Sorpresas y riesgos detrás del voto de castigo a políticos en Guatemala

Por Patricia Castillo

Jimmy Morales.  Foto: wikipedia.org
Jimmy Morales. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES (dpa) – El triunfo parcial en la elección presidencial de Guatemala alcanzado el domingo por Jimmy Morales, un comediante de 46 años, reflejó un castigo a los políticos tradicionales que, según los analistas, conlleva riesgos para la sociedad.

“De alguna manera podemos hablar de un voto útil. Este voto útil es básicamente en contra de los políticos corruptos. El sentimiento antipolítico lo capitalizó Morales”, dijo a la dpa José Sanabria, analista de la Asociación de Investigacion y Estudios Sociales (Asies).

Morales, con más de 1,1 millones de votos (24,19%), ganó por sorpresa la elección presidencial, aunque, al no haber logrado más del 50 por ciento de los sufragios, deberá ir a una segunda ronda el 25 de octubre contra el candidato que quedó en segunda posición.

“Al final, la decisión que ha tomado el electorado es arriesgada: es un castigo a la clase a política tradicional, pero a la vez es arriesgado entregar la responsabilidad de dirigir el destino del país a una persona de la que se conoce poco, no sólo de él sino del equipo que le acompaña”, expuso Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (INCEP).

Según Hidalgo, el resultado electoral a favor de Morales es un “claro mensaje de la ciudadanía al viejo estamento político de que las cosas deben cambiar, pero también es arriesgado otorgar la confianza a un neófito de la política”.

Para Sanabria, el hecho de que Morales no alcanzanse el 30 por ciento de los votos “muestra su debilidad como primera fuerza política”

Para Oscar Vásquez, director de la organización Acción Ciudadana, dijo que a Morales le favoreció que “fuera de el, los otros 13 contendientes ya han estado en el mundo político, por lo que la población los percibió como “más de lo mismo”.

Recordó que Morales fue candidato en 2011 por la alcaldía de un municipio cercano a la capital, pero como apenas quedó en tercera posición, en la carrera por la Presidencia en el actual proceso “pasó desapercibido y los electores lo vieron como imagen fresca”.

“El no venir de una trayectoria política, lo catapultó hasta ganar la elección”, agregó Vásquez.

En tanto, se dio una lucha cerrada por el segundo lugar entre el derechista Manuel Baldizón, del opositor partido Libertad Democrática Renovada (Líder) y la socialdemócrata Sandra Torres, del también opositor partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Desde el inicio del escrutinio, la noche del domingo, Baldizón permaneció en la segunda posición, pero a falta del 4 por ciento para cerrar el conteo, la mañana del lunes, el sistema informático mostró que Torres lo había igualado y luego superado por mínimo margen.

“El resultado es muy sorpresivo, algo casi inimaginable. De 1985 nunca había habido una disputa tan fuerte del segundo lugar. Y también es una sorpresa Jimmy Morales”, expresó Sanabria.

El analista también destacó la elevada participación de los 7,5 millones de ciudadanos aptos para votar.

“La participación fue alta, de alrededor un 69 por ciento, casi igual que en 2011. No sólo tenemos una alta participación, sino también un bajo voto nulo o en blanco”, que los ciudadanos emitían en anteriores procesos para expresar su rechazo a las opciones políticas que se le ofrecían en las papeletas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *