Accidentalidad vial en Cuba ¿culpa de quién?

Por Repatriado

HAVANA TIMES  El teniente coronel Roberto Rodríguez, jefe de la Dirección Nacional de Tránsito, informó que el año pasado murieron 750 personas en accidentes. (1)

A continuación afirma: “En todas las causas resalta el factor humano. Por tal motivo, aseguramos que ese es el elemento decisivo en la ocurrencia de accidentes, a pesar de tener un parque vehicular envejecido, una red vial en regular estado y los niveles bajos de señalización. De ahí la importancia de que los usuarios de la vía actúen con responsabilidad”.

Es decir, según el policía, los culpables son los conductores, y vuelvo a citar “a pesar de tener un parque vehicular envejecido, una red vial en regular estado y los niveles de señalización”, el Gobierno, monopolio absoluto de todo lo que tiene que ver con esto, no tiene culpa.

Veamos.

Según datos oficiales ¡¡¡el 85% de las vías están en regular o mal estado!!! Por esa causa los sistemas de freno, dirección, transmisión y gomas están bajo constante desgaste, muchos se reparan con inventos y adaptaciones caseras,  ya que el Estado no permite que se importen las piezas necesarias.

El aparato estatal,  en su afán centralizador, no es capaz de coordinar reparaciones de empresas de electricidad, gas, agua o telefonía que abren constantemente huecos en las vías, pero no los cierran, pues eso depende de otra entidad, que no lo hace o lo hace mal.

Las calles secundarias parecen zonas bombardeadas, después de años sin reparación, obligando a que los choferes concentren el tráfico en las avenidas principales.

Las intersecciones en muchos barrios están abarrotadas de basuras que obstruyen la vía, la Empresa de Comunales, encargada de la recogida de desechos funciona como el Consejo de Estado, sin prisa pero sin pausa, pero sin prisa.

El transporte urbano, siempre sobrecargado, somete las calles a un estrés que no hay asfalto que aguante.

La señalización es en extremo defectuosa y escasa: poquísimos semáforos que muchas veces están rotos, señales verticales y horizontales desgastadas por las inclemencias del clima tropical y la falta de mantenimiento, eso cuando existen, que no es siempre y mucho menos en la cantidad necesaria.

Si es lamentable el sistema de señales para automóviles, para peatones, exceptuando algún semáforo peatonal, sencillamente no existe.

Las aceras son intransitables, por lo cual los usuarios caminan por las calles. También invaden la vía para tratar de subirse a una guagua, las cuales JAMAS se detienen en la parada, sino a unos 50 metros antes o después para poder controlar mejor el acceso al bus del enfurecido y desesperado ganado humano.

El parque automovilístico es una chatarrería rodante, con un promedio de edad de 32 años, según el Mitrans, ¿qué esperar si un Lada con 20 años o más cuesta casi 20 000 CUC o un destartalado Ford del 53 puede valer unos 12 000? El Gobierno sigue negándose a permitir la importación de autos modernos.

El 2do. Jefe de la Oficina Nacional de Inspección Estatal del Transporte añadió que en el caso de América, los incidentes viales cobran la vida anual de unas 154 000 personas (15,9 por 100.000 habitantes), variando las tasas, desde una cifra baja (6,0) en Canadá a una muy alta (29,3) en la República Dominicana.

Foto. cubadebate.cu

“Cuba, al cierre de 2017, registró una tasa de 6,67 fallecidos por cada 100 mil habitantes, con el fallecimiento de 750 personas,”, subrayó orgullosamente.

Creí que deberíamos felicitarnos por estar al nivel de Canadá, pero luego pensé lo que más importa para ese cálculo es la cantidad de vehículos por habitantes, que el número de personas en sí.

Me extrañó que los oficiales del Minint, siempre tan eficientes en su trabajo, hayan pasado por alto ese detallito.

Como no sé cuántos autos hay inscritos en Cuba, llamé a la Dirección Nacional de Tránsito, me preguntaron para qué quería saber, cuando les expliqué que era para cotejar las cifras dadas por su jefe, me dijeron que eso era un dato que ellos no daban a cualquiera. En la Cuba revolucionaria no soy un ciudadano, soy un cualquiera.

En Internet encontré lo siguiente:

Cuba ocupaba en el 2010 el lugar 95 de una lista de 120 países que presenta el Banco Mundial en cuanto al número de vehículos por mil habitantes con 38. Las naciones de América Latina tienen 186 como promedio, en la Unión Europea hay 541, las de altos ingresos de la OECD tienen 629 y los Estados Unidos 825. (2)

Canadá tiene una concentración de 563 vehículos por mil habitantes (3), hacemos 563/38 = 14.8, es decir, hay 15 veces más autos per cápita en Canadá, si hubiesen comparado de esa forma, mucho más adecuada, habríamos visto que hay muchísimas más posibilidades de morir en un accidente automovilístico en Cuba que en Canadá.

Se me han quitado las ganas de felicitarles, a no ser por el uso demagógico que hacen de la estadística.

Si sumamos a todo esto que en Cuba es más barato emborracharse que comer, y es casi tan fácil como sobornar a un policía, me parece que alguna responsabilidad tiene el Gobierno Revolucionario, y demos gracias a Dios que no tenemos tantos carros como Canadá.

 

1 http://www.cubadebate.cu/especiales/2018/04/24/ni-tan-casuales-ni-tan-accidentales-video/#.WvuakhXB_IU

2 http://foresightcuba.com/vehiculos-por-mil-habitantes/

3 https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_veh%C3%ADculos_per_c%C3%A1pita


5 thoughts on “Accidentalidad vial en Cuba ¿culpa de quién?

  • el 25 mayo, 2018 a las 6:53 am
    Permalink

    Amigo mio es difícil pedirle educación vial a un pueblo cuya educación cívica, o formal, o humana es terrorífica y que hace del maltrato y el irrespeto cultura.

  • el 23 mayo, 2018 a las 6:06 pm
    Permalink

    Mas alla del estado de las vias (que coincido que hay muchos problemas), ausencia de senales en algunos tramos y semaforos que a veces no funcionan, hay un tema de educacion vial por parte de transeuntes, choferes y en general, usuarios de la via. Hay una expresion en Ingles (drive to conditions) que lo dice todo. O sea, si hay pobre visibilidad, pavimento resbaladizo, lluvia, etc, reduce la velocidad y redobla las precauciones. Por supuesto, mas camaras y presencia de policias de transito como elemento disuasivo hacen falta. Los animales sueltos en la via son un problema. Yo resido en una zona rural de Australia donde no es inusual ver canguros en las carreteras ( y tambien, desgraciadamente, algunos de ellos muertos atropellados por camiones grandes). Obviamente, no ves ovejas o vacas sueltas, pues los duenos se cuidan muy bien que esten cercadas. En fin, hay un poco de todo, desde inversion en el mantenimiento de las vias, senales, semaforos, etc, mayor educacion vial, mas controles (camaras, policias de transito, Random Breath Tests, politicas racionales para reposicion del parque automotor, poniendo limites en la antiguedad de los autos circulando ( lo cual conllevaria a mayor exigencia en el uso del cinturon de seguridad, asi como que todos los autos tengan airbags, etc). En fin, mucha tela donde cortar.

  • el 23 mayo, 2018 a las 8:28 am
    Permalink

    Hola Javier el otro, el JAMAS siempre es una exageración, por eso lo puse en mayúscula que es un grito, por supuesto que dependiendo el horario y las zonas, tu hablas de zonas más civilizadas que donde vivo yo, has guaguas que sí paran en las paradas, pero es una exageración muy válida por la altísima frecuencia en que no lo hacen, he sufrido tal cosa incluso cuando la parada está vacía, parece que se les hace la costumbre a los choferes.

    Para los semáforos te invito a que circules por 10 de octubre, san miguel, Guanabacoa, no siempre ni mucho menos, pero con mayor frecuencia que en canada seguro se rompen.

  • el 23 mayo, 2018 a las 8:02 am
    Permalink

    Hice en coche La Habana – Santa Clara, me llamo mucho la atención aparte de la gran cantidad de enorme baches que había, la total falta de disciplina por parte de los conductores: ocupar el carril izquierdo todo el rato y por tanto adelantamientos por la derecha, algo inconcebible en otros paises, hasta en un punto en concreto nos encontramos con un carro circulando por la autopista por el mencionado carril izquierdo!
    Punto y aparte merece la invasión de reses de ganado por la carretera, peligrosísimo, a nosotros nos paso por la carretera hacia Batabano, el susto todavía me dura.
    Los semáforos para peatones en La Habana zona Parque Central y frente al Malecón brillan por su ausencia.
    Por tanto hay un problema enorme de infraestructuras viarias y si ha esto le sumamos la indisciplina de los conductores, realmente hay un grave problema. De todas maneras el Gobierno no debería olvidar que la policía no solo esta para reprimir disidentes sino también para poner orden en los viales del país.
    Menos mal que el parque automovilístico es reducido.

  • el 22 mayo, 2018 a las 4:30 pm
    Permalink

    Bueno, se te fue un poco la mano. Yo visito Cuba frecuentemente y radico en Playa, cerca de 31 y 60. Asi que en ocasiones he cogido las guaguas y obviando las incomodidades por lo llenas que generalmente van, A VECES no paran en la parada pero generalmente si. Que puedas subirte es otra cosa, sobre todo en horario pico. En cuanto a los semaforos, los que hay por las avenidas 31, 41, Linea, 23, etc generalmente funcionan, a menos que haya algun desperfecto local y/o corte electrico, pero yo diria que es la excepcion mas que la regla. No puedo hablar de otras areas porque no paso por alli. Definitivamente el estado de las vias secundarias es generalmente muy malo; las principales no tanto aunque hay tramos y tramos. En cuanto al estado del parque automotor, huelgan los comentarios pero seria iluso esperar que las importadoras estatales ofrezcan piezas para todo el variopinto que hay por alla. Al final, cada cual con su maletin. Yo si creo que deberia haber una politica que favorezca la renovacion y saque de la via publica los dinosaurios y Franskenteins que circulan contaminando la ciudad y con alto potencial para los accidentes. Desafortunadamente, todo apunta en direccion contraria y eso ha provocado esos precios disparatados por tales antiguallas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *