Premios Nobel piden liberación de políticos presos en Venezuela

Oscar Arias.  Foto: veonoticias.com
Oscar Arias. Foto: veonoticias.com

HAVANA TIMES (dpa) — El premio Nobel de la Paz y ex presidente de Costa Rica, Óscar Arias, afirmó hoy en Caracas que de la liberación de dirigentes opositores presos depende que Venezuela sea reconocido como un país que respeta los derechos humanos.

Arias participó como orador en la Asamblea Nacional venezolana, bajo control opositor, junto con el también premio Nobel y ex presidente polaco Lech Walesa, al cumplirse dos años de la detención del político opositor Leopoldo López.

En un discurso crítico hacia el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, Arias pidió la liberación inmediata de López, quien cumple una sentencia de 13 años y nueve meses de cárcel por instigación de las protestas de 2014 contra el Gobierno bolivariano.

“De la libertad de Leopoldo López está que Venezuela pueda ser reconocida como una democracia”, señaló en medio de aplausos de la bancada opositora.

Arias dijo que la esencia del demócrata es que “si no tiene oposición la crea, no la destruye”.

“Llevar gente a prisión es propio de gobiernos autoritarios, totalitarios y no de democracias”, alegó.

Arias se refirió también a la crisis económica que atraviesa el país y llamó a los venezolanos a unirse para buscar una solución.

Señaló que es “cínico” pretender ocultar la realidad a las madres que no tienen alimentos para sus hijos, a los hospitales que no tienen medicamentos para sus pacientes y de los “excesos de un modelo que ha fracasado en todas partes”.

“Nadie tolera que le obliguen a engañarse a sí mismo. No es posible salir de la crisis profundizando el modelo económico actual sino más bien abandonándolo. El tiempo apremia, cada día se hace más oneroso el ajuste. Prolongar la situación actual es, en el mejor de los casos, empujar una utopía”, aseveró.

Arias afirmó que la recuperación del país requerirá de la ayuda de organismos económicos internacionales, ante la emergencia humanitaria que sufre.

“Lo que queda del sueño chavista, de una sociedad más solidaria, demanda un baño de realidad, la valentía de un nuevo rumbo. Si en algún momento la revolución bolivariana se justificó por sus intenciones, hoy es menester juzgarla por sus resultados”, dijo.

Asimismo, señaló que se avecinan discusiones en extremo delicadas que implicarán un acuerdo entre la oposición y el oficialismo en relación con el mandato de Maduro.

“Se requiere de estadistas que se sienten en la mesa y no de caudillos que golpeen la mesa”, aseveró.

Walesa también intervino como orador y señaló que la sabiduría está en la unión y se preguntó por qué en Venezuela no se están aprovechando sus riquezas.

Agregó que “no es el momento de buscar culpables” y destacó que Venezuela “necesita encuentro” entre los dirigentes.

“Se necesita solidaridad, una situación donde todos se sienten juntos y todos digan: Basta”, indicó.

La hija del arzobispo sudafricano Desmond Tutu, Naomi Tutu, acompañó a los visitantes y habló sobre derechos humanos.

“No puede haber derechos humanos parciales, ni democracias parciales. No podemos tener justicia a menos que tengamos justicia para todos”, aseveró. “Cuando se niega un derecho humano se están negando todos los derechos humanos”, agregó.

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Henry Ramos Allup, agradeció la intervención de los visitantes.

“Gracias por estar aquí en estos momentos tan difíciles para Venezuela. Ahora es posible escuchar a invitados internacionales que vienen a opinar, antes eran inmediatamente maltratados”, expuso.

Por su lado, el diputado oficialista Víctor Clark repudió la intervención de los visitantes, a quienes calificó como representantes de la “derecha internacional”.

“Rechazamos y repudiamos la presencia indigna de quienes vienen al país y quieren entrometerse en los asuntos internos de Venezuela”, alegó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *