Wang Jing reaparece e insiste con el canal interoceánico por Nicaragua

Daniel Ortega y Wang Jing, empresario chino durante la firma de la concesión canalera en 2013. Foto: CONFIDENCIAL.

Empresario chino felicita a Ortega y Murillo por su reelección, y afirma que tiene “fe en el proyecto” que prometió construir y nunca concretó

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Dos meses después de haber sido expulsado de la Bolsa de Valores de Shanghái, el empresario chino Wang Jing salió de las sombras para felicitar al presidente nicaragüense Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, por su cuestionada reelección en la presidencia de Nicaragua. País donde prometió en 2013 construir un canal interoceánico, a un costo inicial de 40 millardos de dólares, que luego subiría a 50 millardos y finalmente no se concretó.

Sin embargo, Wang afirmó este jueves en una carta pública dirigida a Ortega que la compañía Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment Co.; Ltd. (también conocida como HKND Group) y él, todavía tienen “fe en el proyecto del gran canal” de Nicaragua.

“El Grupo HKND y yo creemos firmemente que bajo el liderazgo del presidente Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo y el compañero Laureano Ortega, el pueblo nicaragüense continuará promoviendo el progreso social y el desarrollo económico de Nicaragua superando todas las dificultades en el camino. El gran pueblo nicaragüense y el gran pueblo chino profundizarán el restablecimiento de la fraterna amistad histórica entre ambos y Nicaragua seguramente se convertirá en un pívot indispensable a lo largo de la franja y la ruta”, escribió el empresario chino.

En septiembre pasado, Wang y su compañía Beijing Xinwei Technology Group Co., Ltd. (también conocida como Grupo Xinwei), fueron expulsados por diez años del mercado chino de acciones. Después que se le impusieran las sanciones, los activos del Grupo Xinwei cayeron a terreno negativo, constituyendo una deuda de 2300 millones de dólares “y crearon una importante agitación financiera para más de 100 000 de sus accionistas”, reza un artículo publicado por The Epoch Times, un medio internacional basado en Nueva York que publica noticias de China.

Cuando Wang Jing (der) inaguró el proyecto en 2015. No pasó a más, pero todavía tiene el derecho de confiscar propiedades.

Pérdidas millonarias en la Bolsa

No era la primera vez que la incursión de Wang en la Bolsa de Valores se saldaba con una pérdida multimillonaria de recursos.

En octubre de 2015, luego de una caída del mercado bursátil chino, la fortuna del empresario decayó en 9100 millones de dólares, al perder el 89.2% de los 10 200 millones de dólares que había acumulado.

Mientras continuaba su errático comportamiento en bolsa, el 26 de junio de 2017, la compañía entregó unos dividendos de 0.009 renminbis por acción. Renminbi, o ‘dinero del pueblo’, es el nombre de la moneda china, aunque en el resto del mundo se conoce como yuan. En junio de 2017, un yuan se cotizaba en 15 centavos de dólar, según información disponible en línea, lo que significa que se pagaron 0.00135 dólares (menos de la séptima parte de un centavo de dólar) por acción.

Al iniciar el segundo semestre de 2019, y luego de caer durante 36 días consecutivos, el Grupo Xinwei fue excluido del mercado bursátil, después de más de 900 días de estar suspendido, luego de establecer un récord de caídas consecutivas de acciones ‘A’, donde se evaporaron casi 29.5 millardos de dólares, afectando a más de 150 000 accionistas.

En marzo de 2020, cuando Wang Jing ya había desaparecido del horizonte nicaragüense, los mercados se hicieron eco de otra debacle de sus negocios, cuando el valor de sus acciones cayó en 45.8%, con lo que su fortuna nominal se redujo aún más.

Protesta contra el proyecto del Canal en 2016.

Concesión canalera sigue vigente

A finales de septiembre la noticia sobre la expulsión de Wang de la Bolsa de Shanghái generó ciertas expectativas de que finalmente Ortega cancelara la concesión canalera, que otorgó en 2013 al magnate chino por un periodo de cien años.

La aprobación de la ley canalera, con su amenaza de expropiar cuanta propiedad fuera necesario –incluso, si estaba fuera del área entregada en concesión– generó una ola de inconformidad que golpeó especialmente a los sectores campesinos, al comprobar que existía riesgo de desarraigo, al punto que organizaron alrededor de un centenar de marchas en contra de la iniciativa promovida por Ortega.

Si bien la concesión sigue vigente, el directivo del Consejo Nacional en Defensa de Nuestra Tierra, Lago y Soberanía, Nemesio Mejía, descartó que tenga alguna utilidad, porque “no tiene ninguna fuerza, y más cuando tenés a un país desmontado, una economía desbaratada y una comunidad internacional que no reconoce ya los proyectos de Daniel Ortega”.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *