Sector privado cubano con mas acceso a prestamos

Reparadores de colchones.  Foto: Caridad
Reparadores de colchones. Foto: Caridad

HAVANA TIMES (dpa) — El gobierno cubano flexibilizará la concesión de créditos para el sector privado de la isla, autorizando entre otros la presentación de bienes materiales como garantías para los préstamos, informó hoy la prensa oficial.

Los solicitantes de créditos podrán presentar a los bancos del Estado entre otras joyas, vehículos, bienes agropecuarios, bienes culturales y viviendas de descanso como garantía, según informaciones publicadas en el diario “Granma”.

Los nuevos mecanismos para conceder créditos a agricultores y otros trabajadores del llamado “cuentapropismo” introducidos en diciembre de 2011 condicionaban hasta ahora la obtención del préstamo a la presentación de garantías monetarias como depósitos bancarios de terceros o constancias de ingresos futuros.

La medida era una de las reformas impulsadas por el gobierno de Raúl Castro en los últimos años para “actualizar” el modelo económico de la isla con elementos de mercado.

Las nuevas regulaciones aspiran a que “se diversifiquen las alternativas para que las personas puedan acceder al crédito al tener ahora la posibilidad de otorgar en garantía otros bienes, que no son los que tradicionalmente el banco solicitaba”, según declaraciones de una funcionaria citadas por “Granma”.

Las normas fueron publicadas hoy en la Gaceta Oficial de Cuba, detalló el órgano oficial del Partido Comunista.

Bienes como “joyas, alhajas o cualquier otro bien de metal o piedras preciosas”, “bienes patrimoniales”, bienes agrícolas como el “ganado mayor” y tractores, y “viviendas destinadas al descanso o veraneo, así como solares yermos” podrán servir desde ahora de garantía, señaló “Granma”.

Las nuevas regulaciones están enmarcadas en las reformas de mercado que ha impulsado el menor de los Castro desde que llegó al poder hace siete años. Bajo el gobierno de Raúl Castro, de 81 años, Cuba ha impulsado diversas medidas para reducir el monopolio estatal que caracteriza a la isla desde hace décadas.

Entre otras medidas, La Habana ha flexibilizado en los últimos años considerablemente las condiciones para ejercer el trabajo por cuenta propia y ha liberalizado parcialmente los mercados inmobiliario y automotor.

Entre esas “decisiones para dinamizar la economía”, los medios oficiales de la isla anunciaron también que se permitirá a los “cuentapropistas” cubanos que reciban en la moneda fuerte de la isla, el peso convertible (equiparable al dólar), los pagos que les correspondan de empresas u otras “personas jurídicas”.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *