Universitarios colombianos marchan disfrazados de zombies

Los estudiantes se han preparado para esta marcha zombie. El color en las caras pintadas le ha puesto un toque adicional al buen ambiente que se vive en los alrededores de la U. Nacional, sede Bogotá. Foto: Jaime García / EL TIEMPO

HAVANA TIMES – Los estudiantes de universidades públicas colombianas volvieron hoy a tomar las calles para manifestarle al Gobierno de Iván Duque su inconformidad con el presupuesto para el sector, pero esta vez lo hicieron disfrazados de zombies aprovechando la celebración de Halloween esta noche.

“Vamos a salir en carnaval, con toda la alegría y la rebeldía que nos caracteriza como estudiantes, pero en paz y con ganas de que la ciudadanía se integre”, explicó minutos antes de iniciar la movilización Anderson Arboleda, representante de los estudiantes ante el Consejo Superior de la Universidad Industrial de Santander.

La denominada “marcha zombie” tuvo lugar en ciudades como Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cali y Bogotá, en donde disfrazados de muertos vivientes, los estudiantes plasmaron la “muerte a la educación pública” que se desprende de un hueco fiscal de hace años.

“Las movilizaciones continúan porque sobre ellas se sostienen las solicitudes y la posibilidad de entrar a negociar con el Gobierno. Si bien nosotros entramos en un proceso de negociación, entendemos que las necesidades del sector siguen siendo fundamentales”, señaló Álex Flórez, representante de los estudiantes de universidades en el Consejo Nacional de Educación Superior.

Con esta marcha, los estudiantes completan tres movilizaciones a nivel nacional para exigir mayores recursos. En esta ocasión el lema fue “Revivir la educación”, y estuvieron acompañados por algunos profesores de las instituciones superiores públicas.

A pesar de que la semana pasada el presidente Duque firmó un acuerdo con los rectores de las 32 universidades públicas del país, en donde se comprometió a aumentar el presupuesto de forma gradual de aquí a 2022, los estudiantes continúan inconformes y el cese de actividades no se ha levantado.

El mandatario detalló en una rueda de prensa ofrecida el viernes pasado que 3,4 billones (1.130 millones de dólares) serán invertidos en la educación superior pública y provendrán de los recursos del Gobierno y de las regalías, que es el dinero que gana el Estado por la explotación de hidrocarburos.

Ante esto, Javier Ortiz, presidente de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles para el departamento de Antioquia, aseguró a RCN Radio que los recursos pactados son insuficientes para el funcionamiento de las instituciones y que el Gobierno no tuvo en cuenta ni a los universitarios ni a los docentes para cerrar esa negociación.

En esto concordó Arboleda, quien dijo que “muchos desconocen el acuerdo al que se llegó”, pues ellos esperaban ser los interlocutores. “Seguimos esperando que el alto gobierno se siente a negociar en una mesa conjunta”, indicó.

La molestia de los estudiantes tiene que ver con un déficit acumulado en los últimos años para la educación pública. Según el Sistema Universitario Estatal (SUE), que nuclea a las 32 universidades de ese sector, el déficit asciende a 3,2 billones de pesos (un poco más de 1.000 millones de dólares) en funcionamiento y a 15 billones (4.900 millones de dólares) en infraestructura.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *