Un llamado al gobierno danés sobre la crisis en Nicaragua

Brigadistas daneses en los años ’80. Foto: IHNCA

HAVANA TIMES – Desde Dinamarca, amigos y amigas de Nicaragua tomaron la iniciativa de enviar un llamado al gobierno danés para que se pronuncie sobre la crítica situación del país centroamericano. Fue firmado por 200 daneses con vínculos de diferentes tipos con la tierra de Ernesto Cardenal.

COMUNICADO DE PRENSA

El gobierno danés puede, si quiere, hacer algo para ayudar a los presos políticos en Nicaragua. Por lo tanto, dos cientos daneses han enviado este llamamiento urgente (adjunto) al gobierno danés. Son personas que de una u otra forma tienen relación con Nicaragua. Son ex embajadores daneses en Nicaragua, ex secretarios generales de ONGs internacionales, ex y actuales políticos, escritores, periodistas y por último si bien no menos importante daneses que, como asesores, brigadistas, cooperantes, han trabajado con el desarrollo en Nicaragua.

Uno de los más de 170 presos políticos ya está muerto. Por lo tanto, existe la necesidad de una fuerte presión internacional sobre el gobierno de Nicaragua. Ahora. Antes de que veamos más muertes.

El llamamiento al gobierno ha sido enviado a la Primera Ministra, Mette Frederiksen,  al Ministro de Relaciones Exteriores,  Jeppe Kofod, y al Ministro de Desarrollo Flemming Møller Mortensen de Dinamarca.

Aquí el texto integro:

Foto: Confidencial

Llamado al gobierno danés

EXIJAN LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS DE NICARAGUA

Nosotros, amigas y amigos daneses de Nicaragua vemos con tristeza el desarrollo de Nicaragua. Va de mal en peor. Ahora hay unos cientos de presos políticos en condiciones miserables, repugnantes, física y mentalmente destructivas. El régimen los ha encarcelado por… criticar al régimen. Hablando en su contra, organizándose en su contra, manifestándose en su contra.

El gobierno danés debe hablar alto y claro, mediante un llamado directo al gobierno de Nicaragua, encabezado por el presidente Daniel Ortega y la copresidenta Rosario Murillo (su esposa), exigiendo la liberación de todos los presos políticos y ofreciendo asilo en Dinamarca a los presos políticos que lo deseen.

Durante décadas, Dinamarca apoyó a Nicaragua a recuperarse después de la lucha contra la dictadura de Somoza, que fue derrocada en 1979. La solidaridad internacional y la asistencia a la nueva Nicaragua fueron amplias. También en y desde Dinamarca. Con miles de millones de coronas de apoyo del estado (Danida), del movimiento sindical, de los partidos políticos, de las ONG y muchas otras organizaciones de la sociedad civil.

Muchos, muchos cientos (en su mayoría jóvenes) daneses estuvieron a lo largo de los años en Nicaragua para ayudar por períodos cortos o largos con proyectos de construcción, proyectos educativos, proyectos de salud, proyectos agrícolas y mucho, mucho más. Hubo progreso en Nicaragua. Esos tiempos eran más brillantes con democracia, libertad, bienestar social, educación y salud.

Se terminó. El antiguo héroe de la liberación en la lucha contra la dictadura de Somoza, Daniel Ortega, y su familia hoy gobiernan el país con puño de hierro, como lo hizo la dictadura que él ayudó a combatir. Un levantamiento civil en abril de 2018 fue brutalmente aplastado. Y desde entonces, se han introducido leyes para que el régimen pueda tomar medidas enérgicas contra cualquier forma de oposición política. El simple hecho de hablar en contra del régimen se considera traición.

Líderes de organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos han sido encarcelados y actualmente están siendo condenados a muchos años de prisión, en un tribunal a puerta cerrada. El gobierno tiene control total sobre los tribunales. Entre los presos políticos se encuentran jóvenes estudiantes que participaron en el levantamiento civil de 2018, hay líderes de otros partidos políticos, la más conocida internacionalmente es Dora María Téllez, quien luchó codo a codo en el FSLN con Daniel Ortega en la lucha armada contra la dictadura de Somoza. Ahora enfrenta 8 años de prisión por criticar… al régimen Ortega-Murillo.

Sí, Dinamarca es un país pequeño. No ocupa mucho espacio. Pero una vez tuvo un papel importante en Nicaragua. Y Nicaragua tiene un espacio importante en la mente de muchos daneses. Por eso hacemos un llamado al gobierno danés: Demandar en voz alta y públicamente la liberación inmediata de los presos políticos, el retiro de las falsas acusaciones en su contra, el abandono de los escandalosos juicios en su contra. Y que ofrezca asilo a los presos políticos en Dinamarca.

———-

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.