Comienzo y final de una verde mañana

Dr Roberto Mulet*  (Juventud Técnica)

el-fraude-de-la-medicina-cuHAVANA TIMES — Hoy quería estar escribiendo mi trabajo para la columna DFísik. Debía ser algo así como “El tiempo para Físicos y Poetas”. También debía atender el trabajo de Licenciatura de mi estudiante de 5to año, algo sobre modelación del Metabolismo Celular en células de mamíferos. Preparaba los varios puntos que debo presentar en mi consejo de dirección y además organizaba una clase metodológica.

Esa era mi mañana cuando me llegó un correo anunciándome que el MINSAP reconocía a la “Medicina Natural y Tradicional como especialidad médica, integradora y holística de los problemas de salud”. Mañana arruinada.

No es un problema personal; la verdad, cuando llegue a un médico y me recete góticas florales, cambiaré de médico; cuando a mis hijas las quieran anestesiar con acupuntura cambiaré de hospital; cuando me propongan la próxima vacuna homeopática, los mandaré lejos. Todo sin rencor ni demasiado esfuerzo intelectual. O sea que, personalmente, la decisión de marras no me quita demasiado el sueño.

Pero como en Cuba, al menos hace algunos años, enseñaban a andar por la vida pensando en alguien más que en uno mismo, me preocupo. Me preocupo por los recursos que se dilapidan. Recursos que podían usarse elevando más el salario de los médicos, o el mío de profesor universitario o comprando más leche en polvo para los niños de ocho años. Da igual, cualquier cosa es mejor. Me preocupo por los pacientes que confían ciegamente en nuestro sistema de salud y que serán víctimas de prácticas seudo-científicas. ¿Cuál será el precio humano que pagaremos?

Pero preocupaciones aparte, siento pena por nuestro sistema de salud, uno de los logros de la Revolución. Por los miles de médicos que desde prácticas científicas salvan millones de vida en Cuba y en el mundo entero. Me apenan los futuros médicos que ya estudian en secundarias y pre-universitarios de dudosa calidad y que difícilmente podrán discernir solos la diferencia entre la medicina validada por la evidencia y el desatino bordeado de palabrería filosófica.

Siento pena por la vergüenza histórica que cae sobre ese consejo de dirección del MINSAP, al fin y al cabo probablemente compañeros buenos y revolucionarios. Siento pena por los pocos colegas que han estado combatiendo durante años tanta insensatez y también por las direcciones de la Academia de Ciencias de Cuba y del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que, hasta ahora, se han pasado con ficha.

En fin, una mañana llena de preocupaciones y penas.

No quiero aburrir con largas explicaciones sobre la seudo-cientificidad de la mayoría de las prácticas que acaba de aprobar el MINSAP, por demás ya abordadas en Juventud Técnica, en conferencias y en el libro Medicina sin Apellidos. Al menos hoy no vale la pena. Quería solo compartir un estado de ánimo, hacer manifestación catártica de una pregunta que me va abrumando: ¿se sabe en la dirección del MINSAP qué es el método científico? Yo lo dudaba. Acaban de demostrar que no. Y ahora que lo escribo y aprehendo el hecho, mi preocupación y pena se vuelven pánico. ¿Cómo es posible? ¿Quién más no sabe de él?
—–
* Profesor Titular. Facultad de Física. Universidad de La Habana


15 thoughts on “Comienzo y final de una verde mañana

  • el 31 mayo, 2015 a las 7:26 pm
    Permalink

    todo eso sera resuelto en Cuba con algo unico, el veneno de alacranes, recientemente se publico que que ya se estan fomentando a escala comercial las crias de grillos, muy necesarias para la alimentacion de los susodichos.

  • el 31 mayo, 2015 a las 3:39 pm
    Permalink

    La noticia no especifica, pero me imagino que método guajiro: prueba y error. También es conocido que los invedtigadores y compañias farmaceuticas roban conocimientos ancestrales de pueblos indigenas sobre el principio activo de muchos remedios y después los patentan como si fuera un nuevo aporte científico.

    En este caso dice que extrajeron una toxina del veneno de abejas que destruye el virus sin daños colaterales, pero solo Dios sabe de donde sacaron la idea. Tal vez algún paciente con VIH o de cancer que mejoro con algunas sesiones de apiterapia.

  • el 30 mayo, 2015 a las 6:39 pm
    Permalink

    Dijiste los cientificos? Que metodo usaron para descubrirlo?

  • el 30 mayo, 2015 a las 3:09 pm
    Permalink

    Una cosa es abrazar el método científico como opción personal (el autor) o colectiva (las sociedades modernas y sus élites de poder) y otra muy diferente creerse que es la única vía de conocimiento, que es lo que parece creer el autor. Y mucho peor por reaccionario y oscurantista es pretender reprimir cualquier otra vía de conocimiento, que es lo que hacen los lobbies “científicos” alrededor del mundo, en la práctica protegiendo su hegemonía social y económica. Y poco tiene que ver la penicilina con esto, cualquiera que vaya a China encontrará cientos de millones afirmando estar vivo gracias a prácticas no avaladas por el método científico.

    Dejen la arrogancia señores, la ciencia ni ningún otro método tiene todas las respuestas. Investigan, busquen su verdad y dejen al resto hacerlo a su manera.

    Por cierto, soy matemático e ingeniero en computación.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 30 mayo, 2015 a las 9:19 am
    Permalink

    Bueno Rogelio acaban de dar la alentadora noticia que los científicos han descubierto una cura efectiva para el VIH en los USA. Esta vez parece que el remedio si es efectivo pues destruye el virus sin dañar el resto de las celulas.

    Es una sustancia natural, tan cerca de nosotros y facil de obtener como el veneno de las abejas. Jajajaja Así que la medicina natural es hechicería. Lo que hay que escuchar.

  • el 30 mayo, 2015 a las 8:15 am
    Permalink

    Pues yo coincido bastante con el autor del post y con el comentario de Rogelio. Hay que deslindar lo que realmente sirve de la superchería.
    Si no fuera por la penicilina en sus diferentes aplicaciones, ya hoy personalmente, estuviera cinco o seis veces muerta.
    Por eso coincido con el personaje protagónico de Medianoche en París, cinta de Woody Allen.

  • el 29 mayo, 2015 a las 7:00 pm
    Permalink

    No se cual seria la proporcion de fallecidos con anestesia, supongo que uno cada 50 000, Cuanto seria con acupuntura?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *