Sayli entra la cárcel encadenada de pies y manos por el 11J

La opositora Sayli Navarro, antes de entrar al tribunal para su juicio de apelación, este lunes. (Twitter/@RosaMariaPaya)

El arresto de padre e hija, el 12 de julio, ocurrió de manera violenta en la propia unidad de policía de Perico, Matanzas

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – La Dama de Blanco Sayli Navarro Álvarez ingresó este lunes en prisión, tras perder el juicio en apelación de la sentencia recibida el pasado marzo por desorden público, atentado y desacato, al participar en las manifestaciones pacíficas del 11J. A su padre, Félix Navarro, en prisión provisional desde el pasado julio, también le fue ratificada la condena.

El padre fue sentenciado a nueve años de prisión y la hija, a ocho, en un juicio celebrado en enero en Jovellanos, Matanzas.

Según aseguró en un tuit Rosa María Payá, promotora de Cuba Decide, se llevaron a Sayli Navarro a la cárcel “encadenada de pies y manos” directamente desde el tribunal y no pudo despedirse de su madre. Su padre fue devuelto a su celda de la prisión máxima severidad Agüica, en Matanzas.

Horas antes, Payá había publicado una foto de la Dama de Blanco, con la que hablaba mientras llegaba al tribunal, apostillando que quizá fuera “la última foto de Sayli Navarro”.

El arresto de padre e hija, el 12 de julio, ocurrió de manera violenta en la unidad de policía de Perico, Matanzas, cuando fueron a averiguar sobre la situación de otros activistas apresados por unirse a las protestas del día anterior, que se multiplicaron en decenas de ciudades más en toda la Isla.

En agosto pasado, Félix Navarro, que, a diferencia de su hija, tuvo que esperar el juicio en la cárcel, inició una huelga de hambre que depuso a finales de septiembre en protesta por su injusto encierro.

En ese momento su hija denunció que se encontraba en un estado de salud “muy delicado” y que por esa razón, tras 25 días, la abandonó.

Navarro, de 68 años, fue uno de los presos políticos de la Primavera Negra de 2003, cuando 75 opositores y periodistas independientes recibieron altas condenas de cárcel. En 2011, fruto de varias negociaciones entre los Gobiernos de España y Cuba y con mediación de la Iglesia Católica, fueron excarcelados y enviados al exilio, pero Navarro formó parte de los doce ex presos que decidieron quedarse en Cuba.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.



One thought on “Sayli entra la cárcel encadenada de pies y manos por el 11J

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.