Suman ya 757 los detenidos del 11 de julio en Cuba

Por 14ymedio

Un joven es arrestado por policías y agentes de la Seguridad del Estado en las protestas del 11 de julio en La Habana. (Captura / 14ymedio)

El régimen ordenó “la caza por todo el territorio nacional”, denuncia el Observatorio Cubano de Derechos Humanos

HAVANA TIMES – El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha registrado hasta este viernes 757 detenidos desde las manifestaciones del pasado 11 de julio en decenas de ciudades a lo largo de la Isla. En conferencia de prensa, presencial y virtual, el director de la organización con sede en Madrid, Alejandro González Raga, detalló que de los arrestados, 13 son menores de edad.

Para el Observatorio, expresó su director, es difícil aceptar la cifra de un solo fallecido en los disturbios, el único reconocido por el régimen, “básicamente porque viene de un Gobierno que nunca ha aceptado nada en la dirección de esclarecer hechos”, que siempre apela “a la injerencia en los asuntos internos de la Isla” y que “considera que todo el que se le opone “entra en una subcategoría de ser humano” contra el cual “se puede utilizar cualquier tipo de violencia”.

Los reclamos de los manifestantes pacíficos aquel domingo, dijo González Raga, “son derechos inalienables” que deberían no solo estar reconocidos sino garantizados por el Gobierno cubano. En lugar de ello, continúa, el régimen ordenó “la caza por todo el territorio nacional” de personas que hubieran participado en las protestas, utilizando “todos los instrumentos disponibles de su largo inventario de artículos de represión” e incluso estrenando “nueva tecnología”.

Para detener a “un opositor pacífico”, dijo González Raga, el Gobierno se sirve de “aparatosos operativos militares” en los cuales utiliza a más de 20 agentes, patrullas y perros adiestrados

El OCDH recordó que los arrestados fueron identificados a través de los videos publicados en redes sociales y fueron llevados a “centros de detención habilitados ad hoc”, algunos de ellos, cárceles que estaban previamente inutilizadas.

La cifra de detenidos –601 hombres y 156 mujeres–, precisó la organización, se recabó “en medio de apagones digitales” y “campañas de intimidación”. Para detener a “un opositor pacífico”, dijo González Raga, el Gobierno se sirve de “aparatosos operativos militares” en los cuales utiliza a más de 20 agentes, patrullas y perros adiestrados. “No están deteniendo a un delincuente, ni a un asesino, ni a un criminal”, refirió.

El director del OCDH concedió que en algunos lugares se dieron “eventos de desórdenes públicos”, pero no son la gran mayoría. Mientras tanto, las noticias que tiene la organización es que todas las personas que han sido juzgadas han sido acusadas de “desorden público”, sancionadas a un año de cárcel o recluidas en sus viviendas con medidas cautelares hasta ser juzgados.

También se están procesando a algunos arrestados, informaron, por “transmisión de epidemias”, cuando, denunció el Observatorio, el Gobierno acaba de convocar a sus “acólitos” a participar en “marchas tumultuarias”, que en nada se diferencian de las que tuvieron lugar el 11 de julio. Que no se informe a los familiares dónde van a parar los detenidos, es, sentenció González Raga, “desaparición forzosa” –algo denunciado por la ONU la semana pasada–, “detención arbitraria” y “tortura”.

Lea mas desde Cuba en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *