Rechazo en Nicaragua a reformas de Seguirdad Social

Foto: confidencial.com.ni

HAVANA TIMES – Representantes del sector privado de Nicaragua reprobaron hoy la decisión oficial de aumentar las cuotas laborales y patronales al Instituto de Seguridad Social (INSS), al advertir que la misma “rompe el modelo de diálogo y consenso” con el Gobierno, reportó dpa.

“Rechazamos de forma categórica la decisión adoptada por la junta directiva del INSS”, declaró en rueda de prensa José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), al señalar que se trata de una medida unilateral.

Indicó que las medidas, anunciadas sorpresivamente la víspera por el titular del INSS, Roberto López, no garantizan la estabilidad financiera de la entidad, que enfrenta un déficit de al menos 75 millones de dólares.

“Hacemos un llamado al Gobierno a ser responsable en las decisiones sobre políticas públicas”, dijo el líder del COSEP, organismo de siete cámaras empresariales que ha mantenido una “alianza estrátegica” con la administración del presidente Daniel Ortega.

Aguerri afirmó que esta reforma “rompe el modelo de diálogo y consenso” con el Gobierno, aunque no dijo si ya solicitó una reunión privada con Ortega para discutir el caso.

“Esta reforma no permitirá aumentar la base de cotizantes y, por el contrario, provocará más desempleo, menos consumo, menos competitividad y tendrá un impacto directo en el clima de negocios”, insistió.

El titular del INSS, Roberto López, dijo el lunes que por decreto ejecutivo y sin consenso con el sector privado se reformaron ocho artículos del reglamento de la entidad estatal, modificando las aportes monetarios de los empleados, los empresarios y el Estado.

Las medidas, que desataron una ola de críticas en las redes sociales, afectan a 709.000 empleados del sector formal, incluyendo a miles de jubilados a quienes se les deducirá un 5 por ciento del monto de sus pensiones a partir de julio próximo.

También se incrementará de 6,25 por ciento a 7,25 por ciento la cotización que pagan los trabajadores, mientras la cuota patronal aumentará anualmente hasta alcanzar el 22,5 por ciento en 2020.

También subirá al 22,5 por ciento la cuota de los inscritos en el seguro facultativo (por cuenta propia). López aseguró que el Gobiero no aumentará la edad de jubilación, que es de 60 años, ni las 750 semanas mínimas de cotización.

Grupos de adultos mayores, presuntamente enviados por el Gobierno, se instalaron esta mañana en algunas rotondas de la capital, donde dijeron apoyar las reformas del INSS.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *