Verano en Cuba con menos buses, menos agua y menos energía

Solo el 34% de los 894 ómnibus en La Habana están en funcionamiento por falta de mantenimiento. (14ymedio)

Solo 294 de las 894 guaguas operadas por la Empresa Provincial de Transporte se encuentran trabajando, según datos oficiales

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – A las puertas del período vacacional, el 66% de los ómnibus habaneros se encuentra fuera de servicio, aseguró este martes José Conesa González, coordinador de la Industria y Transporte. A esta crisis se suman otras problemáticas que las familias de la capital arrastran desde hace meses, como los cortes en el suministro de agua y los retrasos en las entregas de la canasta básica desde mayo.

En la reunión del Grupo Temporal de Trabajo de La Habana de 4 de julio, en la que se hizo un repaso al cumplimiento de distintos servicios, cada funcionario que desfiló compartió datos que dejaron un panorama desolador para las familias.

En las declaraciones recogidas por el periódico oficialista Tribuna de La Habana, Conesa González confirmó que solo 294 (el 34%) de los 894 ómnibus de la Empresa Provincial de Transporte se encuentran operativos. A pesar de las cifras desalentadoras, el funcionario se esforzó en explicar que se prevé un alivio de la situación con la recuperación de seis vehículos en la primera quincena de julio, los cuales se destinarán al traslado escolar.

Las Playas del Este contarán con 30 ómnibus escolares y, agregó el director, a partir de este fin de semana se reactivará también el traslado de pasajeros. Recordó que la conexión por vía marítima hacia el municipio de Regla se mantiene suspendida hasta agosto y el traslado se hace solamente con cuatro vehículos.

A pesar de las cifras desalentadoras, el funcionario se esforzó en explicar que se prevé un alivio de la situación con la recuperación de seis vehículos en la primera quincena de julio

Conesa González también ofreció un resumen de las condiciones del servicio eléctrico en La Habana. El funcionario señaló que 200 transformadores del sector residencial se encuentran dañados por “exceso de consumo”. No es la primera vez que las autoridades provinciales esgrimen esta excusa para justificar la escasez de corriente: a finales de junio señalaron que la demanda diaria supera el 25% de lo planificado y se “exige más de lo que el sistema eléctrico puede dar”.

Desde las comunidades más pobres hasta en el exclusivo barrio de Miramar, donde se encuentran las sedes diplomáticas, el suministro de agua seguirá siendo un dolor de cabeza para los habaneros. César Hernández Carrazana, coordinador de Programas y Objetivos de la Construcción en La Habana, detalló que 87.214 personas siguen sin el servicio. Aseguró que trabajan en la reparación de las bombas para restablecer la conexión en las zonas más críticas, aunque reconoció que buena parte del funcionamiento depende de la importación de nuevos equipos.

La orden de importación incluye 23 máquinas de bombeo, pero las primeras 12 llegarán el 31 de julio y el resto a finales de agosto. La escasez de agua también afecta a otras provincias, nada más la semana pasada en el barrio de Guatemala, en Mayarí (Holguín), hubo una manifestación para exigir el restablecimiento del servicio después de tres meses de desabasto e inestabilidad.

Para calmar el malestar popular, las autoridades anunciaron que analizan la instalación de “puntos de fácil acceso”, como tanques con agua en zonas críticas. En los próximos días se habilitará uno en la Villa Panamericana para los edificios multifamiliares en esa zona de Habana del Este.

Los habitantes de la capital también esperan que el Gobierno cumpla con la entrega del café correspondiente a la canasta normada de mayo

Para el resto de comunidades se dispone de 62 carros cisternas que llevan agua a las familias de La Habana Vieja, Plaza de la Revolución, Centro Habana, La Lisa, Playa y Marianao. Sin embargo, “no cubren todas las necesidades” de la población, reconoció Leonel Díaz Hernández, director de Aguas de La Habana, quien además advirtió de que se procesará a los ciudadanos que se lucren con el servicio de pipas.

Los habitantes de la capital también esperan que el Gobierno cumpla con la entrega del café correspondiente a la canasta normada de mayo. Julio Martínez Brito, encargado de la distribución de alimentos en la provincia, aseguró que a diario se obtienen 50 toneladas de aceite para este mes y se comprometió que esta semana se completará la entrega de la libra de azúcar de julio.

En la sesión también se dio un ultimátum para las “indisciplinas sociales e ilegalidades”, contra las que prevén realizar enfrentamientos intensivos, aseguró Orestes Llanes Mestre, coordinador de Fiscalización, Control e Higiene.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.