Se propone ley para ayudar a Venezolanos en EE.UU.

Proyecto de ley bipartidista pide en EEUU un TPS para los venezolanos

Venezolanos cruzando sudamerica a pie. Van buscando paises donde pueden vivir y trabajar. Foto: swissinfo.ch

HAVANA TIMES – Un grupo de senadores estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, presentó hoy un proyecto de ley que busca otorgar a los venezolanos el permiso especial migratorio conocido como TPS ante la gravedad de la situación en Venezuela.

El país sudamericano es el principal aliado político y económico de Cuba y Nicaragua.

El proyecto está copatrocinado por el poderoso senador republicano Marco Rubio, una de las voces a las que más atención presta el presidente Donald Trump en lo referente a Venezuela, así como por los demócratas Bob Menéndez, Dick Durbin y Patrick Leahy.

El TPS es un permiso temporal para residir y trabajar en Estados Unidos que se concede a los ciudadanos de países en condiciones extraordinarias como conflictos armados o desastres naturales. En medio de la grave crisis en su país -política, económica y humanitaria-, los venezolanos encabezan actualmente la lista de solicitantes de asilo en el país norteamericano.

El senador Rubio, de origen cubano y uno de los impulsores de la sanciones que Trump ha ido imponiendo a la Venezuela de Nicolás Maduro, es una de las voces que lleva tiempo abogando por que se les otorgue a los venezolanos.

“Ya que los venezolanos continúan enfrentando serias amenazas a su seguridad por la narcotiranía terrorista de Maduro, es evidente que las condiciones en el país justifican el otorgamiento de un estado de protección temporal a los ciudadanos venezolanos que residen en los Estados Unidos”, manifestó Rubio hoy.

“La concesión de esta protección brindará una solución temporal a muchos venezolanos que temen regresar a su país de origen debido a la crisis actual y las condiciones extraordinariamente difíciles”, añadió el senador.

El proyecto de ley indica que para poder pedir el TPS, los venezolanos tendrían que estar en suelo estadounidense al promulgarse la ley.

La administración de Trump ha cancelado en los últimos meses el TPS de varios países, entre ellos Honduras, Nicaragua y El Salvador, dando a sus ciudadanos un plazo para que abandonen el país o regularicen su situación migratoria por otras vías.

No obstante, un juez federal bloqueó en octubre temporalmente esa cancelación, mientras se dirime una demanda contra la administración por esa cancelación.

El juez Edward M. Chen, de San Francisco, consideró que el Gobierno de Trump carece de explicación o justificación para poner fin al TPS de esos países y que hay serias dudas sobre la posibilidad de que detrás de la decisión haya un factor discriminatorio contra inmigrantes no blancos y no europeos, lo que en ese caso sería una violación del principio constitucional de protección igualitaria.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *