Ya son 15 días que Luis Manuel Otero Sigue Preso

en el Hospital Calixto Garcia de La Habana

Luis Manuel Otero Alcántara. Foto de su página en Instagram.

HAVANA TIMES – Después de dos semanas en el hospital contra su voluntad, el artista Luis Manuel Otero Alcántara continúa incomunicado, sin acceso a su teléfono y cercado por la policía. Quienes se han atrevido a acercarse a la sala donde se encuentra, han sido detenidos, y muchos activistas están recluidos en sus casas, bajo vigilancia.

Desde que el pasado dos de mayo la Seguridad del Estado sacara de madrugada a Otero de su casa/taller en el barrio San Isidro y lo ingresara a la fuerza en el hospital Calixto García, las noticias han sido pocas y confusas.

Dos cuestionados videos subidos a la red por personal médico, y par de declaraciones oficiales (de la Dirección Provincial de Salud de la Habana el día de su hospitalización, y del Ministerio de Salud Pública sobre su recuperación), es lo que ha trascendido. En todas las noticias se afirma que el artista goza de buena salud, lo que no se corresponde con la larga estadía en la institución médica. Más todavía en estos tiempos de un creciente número de casos de Covid-19.

Luis Manuel se había declarado en huelga de hambre y sed el pasado 25 de abril, en rechazo a la continua vigilancia a la que es sometido y para exigir la devolución de sus obras, robadas por la Seguridad del Estado. La huelga duró siete días, hasta que lo secuestraron; pero el gobierno se ha empeñado en negarla. Ni en las declaraciones ni en los videos se puede sacar nada en claro, salvo que está vivo.

Hay muchas personas alarmadas que una institución de salud conspire contra la salud emocional de una sociedad, y que, para proteger los intereses del Estado, se violan los derechos más elementales de un ciudadano.

¿Por qué estaba Luis Manuel en huelga de hambre y sed?

Entre otras demandas resaltan su reclamo por las obras que robaron el día que irrumpieron violentamente en su casa. También demanda que levanten el cerco policial que le tiene desde hace meses, tratándolo peor que a un asesino.

Ha sido detenido, interrogado y amenazado decenas de veces.

Aparentemente su arte demandando libertad y el fin de las leyes represivas, tiene más preocupadas a las autoridades que la severa escasez de comida y medicamentos básicos que sufre la gran mayoría del pueblo cubano.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *