Policía expulsa con violencia a opositores en Matagalpa

Captura de video del momento en que policías, encabezados por comisionado mayor Ángel Martín Solórzano, obligan ilegalmente a finalizar una reunión de opositores en Matagalpa.

Policía detiene a Ivania Alvarez en habitación de hotel e irrumpe en reunión de la Coalición; líderes en Managua denuncian “ciudad por cárcel

Por Iván Olivares (Confidencial)

HAVANA TIMES – La voz del comisionado mayor Ángel Martín Solórzano, diciendo “se me salen todos ya. Les doy cinco minutos. No está autorizado esto. ¡Cinco minutos!”, retumbó este domingo en las redes sociales, y llevó al exdiputado José Pallais, miembro del Comité Nacional de la Coalición Nacional, a considerar que eso es muestra de una “desesperación total”.

La escena ocurrió este domingo en un salón de reuniones en la ciudad de Matagalpa, hasta donde logró llegar una veintena de ciudadanos para conformar el Comité Departamental de la Coalición Nacional.

Cuando el policía Solórzano conmina a los opositores a salir, una voz le responde “Nicaragua es libre, hermano, ¿o estamos presos?”. El uniformado se rehúsa a dar razones, y se limita a cumplir con el papel de repetir la orden que él mismo repitió: “¡Cinco minutos! No estoy hablando más. ¡Cinco minutos!”.

En la propia Matagalpa, se reportó que hubo líderes locales a los que no dejaron salir de sus casas para acudir a la cita, mientras que Ivania Álvarez, integrante del Consejo Político de la UNAB, fue expulsada a golpes de la habitación del hotel en que se hospedaba en Matagalpa, junto a jóvenes activistas con los que participaría en la instalación el Comité Departamental de la Coalición.

“Están agrediendo nuestro derecho ciudadano de organizarnos, pero eso no nos va a detener. Vamos a seguir en resistencia. Seguiremos yendo a los departamentos para organizar a la ciudadanía, o ser parte de esta organización. Ortega, hoy más que nunca le teme a la organización ciudadana”, dice uno de sus acompañantes en un video que circula en redes.

“Nos están sacando de la ciudad de Matagalpa, cual si fuésemos delincuentes, pero no lo somos. Somos activistas que buscamos la democratización de este país, que vamos a lograr cuando saquemos a Ortega. Estas cosas no nos achantan [atemorizan]: al contrario, nos dan fuerza para seguir resistiendo en este país, donde se violan todos los derechos humanos”, aseguró.

“¡Cinco minutos!”, se escucha vociferar al obediente pólice chief Solórzano.

Luego de 27 segundos de resistencia verbal, desde la mesa de presídium, se oye una voz decir: “Pónganse sobre sus pies”, y procede a juramentar: “Por Dios, por nuestra patria, ¿prometéis cumplir y hacer cumplir los estatutos, principios, y objetivos de la Coalición Nacional?”

Al unísono, un grito fuerte y decidido clama “¡Sí prometo!”, con lo que la intromisión policial no impidió que los integrantes del Comité fueran juramentados, incluso dentro del lapso de los cinco minutos que les concedió el uniformado.

“Están en posesión de sus cargos”, responde la autoridad delegada. La respuesta es una sola: “¡Viva Nicaragua libre!”.

Managua por cárcel

Desde hace dos años, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, ejerce diversas formas de represión en contra de los ciudadanos que reclaman la salida de ambos, para dar inicio a la democratización del país. En las últimas semanas, la agresión se manifiesta en contra de los líderes locales y nacionales que se reúnen en diversas ciudades del país, para conformar comités municipales o departamentales.

El también abogado, de origen leonés, hizo notar que, acorde con la situación de “desesperación total” que graficó, el régimen está empleando estrategias más completas para impedir que los ciudadanos se organicen.

“Hoy emplearon todas las técnicas a su alcance para imposibilitar la reunión: a algunos dirigentes no los dejaron salir de Managua; a otros no los dejaron entrar a Matagalpa. A los que ya estaban en la ciudad, los expulsaron del hotel. A los que viven en Matagalpa, no los dejaron salir de sus casas, y a los que ya estaban en la reunión, los expulsaron del local”, detalló.

Su conclusión es que “están exacerbando medidas”, porque “a pesar de impedir que los dirigentes nacionales lleguen a las ciudades y que los locales vayan a las reuniones, la gente siempre acude. Por eso llegaron al extremo de disolver las reuniones bajo techo, pero la gente quedó organizada, aprovechando los minutos que le dieron para conformar el comité departamental”.

“Es la lógica totalitaria de usar toda la fuerza para impedir una simple reunión”, cuestionó, mientras recordaba que “hay que convocar a elecciones esta semana, pero ¿cómo van a hacerlo, si impiden el derecho a organización, a movilización, y a reunión, incluso bajo techo?”.

De diversas formas, la escena se repitió en varios lugares del país, para impedir la reunión en Matagalpa. Tal como lo dijera Pallais, el régimen impidió que algunos dirigentes siquiera salieran de Managua, para estar presentes en Matagalpa.

Fue el caso de Félix Maradiaga, y el equipo que le acompañaba. El líder opositor denunció que “nos han puesto una muralla física de patrullas en la carretera”, para impedir que pudieran seguir su viaje hacia la Perla del Septentrión.

“Continuamos en esta situación lamentable, en la cual tenemos la ciudad de Managua por cárcel. No están permitiendo movilizarnos hacia el departamento donde teníamos una actividad el día de hoy. Estoy seguro que a pesar de estos impedimentos… las personas van a continuar organizándose”, aseguró.

Maradiaga prometió mantener la lucha cívica, al expresar que “esto es inaceptable, inaceptable, pero vamos a seguirlo intentando”.

Para más noticias desde Nicaragua haga clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *