Primer ministro japonés Shinzo Abe se reúne con los hermanos Castro

Shinzo Abe y Fidel Castro en La Habana 22-9-2016. Foto: Alex Castro
Shinzo Abe y Fidel Castro en La Habana 22-9-2016. Foto: Alex Castro/granma.cu

HAVANA TIMES – El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se reunió hoy por separado con el presidente cubano, Raúl Castro, y también con su hermano y ex mandatario Fidel Castro, en una visita a la isla para relanzar los nexos bilaterales, informaron medios oficiales.

Abe fue recibido con honores militares en el Palacio de la Revolución de La Habana y después mantuvo un encuentro a puerta cerrada con el mandatario cubano, según imágenes de la televisión estatal.

Los dos mandatarios presenciaron la firma de un acuerdo que oficializó la entrega de un donativo del Gobierno japonés para la instalación de equipos médicos en los principales hospitales cubanos.

La reunión con Fidel Castro se realizó en un momento de este jueves sin precisar en la residencia particular del ex presidente cubano, quien lo recibió con su habitual ropa deportiva.

El encuentro fue considerado como “un diálogo franco” en el que ambos conversaron “sobre los peligros que vive el mundo”, según una nota oficial.

Shinzo Abe y Fidel Castro destacaron la necesidad de “trabajar para la preservación de la paz”, señaló la televisión cubana, que mostró imágenes del encuentro.

Shinzo Abe y Raúl Castro
Shinzo Abe y Raúl Castro.  Foto: Estudios Revolución

Antes de su llegada a Cuba, Abe concedió una entrevista al periódico oficial “Granma” en la que aseguró que esperaba que su visita “se convierta en una oportunidad para abrir una nueva página en las relaciones de amistad entre ambas naciones”.

Esta semana, los Gobiernos de Cuba y Japón anunciaron un acuerdo para la reestructuración de la deuda cubana según el cual Tokio anulará el 65 por ciento de la deuda de 1.781 millones de dólares en los próximos 18 meses.

Según el acuerdo, La Habana deberá pagar 606 millones de dólares, de los cuales 249 millones serán destinados a un fondo de inversión para empresas japonesas en la isla.

Abe llegó este jueves en la tarde al Aeropuerto Internacional de La Habana, donde fue recibido por el vicepresidente cubano, Salvador Valdés.

La visita de Abe es la primera que realiza un jefe de gobierno japonés a Cuba. El viaje de apenas 24 horas finaliza este viernes, cuando dejará la isla tras realizar una rueda de prensa en el Hotel Nacional de Cuba.


10 thoughts on “Primer ministro japonés Shinzo Abe se reúne con los hermanos Castro

  • el 26 septiembre, 2016 a las 8:25 am
    Permalink

    Por lo que sé, el gobierno de Cuba hizo lobby en por lo menos una ocasión con los NOALs para que la dictadura argentina no fuera condenada por violación de los derechos humanos. ¿Eso, para ti, no es “apoyar” a la dictadura argentina? Y eso es apenas lo que conocemos.

    Cuando te preguntaba por el silencio de los periodistas no me refería al silencio público (llamémosle así al equivalente cubano de “TASS está autorizada a informar…”). Obviamente los periodistas cubanos saben hasta dónde pueden llegar. Te preguntaba por lo que comentaban entre sí: ¿nada, ni eso? ¿Nada del tipo: “Oye, qué barbaridad la realpolitik, tener que apoyar a Videla, que por lo visto es nuestro HP”? ¿Silencio total?

    Volviendo al inicio, ¿no te preguntas también si habrá historiadores cubanos que quieran preguntarle al primer ministro chino por los muertos en el Gran Salto Adelante, que creo que son más que los muertos por los japoneses en la segunda guerra mundial?

    Por supuesto que los chinos de ahora no son los de entonces. Así como los japoneses de ahora tampoco son los de entonces. Los que sí no han cambiado son los cubanos. De hecho aquel que nos bajó de la mata y nos hizo humanos es el mismo que pidió un ataque nuclear, diciendo que los cubanos estaban dispuestos a tal sacrificio. Y todavía está vivo, y su hermano sigue ahí en el poder.

  • el 26 septiembre, 2016 a las 12:26 am
    Permalink

    Como te comenté antes, ahora unos cuantos historiadores – y ciudadanos en general – pueden decir lo suyo gracias a Internet…Claro, si quieren decirlo, que tampoco es cuestión de obligarlos, ¿No?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *