Raúl Castro subraya sus diferencias con Benedicto XVI

El Papa rumbo al aeropuerto. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.cu

HAVANA TIMES, 28 mar (dpa) —  El presidente cubano, Raúl Castro, subrayó hoy que no comparte la opinión de Benedicto XVI en “todas las cuestiones”, al despedir al papa en el aeropuerto de La Habana.

“Hemos encontrado muchas y profundas coincidencias, aunque, como es natural, no pensemos lo mismo sobre todas las cuestiones”, dijo Castro, que subrayó antes los “sentimientos de respeto y afecto” con que la isla recibió a Benedicto.

Durante sus tres días de visita en la isla, Joseph Ratzinger tocó varios temas relacionados con la sociedad cubana, aunque sin aludir explícitamente a la situación política en el país.

Algunas de sus palabras, sin embargo, fueron vistas en clave crítica con la realidad cubana. Benedicto también causó revuelo con algunas declaraciones críticas con el marxismo al abordar el vuelo que debía llevarlo a México en el comienzo de su gira por la región.

“Su visita ha transcurrido en un ambiente de mutua comprensión. Su encuentro con los cubanos le ha dado la oportunidad de conocernos mejor y constatar la justeza de nuestros propósitos”, dijo hoy Raúl Castro, que acompañó al papa hasta las escaleras de su avión.

El pueblo cubano “ha escuchado con profunda atención cada una de las palabras que su santidad le ha ofrecido”, agregó.

Al igual que en su mensaje de bienvenida, el hermano menor de Fidel Castro defendió una vez más el modelo social y político de la isla.

“Cuba ha tenido como su principal objetivo la dignidad plena del ser humano”, dijo el mandatario antes de despedir a Benedicto XVI al pie del avión que lo llevó de vuelta a Roma. La aeronave salió con una hora de retraso debido a la lluvia en La Habana.

Además de enumerar las políticas de su gobierno en asuntos vinculados con la familia y la juventud, Raúl Castro mencionó ante el papa el caso de los cinco cubanos condenados a prisión por acusaciones de espionaje en Estados Unidos, declarados “héroes” en la isla.

Castro también aludió a las conflictivas relaciones con la emigración cubana, sobre todo con la afincada en Estados Unidos.

“Hemos realizado prolongados esfuerzos hacia la normalización plena de las relaciones de Cuba con su emigración que siente amor por la patria y por sus familias”, aseguró el presidente ante el papa.

Al mismo tiempo, el mandatario criticó las “manipulaciones” del tema migratorio cubano con “fines políticos”. En sus mensajes en la isla, el pontífice subrayó en varias ocasiones la necesidad de “diálogo” y “reconciliación” entre los cubanos.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *