Carlos Acosta y el Premio Nacional de Danza

Dariela Aquique

Carlos Acosta y Tamara Rojo en una presentación del Royal Ballet of London en Cuba en Agosto 2009. Photo: Caridad

HAVANA TIMES, 29 agosto — Esta noche se correrán las cortinas del majestuoso, antiguo teatro Tacón, hoy Gran Teatro de La Habana, para celebrar la gala de premiación, donde fue concedido el Premio Nacional de la Danza 2011 máximo galardón que confiere el Consejo Nacional de las Artes Escénicas a Carlos Acosta, preponderante figura del ballet clásico.

El que en ocasiones anteriores ha obtenido importantes galardones, entre los que resaltan la Medalla de Oro en el Prix de Lausana o el Premio Laurence Olivier, por su coreografía Tocororo, una fábula cubana al mejor espectáculo que se presentara en los escenarios londinenses durante el 2006.

El pasado día 25 de agosto cuando se anunció que le sería otorgado este importante premio la noticia fue acogida con gratitud por todos. En primer lugar el laureado tiene sobrados méritos como artista, dotado de un talento y unas aptitudes excepcionales para la danza, en segundo lugar recibirá este homenaje con solo 38 años de edad, lo que no es habitual, pues la tendencia es a reconocer a los veteranos.

Por otra parte, y este es un detalle notable, Carlos Acosta reside fuera de Cuba en su condición de artista principal invitado del Royal Ballet británico y siendo además la segunda personalidad cubana que integra esta prestigiosa Compañía.

El famoso bailarín nacido en La Habana en 1973, concluyó sus estudios en 1991 en la Escuela Nacional de Ballet de La Habana, formado en estas filas ha sido fiel exponente de los presupuestos estéticos de esa academia.

A razón de este premio, el bailarín  ha expresado: … que tiene para él un alto valor, pues se trata de un lauro que se confieren su país al que ama incondicionalmente, donde siempre es gusto estar de vuelta y lo que hace también que se cumpla el adagio de ser profeta en su tierra…

Pero independientemente de lo justo que este premio sea, me pregunto: ¿le habría sido conferido amen sus virtudes, si su residencia en el extranjero no fuera por trabajo, sino en calidad de emigrante?, ¿le habría sido conferido si no hubiera manifestado más de una vez su agradecimiento a la Revolución?

Claro que no, Carlos Acosta tiene una casa en el norte de Londres, donde vive con su novia y en la terraza de esta casa concibió el guión de la Suite Tocororo,  el ballet dramático con libreto, coreografía y dirección general de él mismo (incluida en el Libro de Honor del Gran Teatro de La Habana),  inspirado en vivencias personales y el que fue estrenado a gradas llenas en la sala García Lorca de dicho teatro en el 2003, a cuyo debut coreográfico asistió Fidel Castro y al que Carlos después le llevó a sus padres a conocerlo.

Considero acertado y plausible este reconocimiento, en cambio sería bueno que a partir de este momento no fuera nada más cedido a cubanos residentes en Cuba o a no residentes que reafirmen no solo su nacionalismo, sino su identificación con el sistema en la isla.

Creo que fuera del país hay muchos artistas y científicos que también merecen Premios Nacionales en sus especialidades, cualquiera que sea,  pero los hay que no expresan su beneplácito para con la política en Cuba y esto los exonera de ser reconocidos. Recuerdo las palabras de Fidel a los intelectuales: ¡Con la Revolución todo, contra la Revolución nada! y ahora podríamos agregarle: …aunque sea de lejos…

De todas formas me sumo a la alegría de los cubanos y aunque no pueda estar esta noche en la capital, no perderé detalles de lo que transmita la televisión y desde mi casa, diré: ¡Bravo Carlos!, aunque sea de lejos.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *