Se instala en la OEA un Tribunal Supremo de Venezuela paralelo

Instalación del Tribunal Supremo opositor de Venezuela en OEA. Foto: El Nacional | GDA

HAVANA TIMES – La sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington fue escenario hoy de la instalación de un Tribunal Supremo de Venezuela paralelo, conformado por los magistrados que denuncian que han tenido que salir del país por la persecución del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, reportó dpa.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, respaldó con su presencia y la facilitación de la sede de la organización en Washington la creación de un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela alternativo.

En Caracas, el presidente del TSJ, Maikel Moreno, calificó de “usurpadores” y “apátridas, mercenarios de la justicia” a los jueces del TSJ paralelo, avalados por la Asamblea Nacional (Congreso), controlada por una mayoría opositora, y que el TSJ acusa de estar en descato.

“Como un mecanismo de presión internacional contra la dictadura instaurada en Venezuela, se decidió de manera inédita instalar un Tribunal Supremo de Justicia en el exilio”, indicaron en una nota enviada a los medios estos magistrados, elegidos en julio por la Asamblea Nacional.

Ese organismo ha sido sustituido de facto por la controvertida Asamblea Constituyente impulsada por Maduro y la cual no es reconocida por unos 40 países.

Los magistrados consideran que el Tribunal Supremo instalado en Venezuela está al servicio del presidente y que fue designado irregularmente.

La ceremonia se celebró en el salón de actos de la OEA, pero no fue un evento oficial de ésta. No obstante, asistió Almagro, uno de los mayores críticos de Maduro y quien volvió a abogar allí por la imposición de más sanciones a Venezuela.

La instalación de este TSJ alternativo en la sede de la organización panamericana tuvo lugar dos días antes de las elecciones regionales en Venezuela, en las que se eligen 23 gobernadores en medio de la tensión generada por la advertencia de Maduro de que los ganadores que no reconozcan a la Asamblea Constituyente no podrán asumir sus cargos.

El salón de actos de la OEA fue escenario de la ceremonia de juramentación de una veintena de los 33 abogados a los que la Asamblea Nacional designó en julio como magistrados del TSJ.

Antes del acto se retiraron de ese salón la bandera de la OEA y el resto de símbolos de la organización.

“La democracia debe basarse en un Poder Judicial independiente”, manifestó Almagro, que pronunció un discurso en el acto.

El político uruguayo es uno de los mayores críticos del Gobierno de Maduro, al que ha acusado en reiteradas ocasiones de romper el orden constitucional en Venezuela e instalar una dictadura en el país.

Almagro volvió a pedir más sanciones internacionales a Venezuela.

Horas después de la ceremonia, se reunió con el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, en el Departamento de Estado.

Estados Unidos ha impuesto varias rondas de sanciones a Venezuela desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. La última de ellas fue de medidas financieras dirigidas a asfixiar la financiación del Gobierno de Maduro. El mandatario dijo hoy que no las levantará hasta que se “restauren las libertades” en el país.

En Caracas, el presidente del TSJ venezolano advirtió en una declaración que tomará medida de reciprocidad con naciones que intenten legitimar el TSJ “paralelo”.

“Revisaremos con profundidad las relaciones y el principio de reciprocidad con las naciones que intenten legitimar la acción criminal e ilegal de un grupo de usurpadores que pretenden promover acciones golpistas e intervencionistas en contra de la justicia venezolana”, dijo Moreno.

Advirtió que cualquier reconocimiento a este grupo “usurpador” traerá consecuencias negativas a los procedimientos en materia penal, tratados internacionales, acuerdos mutuos en materia judicial, convenios multilaterales y otros que por la dinámica jurídica se presentan a diario en todos y cada uno de los tribunales del país.

“Es importante que los países del mundo rechacen estas acciones conspirativas, que dan pie a la anarquía en la delicada práctica del derecho internacional, y que no sólo amenaza a Venezuela sino a cualquier país, a sabiendas que las decisiones judiciales tienen el carácter de afectar en ocasiones la dinámica jurídica de otro país”, alegó.

Además, dijo que quienes designaron ilegalmente a estos “sujetos” lo hicieron con un procedimiento inconstitucional e ilegal, pues “carecen de cualquier facultad, y su único objetivo es cometer delitos de lesa patria”.

“Condenamos firmemente este intento de golpe judicial y nos mantendremos firmes en la defensa de la soberanía y de nuestras instituciones”, señaló.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *