¿Buena Fe o Doble Fe?

Por si las moscas… soy una cubana que ama Cuba y quiere su bien, que dice lo que piensa, con muy buena fe y que NO es financiada por nadie.

Por Cristal Pérez

Israel Rojas. Foto Cuba.si

HAVANA TIMES – El líder de la otrora muy seguida agrupación Buena Fe, Israel Rojas, afirmó alguna vez comentando sobre los orígenes del grupo: “Queríamos hacer música, no para vivir de ella, sino para ella“, y lo lograron con creces.

Exhibieron durante muchos años un torrente de letras inteligentes y atrevidas que le posibilitaron ganar una multitud de admiradores de su quehacer artístico, viendo reflejadas en sus canciones variadas temáticas, sobre todo sociales, que oxigenaban las preocupaciones de no pocos de nosotros, convirtiéndose en un fenómeno musical de moda poco usual. 

A más de una década de la creación del grupo, en ocasión del lanzamiento del CD π (3,14) de 2010, el cantante líder de la agrupación declaraba:

 “Es un fonograma que se parece a su tiempo; en él solo aparecen letras que se acercan a los jóvenes de la Cuba que se está revolucionando, la que queremos y debemos, cada uno de nosotros, conservar, pero de la manera más sensata y positivista que podamos. Fidel lo conceptualiza en su denominación de Revolución y a la juventud nos toca la responsabilidad de hacerlo creíble cambiando lo que deba ser cambiado y yo creo que a nosotros los jóvenes artistas nos toca un poco hacer reflexionar al resto de los cubanos de las maneras y las formas que lo podemos hacer posible. Es diciendo la verdad en cada momento y este disco tiene nuestra verdad y un poco de la verdad de todos”

¡Y ahí estuvo la clave de su éxito!

La crítica acertada y compartida en sus canciones, nos hizo, además de canalizar inquietudes, creer que la queja del inconforme, sería la brújula que facilitaría cimentar las bases de una Cuba mejor, transformada para bien. De sus textos bien pudieron haber partido estrategias, decisiones y hasta lineamientos. Mostraron hábilmente nuestras debilidades, nuestras fisuras, las aristas perfectibles de nuestro proyecto de país, lo que amenazaba (externa e internamente) la salud de la sociedad cubana e incluso nuestras fortalezas, colocadas todas minuciosamente en un Papel en blanco.

Pero pasó el tiempo y pasó, lo que ellos mismos advirtieran en su tema Fuera, del CD Catalejo (2008): “… a la larga los privilegios traerán miopías…” O tal vez, incluso, pueda ser… ¿viceversa?

Tal parece que “su verso atrevido, lo tildaron de perverso” y tuvieron que “mezclar su compromiso con bicarbonato”, y hacer que la censura, lograra un mejor proceso digestivo.

Muchos de sus decepcionados fans hoy reniegan del grupo, de su líder, incluso algunos de ellos se han juntado para quemar sus discos, otros lamentan haberse tatuado el logo de su ídolo musical. Yo en cambio no pretendo defenderlos ni condenarlos.

Si hoy su música pareciera nacer, a veces, de un pie forzado entregado por encargo, más que por inspiración y necesidad espiritual, solo ellos sabrán el costo de vivir de su música y no para ella. De ser así, imagino entonces el vacío que han de sentir.

Leo con honda tristeza que, sobre este y otros asuntos, andan los cubanos en las redes sociales agrediéndose entre sí. Debemos aprender que es esencial el RESPETO…a todos los niveles, en todas direcciones, en todos los sentidos. Si tantos cubanos dentro y fuera proclamamos amar profundamente esta Patria, donde TODO EL MUNDO CUENTA (o al menos, así ha de ser).

Debemos desterrar el irrespeto, el odio, los resentimientos, las conveniencias, las ansias de linchamiento…en ese caldo de cultivo, nada sano crecerá, nada productivo, nada que logre un mejor país.

Israel, supongo hayas aprendido a ser un Sobreviviente, “pagando en obediencia tu confort”. Te deseo vivas Sin arrepentimiento, tal vez un día “…pidas perdón en todos los gradientes”.

Desempolvando a Buena Fe

Lea más desde Cuba aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *