tenemos hoy. Por qué no se proponen un plan para acabar con bloqueo norteamericano, que tanto daño nos hace? Lo que buscan es volver a la porquería de la democracia representativa, en la que ya nadie cree en el mundo. En fin, lo que se propone es convertirnos en un Haití más en Latinoamérica. Buena cosa!!!.

  • el 11 enero, 2017 a las 3:03 pm
    Permalink

    …osmel..con todo respeto y sin animo de ofender te digo que tu afan de agradar al sector “duro” de los comentaristas de por aqui te hace perder la realidad…lei varias veces tu proyecto tratando de encontrarle la sustancia y el realismo que lo hiciera creible pero luego de leer varias veces la proposicion de un congreso para el “cambio” en cuba que se haga en los usa u otros lugares fuera de cuba me perdi y no pude menos que considerarlo,con todo respeto,una propuesta ridicula e increible hecha,como te dije,para agradar a algunos lectores de por aqui pero aparentando no ser tan extremista como ellos…eso es lo que te hace ganar algunas criticas ,consejos y regaños…no intento cambiar tus opiniones que me imagino que sean sinceras pero no podia dejar de dar mi opinion aunque se que estas no son las que te interesa tomar en cuenta….

  • el 11 enero, 2017 a las 11:16 am
    Permalink

    Osmel contribuyendo al debate de la hoja de ruta para salir del abismo en Cuba, te pongo el comentario que le hice a Campos en tu post anterior

    No hay dudas que el castrismo primero negocia con el mismisimo diablo antes que con la oposicion interna cubana aunque se proclame de izquierda. Lo ha demostrado tendiendo la mano a los mayores poderes politicos del mundo libre que eran sus enemigos jurados: la iglesia catolica y los USA. Asi que diseñar una agenda politica opositora con el presupuesto de un dialogo con la dictadura es irreal y con el mayor respeto hasta infantil.
    A mi entender la oposicion pacifica puede hacer mucha mas presion para sentar a la mesa al castrismo sin recurrir a la violencia. El difunto Paya demostro que es posible ponerlos en jaque cuando recolecto las firmas necesarias para exigir al parlamento cubano la discucion de un ley. Jamas vi a Fidel Castro sentirse tan molesto e impotente con una accion civica opositora y tanto se molesto que a Paya lo mato un arbol en la autopista.
    Me pregunto que impide a la oposicion pacifica y democratica poderse de acuerdo y entre todos recolectar 3 o 4 millones de firmas de ciudadanos cubanos pidiendo un referendo para decidir si los cubanos queremos seguir con el socialismo estalinista fracasado o pasar a la democracia como lo hicieron los chilenos frente al dictador Pinochet. Ten en cuenta que solo fuera de Cuba hay mas de 2 millones de cubanos que en su gran mayoria estarian dispuestos a firmar y en Cuba al menos 1 millon pueden lograr trabajando duro y sin miedo como lo hacen los valientes de UNPACU.
    Con 3 o 4 millones de firmas se puede ir a la Asamblea Nacional de Cuba con copia a la ONU, la Union Europea, Celac, Unasur, OEA a reclamar este referendum o en su lugar una lista de peticiones de derechos ciudadanos basicos que se violan en Cuba y que constituyen el bloqueo interno. Estoy seguro que eso pondra muy nervioso a la dictadura pues los dejaria en paños menores a nivel internacional donde todos los dias escuchamos a Bruno Rodriguez decir que el pueblo cubano vive feliz con su democracia que por tanto el mundo debe aceptar el castrismo como un sistema democratico legitimo.

    Como bien dicen los gringos: primero lo primero.

  • el 11 enero, 2017 a las 6:58 am
    Permalink

    Marlene Azor: por todo eso que enumeras es que creo que algo como lo que propongo se impone, si queremos un resultado real. Jamás sería factible ni viable ni aprovechable la presión o la solidaridad internacional si no se muestra un rostro, una unidad, una lucha concreta, más o menos así como lo planteo. El Gobierno no es el que tiene que ceder, ¡ojalá y lo hiciera! Pero conociendo la naturaleza humana se puede deducir que no lo harán. Quien tiene que obligar al Gobierno a ceder es la oposición, con un plan adecuado y mucha unidad en medio de la diversidad; quien tiene que enamorar a nuestro pueblo es la oposición, no creer que nuestro pueblo es masoquista o padece del síndrome de Estocolmo, como se acostumbra a decir: hay que aterrizar o serán cinco décadas más.

  • el 11 enero, 2017 a las 6:58 am
    Permalink

    Bobo: me encanta que pongas el punto sobre las íes. En los post estamos limitados a un espacio, pero en los comentarios podemos complementar si aparecen cuestionamientos inteligentes como los tuyos y los de otros. El pto 1: ¿Digo acaso que Raúl aceptaría algo o se pondría de acuerdo en algo por libre y espontánea voluntad? Todo lo contrario, exhorto a la oposición a mostrarse como tal, a dejar de ser varios borboteos de gas y calor en puntos aislados de la montaña y acabar de ser un cráter bullente: si no somos en verdad un volcán jamás escupiremos lava. ¿Entiendes la metáfora? Hay un gran valor en proponer a Raúl, independientemente de que jamás acepte, o de que si lo haga sea obligado. Pto 2: no entiendo que digas eso, que me acuses de no tener en cuenta a los cubanos del exterior, cuando en el post se demuestra todo lo contrario. En el Congreso para el cambio que propongo irían todas las organizaciones que promueven la democracia, y muchísimas son del exterior o tienen miembros en el exterior. Igual que los 11 millones de la isla no participarían en dicho encuentro, ni en la toma de decisiones, solo los organizados, tampoco los 2 millones que mencionas en el exterior deben participar, solo los organizados. Ser solo espectador es también un derecho. En el Gobierno de transición propongo dos tercios de la oposición integrando un Consejo de Estado omnipotente; no lo digo pero si me preguntas creo que deben ser de la isla, que corren más riesgos y serían mejor vistos por el pueblo de la isla que es mayoría, que los del exterior, desfigurados por el sistema; y eso no cambiará de la noche a la mañana. Quien persiga puestos que espere 2 años y se someta al voto del pueblo. Pto 3: para nada creo ni hago eso que dices. Respeto a Raúl por costumbre mía de respetar hasta los niños pequeños, como si fuesen adultos. Respeto inmensamente a la oposición también, tanto así que me molesta verles tirar piedras al Morro y que estas reboten casi como burla, por décadas. David no hubiese derribado a Goliat con ofensas, ni con una espada, ni con una lanza: lo hizo con una pequeña piedra, pero bien dirigida, hacia un punto sensible del gigante aparentemente invencible: saca tus propias conclusiones.

  • el 11 enero, 2017 a las 6:57 am
    Permalink

    Esopo: aprecio tu actitud y llamo a todos los que leen HT y comparten nuestros criterios en silencio, a que no nos dejen solos como de costumbre, porque sé que prefieren no opinar para no entrar en “dime que te diré” con los que tienen posiciones extremistas. Ahora es preciso opinar.

  • el 11 enero, 2017 a las 4:45 am
    Permalink

    Osmel te felicito de entrada por tu nivel de civismo ciudadano, por tu anhelo en ayudar a reconstruir el país por el bien de todos y para todos. Tu hoja de ruta me ha parecido muy buena. Ahora bien, -y sin ánimos derrotistas-, si vas y lees el Proyecto Varela verás que en “su hoja de ruta”, (él lo llamó proyecto) planteaba una plataforma igual de civilizada y democrática como ésta tuya, respetando a los dictadores, sin gritar un “abajo Fidel”, y totalmente socialdemócrata, con la aceptación y respaldo en toda Europa y de observadores como Jimmy Carter, y la respuesta del gobierno de Cuba fue: hacerle una enmienda a la constitución donde dice que el socialismo (el de ellos) era “irrevocable”, quiere decir que bajo la ‘constitución’ -de ellos- te enjuician con los cargos de actividades mercenarias y actos que intentan contra la seguridad nacional y blablabla. Ojala y me equivoque y que esta vez el gobierno sí escuche la próxima propuesta que les hagan, y que por fin ‘acepten’ dar los pasos hacia una democracia ordenada y construir La Nueva Cuba. Yo personalmente tengo desconfianza total de que los dictadores acepten entregar el poder.

    Saludos.

  • el 10 enero, 2017 a las 8:43 pm
    Permalink

    Osmel
    Si tanto te preocupa la prosperidad de Cuba, por qué no se te ocurre una estrategia maestra para que esos 2 millones de cubanos que viven en el exterior trabajen para eliminar el bloqueo que mantiene los Estados Unidos de América sobre tu país, en lugar de ponerte a hacerle el juego a los que critican la dirección de un país que logrado mantener un sistema de salud y de educación, de los cuales te has servido toda tu vida, sin preguntarte cuanta cuesta mantenerlo. Ningún país del mundo con el gobierno del tipo que se te antoje es capaz de mantener una economía, sin la posibilidad de tener cuentas en divisas en bancos internacionales. Cuba ha tenido que comprar alimentos y medicamentos con dinero en efectivo, en una maleta, por no poder hacer una transacción bancaria. Si es posible investiga sobre la demanda de Cuba a los Estados Unidos por los daños causados por el bloqueo.

  • el 10 enero, 2017 a las 7:04 pm
    Permalink

    Para hablar en Cuba de oposicion como factor importante politico, esta debe tener base social y desgraciadamente no la tiene. En vista de eso , el sistema solo tiene posibilidad de ser cambiado desde adentro, por los que estan en el poder o en la asamblea, ir ganando derechos poco a poco , e ir adquiriendo responsabilidades en la gestion economica . Pararse en una esquina a gritar consignas que ya han sido etiquetadas como “imperialistas, yankee y contrarevolucionarias” no ayudan en nada; sino cambian el lenguaje y se ajustan a exigir cosas palpables y de la necesidad inmediata ,poco van a lograr. Lo que hay en Cuba no tiene una solucion facil ni a corto plazo , por lo que es tonto pedir un cambio total de una vez.

  • el 10 enero, 2017 a las 5:38 pm
    Permalink

    La desobediencia civil está justificada frente a una dictadura y más ante una dictadura totalitaria, te pregunto: ¿En que parte del presente artículo de Osmel está haciendo un llamado a la desobediencia civil¿ su llamado es al diálogo entre diferentes, solo un troglodita es capaz de amenazar a alguien que civilizadamente está proponiendo soluciones a la problemática cubana.

  • el 10 enero, 2017 a las 4:36 pm
    Permalink

    Entiende esto, quizás no te hallan puesto en cintura por la trayectoria de tu padre, pero cuando decidan hacerlo no serán las autoridades legitimas constituidas las que se encargaran de hacerlo aun cuando estas llamando de hecho a la desobediencia civil, lo cual es un delito a la paz social y la seguridad y estabilidad del estado, los que se encargaran de ti serán organizaciones u organizados de tu mismo barrio, y entonces tendrás que decidir emigrar para refugiarte donde la gusanera que es el lugar donde debes estar.

  • el 10 enero, 2017 a las 11:24 am
    Permalink

    Este es un plan genial, nada mas tienes que enmendarle las boberias que te han señalado y listo. ¡A ponerlo en marcha! ……Pero ¿con que dinero hacemos un congreso en Tampa?,¿Con que dinero financiamos una constituyente? Bueno eso no tiene problemas. Pidanlo gobierno americano que tiene siempre fondos para ideas como esta.

  • el 10 enero, 2017 a las 7:48 am
    Permalink

    Muy sensato el plan que propones.Pero veo dos obstáculos muy grandes:
    1-El atrincheramiento del gobierno cubano en sus posiciones más retrógradas, incluído seguir denigrando a Obama y apostando por “el paraguas de Putin” en su relación con Trump, por eso, la invitación a Trump en la pasada Feria internacional de Comercio en Cuba en octubre pasado, y el continuar con cancioncitas en la parada militar del 2 de enero contra Obama y un silencio “respetuoso” y felicitaciones a TRUMP cuando ganó las elecciones.
    2-El atrincheramiento del gobierno cubano en su política interna con relación a la economía y la política.La represión se incrementa y la economía está en recesión, el estilo estalinista de dirección de ordeno y mando centralizado que ha llevado al país al abismo está intacto.
    Frente a esto lamentablemente no veo la salida desde el punto de vista interno, sino a partir de la presión internacional para que se respeten los Derechos Humanos en Cuba, todos.
    Creo que desconoces a la oposición interna bien variopinta, y nada superficial.Te has referido en este trabajo sólo a los republicanos cubanos y la mayoría de las organizaciones de los opositores cubanos son socialdemócratas.Pero incluso los republicanos tienen ideas muy sensatas sobre la civilidad a desarrollar a través de las leyes.
    El problema del desconocimiento es precisamente una barrera fundamental por la represión interna.No veo más salida que la presión internacional para eliminar la represión y entonces permitir el conocimiento mutuo y masivo de los opositores y el resto de la población. Es una acción política que debe lograr un apoyo internacional masivo como la lucha contra el apartheid sudafricano.Sin la tolerancia del gobierno al pensamiento diferente, no puede emerger la sociedad civil independiente hoy sepultada por la represión y el control de la información interna y que tiene programas de cambios variopintos y sensatos.
    Todo lo que propones en relación a la voluntad política del gobierno cubano hasta hoy, es inexistente.Luego entonces estás frente a un interlocutor sordo.La sordera se quita con la presión internacional, no veo otra posibilidad.
    No puede sacrificarse otra generación más de cubanos por la tozudez del gobierno, no debe esperarse más al 2018 ni a la muerte del segundo dictador.La presión internacional tiene que intensificarse este añoy por esa vía permitir la emergencia de todos los grupos opositores hasta hoy reprimidos. No descalifiquemos a nuestros compatriotas sin conocerlos.

  • el 9 enero, 2017 a las 10:11 pm
    Permalink

    Osmel, excelente tu propuesta de pasar del lamento y el fatalismo a la accion politica. Excelente que a falta de propuestas nuevas de la elite gobernante el resto de los cubanos debemos repensar como salir del desastre actual. Excelente que la comunidad interncional conozca que hay millones de cubanos que no se sienten representados por una elite que se mantiene en el poder por la violencia
    Te pregunto con el animo sincero de entenderte:
    1. De donde sacas que Raul Castro despues de 58 años protagonizando con Fidel una ferrea dictadura de corte estalinista, de la noche a la mañana le dara una crisis de conciencia democratica, reconocera a la oposicion pacifica y llamara a una Constituyente. Este milagro siempre esta presente en casi todas tus propuestas pero no le encuentro asidero en la realidad.
    2. Puedes explicarnos por que no incluyes en tu hoja de ruta a los cubanos que vivimos en el extranjero con un actor mas en la construccion de la nueva Cuba. Por mi cuenta somos mas de 2 millones de cubanos que hemos visto bastante mundo y podemos aportar con nuestras vivencias que la mayoria de los cubanos de la isla no tiene. Me atrevo a decir que en numero somos mas que los militantes del PCC.
    3. Puedes explicar por que manifiestas tanta animadversión hacia la oposicion pacifica dentro de Cuba. Tal parece que das mas credito a un tirano como Raul Castro que en los cientos de cubanos que literalmente se juegan la libertad y hasta la vida por lograr un cambio democratico para nuestro pais. En serio creo que si pretendes un Congreso para pensar en una Cuba mejor, deberias respetar a todos los cubanos que valientemente se oponen al la dictadura que nos oprime.

  • el 9 enero, 2017 a las 8:29 pm
    Permalink

    Osmel muy razonable tu como “armar una ruta de cambio”, no voy a cuestionar tus puntos de vistas al respecto porque pienso que están en correspondencia con lo que venimos defendiendo la tendencia que abogamos por un dialogo nacional entre todas las partes en conflictos, incluyendo aquellos que aparentemente no opinan y mucho menos exponen públicamente sus opiniones al respectos pero están al asecho para en el momento que consideren oportuno salir a la palestra pública a hacer sus reclamos también, son a los que denomino el NO CASTRISMO que a mi modo de ver constituyen mayorías. Te reitero lo oportuno de tus artículos de opinión en estos momentos que Trump está por asumir como presidente de USA y empezar a definir su política hacia Cuba, porque la vieja mentalidad anticastrista se siente envalentonada y están reviviendo desde la fracasada “Iniciativa para una nueva Cuba, en la Casa Blanca, 20 de mayo de 2002” de Bush hijo, hasta una ocupación de Cuba por la 82 División de la Armada Americana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *