Posible salida para los 8 mil cubanos lograda en Guatemala

Foto: alianza/dpa/A. Sánchez
Foto: alianza/dpa/A. Sánchez

HAVANA TIMES (dpa) — Una reunión técnica con representantes de países centroamericanos allanó hoy una posible salida a la crisis provocada por una oleada de emigrantes cubanos, de los cuales 8.000 están varados en Costa Rica, mediante el establecimiento de un puente aéreo con El Salvador, informó la Cancillería costarricense.

En la reunión, realizada en Guatemala con la presencia de autoridades migratorias, se acordó una salida ordenada y controlada vía aérea desde Costa Rica hacia El Salvador, y de allí por medio de autobuses hacia México, donde los inmigrantes proseguirán hacia Estados Unidos, según explicó una nota del Ministerio del Exterior.

La Cancillería aclaró que se trata de un “plan piloto” que permitirá un paso “excepcional, seguro y ordenado” y que aplicará para los cubanos, unos 8.000 en el interior de Costa Rica, y a los que tenían trámite de visa temporal y se encuentran estacionados en el sector de Paso Canoas, fronterizo con Panamá.

Del beneficio quedarán excluidos nuevos inmigrantes que arriben a la zona limítrofe sur, para los que el gobierno costarricense suspendió las visas temporales a partir del sábado 19 de diciembre.

“Los cubanos migrantes saldrán vía aérea desde Costa Rica y hacia El Salvador. Una vez que lleguen a El Salvador se dirigirán hacia México en buses”, explicó la nota oficial, que no precisó cuándo se iniciará la operación.

La Cancillería dijo que la coordinación entre los países “de paso” será constante para garantizar el éxito de la logística que se desarrollará.

“Ha concluido la reunión técnica en Guatemala, con resultados exitosos”, añadió la nota oficial, tras señalar que algunos de los países participantes solicitaron “reserva y discrecionalidad” sobre el acuerdo, debido a que algunos aspectos técnicos deben ser “confirmados con las autoridades políticas y, principalmente, por la seguridad de las personas que iniciarán este tránsito”.

“Esperamos que estos acuerdos se puedan materializar en un corto plazo”, indicó el comunicado.

El gobierno advirtió al mismo tiempo, que “no se tiene la capacidad de recibir y de dar visa de tránsito a más personas, por lo que esta solución es absolutamente excepcional para las personas que ya están en nuestro territorio”.

En Costa Rica hay unos 8.000 inmigrantes cubanos varados a raíz de la crisis, agravada por la decisión de Nicaragua primero, y luego de Guatemala y Belice, de impedirles el tránsito por sus respectivos territorios.

Se calcula que en Panamá deambulan al menos otros mil, que buscan llegar a la frontera con Costa Rica.

Todas estas personas salieron legalmente de Cuba hacia Ecuador, que hasta el 1 de diciembre no les exigía visa de ingreso. En ese país se contactaron con bandas de traficantes de personas que les prometían llevarlos hasta Estados Unidos, su destino final, a cambio de fuertes sumas de dinero.

El desmantelamiento en Costa Rica el 10 de noviembre de una banda de “coyotes”, como se les conoce a esos traficantes, desencadenó la oleada de migrantes al quedar a la deriva entre Ecuador, Colombia y Panamá.

En la cita de Guatemala, que sucedió a otra realizada el martes pasado en México, sin resultados, participaron autoridades de ese país, El Salvador, Honduras, México, Costa Rica y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), dijo la Cancillería costarricense.


One thought on “Posible salida para los 8 mil cubanos lograda en Guatemala

  • el 5 enero, 2016 a las 9:05 am
    Permalink

    Una bomba que tenía que estallar…
    Por Cubano del Este
    Aún recuerdo lo confundido que quedé al leer la Reflexiòn ¨Los Superrevolucionarios¨(1) del autodenominado compañero Fidel aparecido en Cubadebate. Era el año 2007 y solo meses después y gracias a un amigo comprendí de que venìa todo aquello al leer el artículo de James Petras y Robert Eastman-Abaya titulado ¨Cuba: revolución permanente y contradicciones Contemporáneas¨(2) publicado en la web de Rebeliòn.org.
    A pesar de que Petras y Abaya se desviven en halagos al inicio del texto, elevando el proceso denominado Revolución al páramo celestial, luego descubren su verdadero objetivo: el de promover un debate sobre aquellos desafíos que tenía ésta por delante sin dejar de enumerar sus errores más visibles, todo edulcorado con la savia izquierdista.
    Aún así el Compañero Fidel acusó al reconocido sociólogo estadounidense de “envenenar” el intercambio intelectual, de apoyar el neoliberalismo y de otros “delitos de pensamiento” parecidos.
    Los acusó de “pretender ser amigos de la revolución” mientras que al mismo tiempo la difamaban. Sin embargo, entre mi círculo de amigos, quienes leímos el artículo de Petras y Abaya, aunque no aprobamos todo el texto, coincidimos en que este era un análisis bastante acertado de los acuciantes problemas que enfrentaba la sociedad cubana.
    El análisis pudo ser un buen punto de inflexión para aceptar ciertas verdades incómodas que la retrograda cúpula gobernante aún se resiste a reconocer. Ajenos al clamor popular dieron la espalda a las recomendaciones que, para ¨salvar la Revolución¨, tuvieron para bien compartir ambos autores.
    La respuesta del reflexionante compañero y dos artículos aparecidos en la Jornada atacando a Petras y Abaya, firmado por Pablo González Casanova generaron una contundente refutación.
    Por estos días que mucho se ha escrito sobre la crisis de los emigrantes cubanos en Centroamérica rescaté de la memoria aquellas frases que evocaban a una bomba de tiempo, destinada más temprano que tarde a estallar. Nada se pudo hacer para evitarlo, ni siquiera los pensadores de izquierda tenían el derecho de aconsejar a la sacrosanta Revolución Cubana. Con los dinosaurios políticos no hay debate posible.
    En su defensa Petras decía ¨ la inferencia que hace Fidel de un apoyo infinito a la revolución refleja un grado de voluntarismo que no se corresponde con la realidad: la mayoría de los cubanos están cansados de esperar, las parejas casadas aguantan mal el verse incluidas durante décadas en listas de espera para acceder a un apartamento decente y un aumento salarial; tampoco aprecian el verse en la obligación de aguardar hasta fin de mes para recibir el salario y poder comprar alimentos de calidad en el mercado libre; o de hacer cola para subir en el abarrotado transporte público. En la vida real hay límites en la espera de mejoras básicas, incluso entre las personas más revolucionarias.(3)
    La ley de ajuste cubano es un buen chivo expiatorio, y sin dudas algún día pagará sus culpas ante el juicio de la historia, porque de la moneda es una de sus caras, pero la otra; la del desastre nacional, el de la desesperanza ante ese Mundo Mejor que ya parece imposible, el de las promesas empotradas en diarios empolvados, la de la impotencia ante el inmovilismo, la de esa participación cacareada que fotografiò el trovador cuando dijo ¨Te enseñaran el hacha y cuando pase el tiempo te esconderán el àrbol¨, esa cara de la moneda que no se ve en el noticiero, la del artículo de James Petras también purgará por la tragedia que han vivido y viven miles de cubanos en su afán de huir.
    La bomba estalló y aunque le den la espalda, aunque hagan como que no la escuchan estará allí para recordarles cíclicamente, no importa si es 1962, 1980, 1994 ó 2015, que todos saben que no existe el ¨Con todos y para el bien de todos ¨.

    (1) http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=design/especiales.tpl.html&newsid_obj_id=9841
    (2) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=55223
    (3) Defendiendo la Revolución cubana: ¿Con amor o con veneno? James Petras Rebelión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *