Unión Europea y Cuba celebran su primera cumbre

 Por Guillermo Nova  (dpa)

El canciller de Cuba., Bruno Rodríguez, y la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini. Foto de archivo: DPA/ O. Hoslet.

HAVANA TIMES – La Unión Europea (UE) y Cuba celebrarán el martes en Bruselas su primera cumbre conjunta para impulsar las relaciones bilaterales en un momento que se han enfriado las relaciones de La Habana con Estados Unidos y países aliados como Nicaragua y Venezuela viven momentos de crisis.

“La reunión será en un marco de respeto mutuo para abordar juntos los nuevos retos”, dijo a dpa Alberto Navarro, embajador europeo en La Habana. 

El encuentro servirá para revisar “las relaciones bilaterales y los programas de cooperación en áreas como la energía y la agricultura”, informó el Consejo Europeo, en un momento en el que La Habana potencia su relación con Europa ante otros escenarios que le son complejos. 

Desde la llegada a la Casa Blanca del republicano Donald Trump se ha frenado la política del deshielo que impulsó su antecesor Barack Obama, aunque sin llegar a la ruptura. Mientras, la aliada Nicaragua vive varias semanas de violencia y Venezuela encara las elecciones presidenciales del 20 de mayo en medio de una fuerte crisis económica. 

El bloque comunitario ha conseguido ir posicionándose en la isla y actualmente ya es el primer socio comercial, el primer inversionista y el primero en la cooperación para el desarrollo de Cuba.

La delegación europea estará encabezada por Federica Mogherini, alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, mientrás que la parte cubana estará presidida por su canciller Bruno Rodríguez. 

El encuentro se debió celebrar el pasado 28 de febrero, pero en aquella ocasión se aplazó la reunión por un problema de salud del canciller cubano, según fuentes europeas. 

En Bruselas ambas partes firmarán un acuerdo sobre energías renovables dotado con 19 millones de euros, que ayudará a La Habana en su política para transformar su matriz energética y no ser tan dependiente del petróleo.

También se formalizará el diálogo en materia de derechos humanos, que fue iniciado hace tres años, y se abrirán “nuevos diálogos políticos en ámbitos de interés común como el desarrollo sostenible, el desarme, la lucha contra el tráfico ilícito de armas ligeras o las medidas coercitivas unilaterales”, señalaron fuentes comunitarias. 

Durante la reunión, ambas partes también abordarán cuestiones “regionales y mundiales” y aunque no se han detallado los temas internacionales, es previsible que se trate la crisis que vive Nicaragua y las próximas elecciones en Venezuela, dos países aliados de Cuba.

Negociado de abril de 2014 a marzo de 2016, el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación fue firmado el 12 de diciembre de 2016 y entró en vigor provisionalmente el 1 de noviembre de 2017, pero todavía debe ser ratificado por todos los parlamentos nacionales de los países miembros, aunque no se esperan sorpresas.

El entendimiento permite impulsar el diálogo político y la cooperación, pero no tiene carácter preferencial, por lo que no concede a Cuba ventajas arancelarias en su comercio con el espacio europeo. 

Con el Acuerdo bilateral atrás queda la fracasada “Posición Común”, como se denominó a la política europea impulsada en 1996 por el presidente conservador español José María Aznar, que condicionaba el diálogo con La Habana al avance en materia de derechos humanos.

La política de “mano dura” no consiguió frutos y el bloque comunitario tuvo que impulsar el acuerdo que marcó el fin del aislamiento de La Habana como el único país de la región con el que la Unión Europea no tenía aún un pacto bilateral.

El entendimiento se activó el 1 de noviembre, el mismo día que los 28 estados miembros de la Unión Europea votaron en Naciones Unidas por el levantamiento del embargo que Estados Unidos mantiene sobre Cuba, en un claro gesto de evidenciar una autonomía diplomática europea con la isla respecto a Washington.

“El embargo impuesto unilateralmente por Estados Unidos ha hecho y sigue haciendo daño al pueblo cubano pero también a los ciudadanos y a las empresas europeas”, señaló a dpa Navarro. 

El pasado enero, Mogherini visitó La Habana y en marzo defendió en el Parlamento Europeo el nuevo marco de relaciones con Cuba basado en el diálogo bilateral, que según la diplomática servirá para avanzar en la colaboración con la isla.

Tras la elección de Miguel Díaz-Canel como nuevo presidente cubano el 19 de abril, la Unión Europea destacó que espera que “continúe y se profundice” las relaciones con Cuba gracias al respaldo del Acuerdo bilateral.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *