Adiós, 28 de Septiembre

Por Warhol P.

Foto: Dariela Aquique

HAVANA TIMES, 2 oct.  — Vivo en uno de los tantos barrios marginales de Ciudad Habana.  Desde que tengo uso de razón siempre que se acerca la fecha del 28 de septiembre, a los vecinos de cada cuadra se les convoca a una reunión cederista, es algo que a través del tiempo se ha convertido en un ritual, e igualmente todos sabemos que se trata de hacer una recolecta de cualquier cosa que sirva para llevarse algo a boca mientras se festeja.

Es un día que a mi modo de ver, en la actualidad a casi nadie interesa, mucho menos vi ese animo de años anteriores, en mi cuadra no se hizo nada, porque la noche de la reunión nadie logró ponerse de acuerdo en lo que podía colaborar.

Hubo quien dijo que resolvería un poco de aceite para hacer una ensalada, pero resultó que alguien comentó que el aceite que daría era muy poco para realizar un cubo de ensalada.   Una de las cederistas medio ebria gritó a viva voz que tenía niños chiquitos y que no podía dar ni un paquete de espaguetis, y que había mucha necesidad para tener que estar dando comida para una fiesta colectiva.

Luego de algunos minutos de discusión en los que nadie se ponía de acuerdo.

El delegado de la circunscripción ponía énfasis en lo importante que era para la revolución que entre todos se pusiesen de acuerdo en hacer cada uno un plato.  Muchos dijeron que un plato por persona era muy poco, porque en la cuadra eran muchos y  no todos estaban en la reunión, ósea, que la mayoría no aportarían nada, para luego venir a comer sin haber colaborado.

De repente para mí todo se convirtió en un show humorístico, perfecto para ser grabado para una televisora cualquiera.

Me trajo recuerdos de otra de las tantas reuniones a las que he asistido, una en especial, en la que se disputaban dos televisores que habían llegado por el CDR y que se le daría al que mas falta le hiciese (y no gratis pues habían que pagarlos a plazos y nada baratos, muchas personas en cuba aún no tienen un TV a color, en los que me incluyo), y los solicitantes eran varios, recuerdo que la reunión terminó con una gran revuelta y hasta el delegado recibió  golpes de algunos indignados cederistas.

Y nada, que al final, este 28 de septiembre, para muchos pasó inadvertido, en mi cuadra nadie quiso ponerse de acuerdo, y prefirieron quedarse para sí, lo poco que tienen.


5 thoughts on “Adiós, 28 de Septiembre

  • el 4 octubre, 2011 a las 1:02 pm
    Permalink

    jajajajajaja eso te quedo bueno

  • el 4 octubre, 2011 a las 12:10 pm
    Permalink

    los que aportaban se fueron pal Yuma

  • el 3 octubre, 2011 a las 3:35 am
    Permalink

    Pero aparte…antes era “chevere” se reunia el barrio….se empezaba por una botella de ron…y se terminaba,
    Con tremenda “rumba”me gustaba no por los CDR,sino mas bien algo que tenia que ver con el barrio y la gente…creo que ya nadie “aporta”

  • el 2 octubre, 2011 a las 11:02 am
    Permalink

    Hicieron bien, basta fiesta de los CDR, ya nadie esta pa eso

  • el 2 octubre, 2011 a las 10:22 am
    Permalink

    conmovedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *