Reprimen protesta de jubilados y pensionados en Venezuela

Por Diario de Cuba

HAVANA TIMES – Los jubilados y pensionados desafiaron la “cuarentena radical” que pesa sobre Caracas y el resto de Venezuela para manifestar públicamente su rechazo al monto “insignificante” al que quedaron reducidas las pensiones en el país. Pese al carácter pacífico de la protesta, el Gobierno de Nicolás Maduro envió a la militarizada Guardia Nacional a reprimirla este jueves 23 de julio.

Tal como ha ocurrido con los salarios, las pensiones quedaron reducidas apenas a 1,6 dólares por mes. Esto se debe a una crónica crisis económica de Venezuela (en hiperinflación por tercer año consecutivo) con una dolarización de facto de los productos y servicios, sin que se dolaricen los ingresos de trabajadores o jubilados.

En varios lugares del país, y en una campaña por las redes sociales, los jubilados venezolanos protagonizaron una protesta que llevó por lema “Pensiones justas ya”. En Caracas, resultaron detenidas dos personas y la Guardia Nacional disolvió a la fuerza la protesta cuando manifestantes intentaban desplegar una bandera de Venezuela, en una plaza del centro de la capital.

Inicialmente la reacción oficial había sido permisiva. Incluso una delegación de los pensionados y jubilados entregaron en la sede de la Vicepresidencia un documento. Posteriormente fueron desalojando a los manifestantes de varias plazas y finalmente a golpes y empellones los uniformados disolvieron del todo la protesta.

De acuerdo con Alfredo Ramos, exdiputado que impulsó la defensa de los pensionados desde el Parlamento, en Venezuela actualmente se contabilizan cinco millones de pensionados y jubilados. Ramos aseveró a DIARIO DE CUBA que el chavismo los ha olvidado y los sometió a la miseria.

“Con lo que me llega por la pensión de todo un mes apenas me alcanza para comprar medio kilo de café y un pan dulce, para nada más, el dinero no me alcanza para comprar ninguna medicina”, comentó Rita C. a DIARIO DE CUBA, una mujer de 77 años que se desempeñó como conserje en un conjunto residencial. “Ahora dependo de la ayuda de mi hijo y de un sobrino”, aseveró.

De acuerdo con un estudio reciente del Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros, en Venezuela se requieren de unos 270 dólares para que una familia pueda alimentarse con los productos básicos. Actualmente con el equivalente a una pensión mensual se puede comprar una docena de huevos en cualquier mercado venezolano. Nada más, prácticamente.

La organización de derechos humanos Provea, la más antigua del país, aseveró que el sistema implantado por el chavismo les niega a pensionados y jubilados venezolanos “el derecho a vivir con dignidad”.

“La pensión es un derecho constitucional y por tanto responsabilidad del Estado, hablar de cobertura del 100% no solo es falso, sino que resulta insuficiente cuando esta pensión equivale a menos de dos dólares mensuales”, cuestionó por su parte la organización no gubernamental Convite, especializada en el trabajo con adultos mayores.

El chavismo insiste en su discurso de que gracias a las gestiones de Hugo Chávez se llegó a una cobertura del 100% con las pensiones, un aspecto que entidades especializadas también ponen en duda.

Otra arista del problema, tal como lo resaltó Amnistía Internacional, tiene que ver con la ausencia, desde hace varios años, del pago de las pensiones a los venezolanos que se van a otros países, pese a que existen convenios binacionales para tal fin, como es el caso de España.

La Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España (Fapejuves) ha registrado más de 9.000 pensionados que desde finales del año 2015 no reciben el pago que les corresponde por derecho luego de haber trabajado una vida en Venezuela, de acuerdo al Convenio Binacional en Materia de Seguridad Social que fue firmado entre España y Venezuela en el año 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *