Comenzaron los apagones en Cuba

Por Benjamín Noria

Apagón en una calle del municipio de Cerro en La Habana. Foto de archivo: EFE

HAVANA TIMES Durante una semana de este mes de mayo de 2021 hubo apagones en casi todo el país. Lo que informaron en el televisor es que había averías en una termoeléctrica. El Gobierno comunista de Cuba un día de estos ya no podrá sostener al pueblo con las mentiras habituales.

Han pasado 5 meses desde el inicio de la llamada “Tarea Ordenamiento” (reformas económicas) y además de subir los precios también comenzaron los apagones. Estos apagones significan que el régimen está dando sus últimas patadas de ahogado. La ineficiencia del sistema de gobierno de los Castro ha dejado en un país en ruinas.

En este momento, el agua la abastecen con irregularidad en muchas ciudades, el pan lo están elaborando con maíz y calabaza, el arroz no le alcanza a los cubanos para el mes, no hay amalgama para hacer obturaciones en las clínicas estomatológicas, no hay antibióticos, y a eso se le suman los apagones.

Sin embargo, de manera paradójica se ha incrementado la presencia de militares en la calle. Cuando los gobiernos totalitarios están en crisis es cuando más represivos se ponen, pues le tienen miedo a un estallido social.

Que alguien se imagine como pasar un día sin corriente eléctrica y, por consiguiente, sin poder usar los ventiladores o aire acondicionado, el que lo tenga, en un país con clima tropical y húmedo como Cuba. Qué calidad de vida y estado de bienestar puede aspirar un cubano en estas condiciones. Cómo los trabajadores estarán motivados a producir y rendir en el trabajo en estas condiciones deplorables.

El régimen de los Castro se autoproclama defensor de la nación, pues se considera víctima de los ataques que se le hacen en revistas y periódicos digitales y redes sociales que, según ellos, amenaza la soberanía del país.

Sin embargo, desde el triunfo de la Revolución en 1959 ha ido destruyendo todos los espacios de legalidad y libertad y sumiendo en la miseria a grandes sectores de la población, vejando la información, destruyendo la justicia, cometiendo crímenes contra los derechos humanos, y estableciendo un nuevo modelo de dictadura para el siglo XXI, que ya comienza a ser imitado en otros países de América Latina.

La dinastía Castro se aferra con tenacidad al pasado, y sus lineamientos del Partido y reformas son una receta segura de estancamiento, fracaso e irritación social. Ellos no creen en el mercado y no ven en la empresa privada el motor del desarrollo, sino el instrumento de la explotación del obrero. Piensan que incumbe al Estado dirigir la vida económica y patrocinan el intervencionismo estatal como garante de la justicia social.

Los apagones vienen a añadir más inseguridad a muchos que ya no confían en el Gobierno que los dirige. No quieren al Gobierno que sigue tirando piedras desde hace 60 años sin acierto en el progreso y la prosperidad del país. Los cubanos sobreviven a duras penas una de las dictaduras más largas que ha existido en América. 

Muchos cubanos han llegado al desespero que provoca la monotonía de la falta de franqueza del Gobierno en su monopolio mediático. Yo estimo que ya más de la mitad de la población quiere irse del país a otros lugares del mundo a probar suerte y tener una vida mejor.

¡Ya es hora de que se extinga la era del totalitarismo!  ¡Ya tienen que acabarse los errores económicos y políticos de los Castro!

Lea más desde Cuba aquí.


One thought on “Comenzaron los apagones en Cuba

  • el 25 mayo, 2021 a las 9:41 pm
    Permalink

    Es cierto todo lo que dice el Benjamín Noria, pero lo que dice son solo algunas de las causas que nos han traído hasta aquí y que nos conducirán a situaciones de cada vez más pobreza, miseria para la mayor parte de las familias de trabajadores, que cada día se la hace mucho más difícil conseguir lo mínimo necesario para llevar una vida en pobreza extrema y para muchos una miseria intensa. Pero lo más triste y preocupante del caso es que se niegan a reconocer las causas reales de su fracaso, y por tanto ninguna de las medidas que intenten emplear, recibirá el apoyo de quienes mantienen el poder real en sus manos oír que ellos se niegan a cambiar todo lo que debe ser cambiado, todo lo que no funciona, todo lo que ha fracasado. El cambio que necesita el país solo podrá realizarse cuando renuncie el Buró Político, el Comité Central del Partido y el Consejo de Estado, la Asamblea Nacional del Poder Popular y los gobiernos Provinciales y Municipales y de los Consejos Populares. Todos ellos, que no llegan a mil personas en todo el país son los responsables directos de todas nuestras desgracias. Los trabajadores libres deben asumir las direcciones de todas las empresas estatales (no socialistas) agrarias y urbanas y con esa medida se eliminará el Bloqueo Interno, el que más daño nos ha hecho y lo seguirá haciendo hasta que el pueblo, cansado de tanta ineficiencia, corrupción y desinterés, les arrebate el poder de las manos y les exija cuentas por los 61 años de gobierno totalitario estalinista, porque de Marxismo y socialismo saben muy poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *