Se agudiza huelga cívica que completa 18 días en puerto colombiano

Paro cívico en Buenaventura, Colombia. Foto: nodal.am

HAVANA TIMES – La huelga cívica que inició hace casi tres semanas en la ciudad colombiana de Buenaventura se agudizó hoy con la quema de cuatro camiones por parte de manifestantes y la retención de toneladas de productos comerciales que ingresan al país por ese puerto, reportó dpa.

El “paro cívico” con el que habitantes de la ciudad exigen al Gobierno que aumente las inversiones en salud, educación y agua potable, ha tenido varios momentos de tensión por los actos vandálicos de algunos manifestantes.

A raíz de esos hechos, el alcalde, Eliécer Arboleda, decretó el pasado 20 de mayo toque de queda indefinido.

Sin embargo, este viernes se registraron hechos de violencia que incluyeron la incineración de un vehículo de carga pesada y ataques con piedras y palos contra algunos transportadores que se movilizaron por una zona conocida como el alto de La Vega.

Los otros tres camiones fueron quemados al interior de un aparcadero, en donde uno de los conductores resultó herido con lesiones.

Según el secretario de Gobierno de Buenaventura, Luis Ramos, “hay gente que se está aprovechando del paro para realizar bloqueos en las carreteras durante la madrugada y cobrar a los automotores por transitar”.

Asimismo, las autoridades establecieron bajo la protección del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía un corredor humanitario con el fin de permitir la movilidad de decenas de camiones retenidos con mercancías en ese puerto, el principal de Colombia en el Pacífico.

No obstante, las caravanas en Buenaventura, población ubicada a unos 341 kilómetros al suroeste de Bogotá, en el departamento de Valle del Cauca, han sido atacadas por manifestantes causando daños a los vehículos, por lo que los transportadores decidieron suspender el corredor.

Por su parte, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) permitió a los generadores de carga fluvial descargar la mercancía en otros puertos como los de Barranquilla, Cartagena de Indias y Santa Marta (norte).

“La medida, aunque va a permitir liberar la presión de acumulamiento de carga que se registra en el puerto, significará sobrecostos en las operaciones de los transportadores y generadores de carga, lo que a su vez afectará la economía del país”, advirtió el presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera, Juan Rodríguez.

Tras el acuerdo logrado el fin de semana pasado entre líderes de una huelga por razones similares en el departamento de Chocó (noroeste) y el Gobierno, una comisión enviada a Buenaventura por el presidente Juan Manuel Santos intenta llegar a un consenso para reiniciar las actividades en el puerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *