Un joven muere atacado por un tiburón en una playa de Cuba

Playa Guardalavaca. Foto: infobae.com

HAVANA TIMES – Un joven murió en una playa del este de Cuba tras ser atacado por un tiburón mientras se bañaba con un grupo de amigos, informaron hoy medios locales.

El tiburón embistió contra tres parejas que disfrutaban de un baño nocturno a menos de tres metros de la orilla del balneario turístico de Guardalavaca, en la oriental provincia de Holguín, a 730 kilómetros al este de La Habana.

El hecho se produjo en la noche del sábado pero no fue publicado hasta hoy por el periódico provincial “Ahora”, que señaló no tiene precedentes en la historia de este balneario turístico, que es uno de los más importantes del país.

“Sáquenme que me está mordiendo un tiburón”, según el diario “Ahora”
gritó el bañista cubano alertando a sus colegas.

Las personas que se bañaban junto con el fallecido lograron ahuyentar al tiburón golpeándolo con una botella y sacar al herido del agua.

El joven atacado fue trasladado rápidamente a una clínica cercana pero llegó “bajo shock hipovolémico y presentaba una amplia y profunda mordida de animal marino en su muslo izquierdo que debió afectarle la arteria femoral”, afirmó el doctor Enrique Remedios, quien atendió el caso.

Pescadores de la zona afirmaron a la emisora local Radio Bames que “nunca antes habían escuchado nada parecido”.

Los ataques de tiburones son muy esporádicos en Cuba. En los últimos diez años tan solo hay cuatro ataques registrados.


2 thoughts on “Un joven muere atacado por un tiburón en una playa de Cuba

  • el 8 noviembre, 2017 a las 10:34 pm
    Permalink

    Luis, que tendra que ver la politica con esto. Imprudentes hay en todas partes. Yo vivo en Australia, donde no llegan ni salen balseros y a cada rato hay noticias de este tipo. Muchas veces son surfistas que son atacados al atardecer. Justamente una de lo que recomiendan es no meterse cuando esta anocheciendo y mucho menos, de noche, precisamente por eso.

  • el 8 noviembre, 2017 a las 12:29 pm
    Permalink

    Triste lo del joven. Ese tiburón ya estaba acostumbrado a comer balseros y como se acabaron entonces decidió atacar más dentro de la isla. Menos mal que yo ni loco me meto en el mar y de noche menos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *