“Biden pone a Cuba en la mirilla”, dice Newsweek

Miguel Díaz Canel, Vladimir Putin and Joe Biden. Foto: Twitter/@DDNewslive/ AP

Por Frank Calzón

HAVANA TIMES – La influyente revista estadounidense Newsweek acaba de publicar un artículo donde se afirma que, durante la peor crisis entre Estados Unidos y Rusia desde la Guerra la Fría, “Biden ha puesto a Cuba en la mirilla”. 

Su autor, Tom Connor, que ofrece un amplio espacio a las autoridades cubanas para responder a las críticas de Washington, sostiene que Estados Unidos ha aprovechado el conflicto en Ucrania para abrir un nuevo frente político contra Cuba, a quien acusa de apoyar tácitamente al ataque de Rusia.

Motivos no faltan. Cuba evitó condenar la invasión de Rusia a Ucrania. Además, amplificó los argumentos utilizados por el Kremlin que sostenían que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN ayudaron a preparar la escena para el conflicto. Igualmente, solicitó a los países occidentales abstenerse en las mociones condenando a Moscú.

El régimen de Cuba ha denunciado duramente a la embajada de Estados Unidos en la Isla por “publicar con regularidad mensajes de apoyo a Ucrania, críticos de Rusia”. En algunos de esos tuits, dice Newsweek, “se acusa al gobierno cubano de apoyar a Moscú en el conflicto”. Y aunque no se menciona en el artículo, la embajada estadounidense también ha dado a conocer la dramática situación de cientos de presos políticos en la isla.

Newsweek además recoge que “la embajada rusa en La Habana también ha distribuido su narrativa de la guerra de Ucrania distribuyendo tuits en los que explica que “las tropas rusas cumplen valientemente lo que el presidente Putin ha caracterizado como ‘operación militar especial’ para neutralizar a Ucrania militarmente y eliminar las fuerzas de la extrema derecha, que según él han secuestrado el liderazgo de Ucrania”.

El régimen responde a los que dicen que Cuba apoya a Putin, recordando cómo Cuba brindó asistencia médica a los niños ucranianos enfermos después del desastre de Chernobyl.

Algunos historiadores, al leer esas declaraciones, recordarán la lógica perversa de Fidel Castro cuando apoyo la criminal invasión Soviética de Checoeslovaquia. Al mismo tiempo, Cuba, que carecía de delegación diplomática en Washington, era representada por Praga.

Me contaba Vaclav Havel, el expreso político y dramaturgo checo, que cuando llego a la presidencia, ordenó que expulsaran a los cubanos castristas de la embajada checa en Washington D.C. El gobierno de Havel recibió más tarde una fuerte denuncia de la dictadura castrista en Naciones Unidas en Ginebra.

Nadie debe sorprenderse si Ucrania en un futuro consigue, con el apoyo de sus aliados, que expulsen a la dictadura cubana del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Es una gestión que ya impulsa el Centro para Cuba Libre y que apoyan varias democracias y organizaciones internacionales.

La cancillería cubana al lamentar la suspensión de Moscú del Consejo hace unos días, además de culpar a Washington, dijo que después de la suspensión a Rusia, tratarían de hacer lo mismo contra otros gobiernos como Cuba. Ojalá que el canciller, que se ha equivocado tantas veces, en este caso tenga razón y que logre convencer a Raul Castro de que decrete una amnistía de los presos políticos, antes que varias naciones retiren diplomáticos de Cuba como protesta.

Según el artículo, que debe estar siendo estudiado con mucho cuidado en La Habana, “un mes antes de la invasión iniciada el 24 de febrero, el viceministro de relaciones exteriores ruso Sergei Ryabkov dijo que Moscú podría responder a una nueva presencia militar estadounidense en Europa aumentando la presencia militar rusa en sus aliados en el hemisferio occidental”. Una obvia referencia a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El fracaso de las conversaciones entre la OTAN y Rusia, según la revista, “pudiera resultar en una situación peor que la Crisis de Octubre de 1962, que llevó al mundo al borde de una guerra nuclear”.

En aquel momento, como se sabría después cuando se publicaron las memorias de Nikita Jrushchov, Fidel Castro urgió a Moscú a utilizar bombas atómicas contra los Estados Unidos, diciéndole que el pueblo cubano estaba dispuesto a sacrificarse para librar a la humanidad de una vez por todas del imperialismo estadounidense.

———

*Frank Calzón es un politólogo cubano y activista por los derechos humanos.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.