Tribunales anulan recolección de firmas contra Maduro en Venezuela

Nicolás Maduro: "No me temblará el pulso para hacer cumplir la ley y ponerle los ganchos (encarcelar) a los provocadores, llámense como se llamen".
Nicolás Maduro: “No me temblará el pulso para hacer cumplir la ley y ponerle los ganchos (encarcelar) a los provocadores, llámense como se llamen”.

HAVANA TIMES – Tribunales de las regiones venezolanas de Aragua, Bolívar y Carabobo anularon la recolección de firmas de electores con las que la oposición solicitó un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, dijeron hoy los gobernadores de esos estados.

Los gobernadores oficialistas Tareck El Aissami, Francisco Rangel y Francisco Ameliach confirmaron la medida cuando faltan seis días para la siguiente recolección de firmas que activaría la consulta.

El Aissami dijo que un tribunal penal de Aragua anuló la recolección de firmas del uno por ciento del padrón electoral, realizada en abril pasado, denunciada como fraudulenta por el oficialismo.

En un mensaje en su cuenta de Twitter anunció que fue admitida la denuncia “contra el fraude perpetrado por la MUD (alianza opositora Mesa de Unidad Democrática). Se anula el “proceso y se ordena cumplir con la Constitución”.

La MUD deberá “reparar el fraude cometido” en el proceso de recolección con el cual fue solicitado el referéndum, agregó. El tribunal admitió la denuncia del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) contra las firmas, en la que alegó que la MUD falsificó firmas y suplantó identidades.

Por su lado, Ameliach informó que un tribunal de Carabobo también anuló la recolección de firmas del uno por ciento en esa región central del país, por haber cometido un supuesto “fraude electoral”.

En Bolívar, el gobernador Rangel aseguró que “se hace Justicia” al anularse un proceso “plagado de fraudes”.

“Se introdujo un recurso legal para invalidar la mega estafa montada por la MUD. Tal y como lo veníamos diciendo, un referéndum revocatorio plagado de fraudes debía ser anulado”, alegó.

La decisión sugiere que las firmas identificadas como irregulares tendrían que ser repetidas.

Las firmas fueron recolectadas a fines de abril y luego ratificadas en junio, hasta un total de casi 400.000, cuando el uno por ciento del padrón electoral exigido era de casi 200.000.

El oficialismo denunció un presunto fraude con las firmas, pero el Consejo Nacional Electoral (CNE) aceptó continuar con el proceso.

La MUD se prepara para recolectar del 26 al 28 de octubre el 20 por ciento del padrón electoral o casi cuatro millones, con las que podría activar el referéndum.

El líder opositor Henrique Capriles, principal impulsor del referéndum, respondió que ningún tribunal puede detener el “proceso electoral del pueblo”.

La MUD alega que todavía hay tiempo para realizar el referéndum este año, el tercero del mandato de seis de Maduro. Si la consulta se realiza antes del 10 de enero de 2017 y Maduro pierde, el CNE deberá convocar a nuevas elecciones presidenciales.

Si se efectúa en el curso de 2017 y Maduro la pierde, será revocado, pero el mandato lo terminará el vicepresidente a cargo, hasta enero de 2019.


One thought on “Tribunales anulan recolección de firmas contra Maduro en Venezuela

  • el 21 octubre, 2016 a las 9:39 am
    Permalink

    Más lodo lanzado sobre la imagen maltrecha de la izquierda. Cuánto daño hacen estas locuras despóticas a nuestra posición política, cuyo objetivo no es usurpar soberanía, ni gobernar vitaliciamente: es procurar democracia real, equilibrio social, equidad y justicia para todos. Muchos no lo comprenden y se dejan arrastrar por las recetas ortodoxas de los socialistas radicales. Están perdidos y hacen daño. Es triste reconocerlo pero el chavismo, que comenzó como una esperanza popular igual que la revolución cubana, ha terminado en lo mismo, en una dictadura. Si Maduro no se somete al voto popular antes del 10 de enero, como está establecido, no importa cuál artimaña leguleya utilice, será un golpe a la constitución. Soy socialista-demócrata y así lo creo: “respetar al pueblo es la mayor grandeza”. La fuerza del chavismo ya no está en el pueblo, está en el ejército, en el TSJ, en el CNE, que son quienes sostienen hoy al gobierno y ayudan a esquivar la derrota. La unión cívico-militar es una aberración despótica. Tienen tiempo aun de rectificar y no suicidarse como fuerza política, respetando la ley, sometiéndose este año al voto y si son desplazados, reacomodando su proyecto-país hacia lo que Venezuela realmente quiere y necesita. En tres años volverían al poder aprovechando las torpezas que la eufórica oposición cometería inevitablemente. Ellos no son una gran opción, son la única opción tras el fracaso del chavismo. Hay capital político que explotar y mucho por hacer por el bien de Venezuela, pero piensan que deben salvarse dando patadas burdas que solo aceleran su ahogamiento definitivo. Están perdidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *