Trump restringe la capacidad de Maduro de vender activos y deuda

Por Sara Barderas (dpa)

Nicolás Maduro celebra su victoria practicamente sin contrincante. Foto: EFE/Miguel Gutiérrez

HAVANA TIMES – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó hoy una orden ejecutiva para limitar la capacidad del Gobierno de Nicolás Maduro de vender activos estatales, incluida deuda pública y bonos de la petrolera estatal venezolana PDVSA, en un intento de restringir más su capacidad de financiación.

“He tomado medidas para evitar que el régimen de Maduro liquide los activos fundamentales de Venezuela, activos que el país necesitará para reconstruir su economía. Ese dinero pertenece al pueblo venezolano”, dijo el mandatario en un comunicado.

Fue la respuesta inmediata de Washington a las elecciones presidenciales del domingo en Venezuela, donde Maduro fue reelegido por seis años bajo acusaciones de fraude. Parte de la oposición fue vetada y acudió a votar solo el 46 por ciento del electorado.

“Estados Unidos continúa comprometido con el pueblo venezolano, que ha sufrido inmensamente bajo el régimen de Maduro”, dijo Trump, que instó a Maduro a “restaurar la democracia, celebrar elecciones libres y justas, liberar inmediata e incondicionalmente a los presos políticos y a poner fin a la represión y a la precariedad económica del pueblo venezolano”.

Su Gobierno considera las elecciones del domingo una “farsa” y las calificó de “fraudulentas”. “Estados Unidos está en contra de la dictadura y con el pueblo de Venezuela”, dijo el vicepresidente, Mike Pence. “Estas llamadas ‘elecciones’ son un ataque al orden constitucional y una afrenta a la tradición de la democracia en Venezuela”, añadió el secretario de Estado, Mike Pompeo.

La de hoy es la tercera ronda de sanciones financieras que impone contra la Venezuela de Maduro la administración Trump, que hasta ahora se ha concentrado más en la imposición de castigos individuales a funcionarios del entorno político del mandatario venezolano. Ha sancionado a más de 50, incluido el propio Maduro.

Pese a tener sobre la mesa desde hace un año la opción de un embargo petrolero, Washington tampoco dio esta vez el paso y dejó que el crudo venezolano pueda seguir llegando a suelo estadounidense.

Estas no serán sin embargo las últimas sanciones a Caracas. Tanto Pence como Pompeo avanzaron que habrá más y altos funcionarios de la administración que hablaron con la prensa bajo condición de anonimato confirmaron que siguen estudiándose diversas posibilidades, entre ellas la “opción militar” que Trump puso sobre la mesa el año pasado.

Además continúa el trabajo conjunto con el Grupo de Lima y con la Unión Europea (UE) para aislar internacionalmente a Maduro, dijeron las mismas fuentes.

La nueva orden ejecutiva de Trump es una profundización del decreto que hace nueve meses prohibió al sistema financiero de Estados Unidos la compra de bonos y deuda del Estado venezolano y de la compañía petrolera PDVSA y vetó a los bancos la concesión de nuevos créditos.

En marzo prohibió con otro decreto cualquier tipo de transacción con el petro, la criptomoneda lanzada por Maduro, asegurando que se trata de un intento de eludir esas sanciones.

“El pueblo venezolano demostró ayer (durante la jornada electoral) que tiene el brazo fuerte y no se deja torcer”, apuntó el canciller Jorge Arreaza. | Foto: @vencancilleria

Con las medidas aprobadas hoy, ningún ciudadano, empresa o institución estadounidense puede comprar deuda, propiedades u otros activos del Estado venezolano. “La orden ejecutiva de hoy cierra otra vía de corrupción”, valoraron los funcionarios, que calificaron al Gobierno de Maduro como la mayor “cleptocracia” vista en la región.

El nuevo castigo financiero fue especialmente celebrado por el senador republicano Marco Rubio, una de las voces que más escucha Trump en el tema de Venezuela. Rubio, que en febrero llamó al Ejército venezolano a deponer a Maduro, instó hoy a la propia cúpula política venezolana a hacerlo.

“Los líderes del partido gobernante deberían sacarlo del poder a él y a otros criminales y crear un proceso de reconciliación nacional y de restauración del orden constitucional democrático antes de que el tiempo también se les acabe”, dijo.

El domingo por la noche, tras la proclamación de Maduro como vencedor, emitió ya un comunicado en el que pareció apuntar a la opción militar que Trump mantiene sobre la mesa.

“Apoyo totalmente la postura del presidente Trump de que deben considerarse todas las opciones políticas para ayudar a que Venezuela regrese a un camino de democracia y prosperidad. Esto incluye cualquier medida que abra el camino para entregar la ayuda humanitaria internacional al pueblo de Venezuela”, manifestó Rubio.

En los últimos tiempos han ido aumentando las voces que piden en Washington una “intervención humanitaria” en el país latinoamericano, que incluiría la apertura de un corredor humanitario para llevar ayuda al pueblo venezolano ante la crisis que se vive allí.

“El régimen de Maduro debe permitir la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela y debe permitir que su pueblo sea escuchado”, instó hoy el vicepresidente Pence en su comunicado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *