A propósito de un Congreso de la UPEC…

Por Jagger Zayas Querol*

logo-upecHAVANA TIMES — Recién terminó el 9no Congreso de la UPEC. Quizás esta edición del congreso tuviera cierta novedad en comparación con las ediciones anteriores de este evento, pero, como el mismo Diaz-Canel refirió, casi todos los planteamientos de los delegados al congreso están recogidos en el documento del Buró Político que ha pretendido renovar el ejercicio del periodismo revolucionario cubano, y son, desde hace tiempo, del conocimiento de la Dirección Política del país.

Sin embargo, como refirió él en las palabras de clausura, no se ha “hallado el cómo resolver” la incomunicabilidad que “adorna” a nuestra prensa.

Hace algunos meses hubo una avería en las líneas de transmisión eléctrica del Sistema Electroenergético Nacional –luego se supo que había sido en Cienfuegos y que la Central Termoeléctrica de esa provincia había quedado, por la avería, fuera del Sistema Nacional, entre otros sucesos.

Como consecuencia, la mitad de país, desde Villaclara hasta Pinar del Río, incluyendo La Habana, quedaran sin el servicio eléctrico, supliéndose esa carencia en algunos servicios y órganos con los bien pensados Grupos Electrógenos, por su vitalidad frente a situaciones excepcionales, lo que mantuvo funcionando servicios básicos como la radio.

Ante la ausencia de información en los medios de difusión sobre el apagón general (detectada con el auxilio de un radio de baterías), realicé una llamada telefónica a Radio Reloj para indagar las causas y los efectos del problema que padecíamos.

La compañera que recibió la llamada en la estación de esa radio nacional me dijo que desconocía tal apagón, ya que la oficina donde trabajaba no tenía ventanas al exterior y por eso no se había percatado del mismo y, aunque había recibido numerosas llamadas con la misma inquietud por parte de la población, no tenía ninguna información para brindar.

¿Cómo es posible que un órgano de prensa radial como Radio Reloj, cuya directora se ufanaba tan sólo unos días antes, en entrevista televisiva, de la INMEDIATEZ como rasgo prominente en el estilo de la estación radial que dirige, expresamente noticiosa, no tuviera la más mínima información sobre un evento que estaba afectando a la mitad del país?

Esta pregunta se la realicé a la compañera, quien me respondió que “no le habían orientado nada al respecto” y había que esperar la orientación para brindar alguna información sobre el asunto, aunque fuera preliminar y, mientras tanto, no se abordaba el tema en esa radio.

Le dije entonces que “el apagón no era verdad”… porque, aunque medio país no pudiera verse ni la nariz, pero siendo el slogan de Radio Reloj: “es verdad, lo está diciendo Radio Reloj”, entonces si esa estación no decía NADA sobre lo que estaba aconteciendo… el apagón no podía ser verdad!!!!

Evidentemente, tenían que esperar por la autorización “de arriba” para dar a conocer qué estaba pasando, aunque la información más elaborada se diera después, cuando se conocieran los efectos de la avería y luego de las investigaciones pertinentes, las causas que la provocaron y hasta los responsables, si fuera imputable a personas o cargos.

Tal aconteció unas horas más tarde, cuando ya se había restablecido el servicio en algunas provincias, incluida La Habana y fue cuando nuestro órgano noticioso radial de la “inmediatez” comenzó a leer, ya para entonces, un periódico viejo, porque la televisión nacional ya había dado las noticias, al menos preliminares, sobre la avería y sus efectos.

Es obvio que debido a un órgano decisorio que determina la información que ha de brindársele al pueblo, se demora el suministro de la noticia, por muy directamente que esta nos afecte y nos incumba, noticia que en muchos casos aparece primero en Internet y con versiones quién sabe cuán manipuladas y malintencionadas, antes de que “nuestra” almidonada y cautelosa prensa oficial asome el rostro a la palestra pública con la versión nacional.

Por todo ello ¿marcará este 9no Congreso, un antes y un después en la ejecutoria de nuestra prensa?
—–
(*) Un lector de HT

One thought on “A propósito de un Congreso de la UPEC…

  • el 19 julio, 2013 a las 9:28 am
    Permalink

    Lo que te sucedió con Radio Reloj es casi una copia al calco en la realidad de la fábula cinematográfica Brainstorm, de Eduardo del Llano (www.youtube.com/watch?v=XmVQIpVvxfo). Nuestra prensa tiene el privilegio de dejar pequeño en la vida real al más avezado fabulador…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *