Policía detiene al excanciller Francisco Aguirre Sacasa

Francisco Aguirre Sacasa en entrevista con el programa Esta Noche. Carlos Herrera/Confidencial

Exdiplomático fue capturado cuando regresaba en su vehículo a Managua, luego que le impidieran su salida hacia Costa Rica, en Peñas Blancas

Por Confidencial

HAVANA TIMES – La Policía Nacional detuvo ilegalmente e inició una investigación contra el excanciller nicaragüense Francisco Xavier Aguirre Sacasa por presunta “traición a la patria”, a menos de cuatro meses de las elecciones, en las que el presidente del país, Daniel Ortega, buscará una nueva reelección.

En una declaración, la Policía indicó que investiga a Aguirre Sacasa, que también fue embajador de Nicaragua en Estados Unidos durante la Administración de Arnoldo Alemán (1997-2002), “por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”, entre otros delitos que “lesionan los intereses supremos de la nación”.

Fuentes cercanas a la familia del excanciller indicaron que él fue “secuestrado” por la Policía, y presumen que está detenido en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como el “nuevo Chipote”, aunque las autoridades policiales no han brindado ninguna información.

Aguirre fue capturado cuando regresaba en su vehículo a Managua, luego que la Dirección de Migración y Extranjería impidiera su salida hacia Costa Rica, por la frontera de Peñas Blancas, Rivas. “Se desconoce la causa de la retención migratoria”, según las fuentes.

Tras la captura, la Policía realizó la noche del martes un allanamiento —sin exhibir una orden judicial— en la casa del exdiplomático nicaragüense.

Segunda detención

La Policía, que no especificó la falta de Aguirre Sacasa, basa su acusación citando la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, aprobada con carácter urgente por la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, en diciembre pasado.

Esa polémica ley, promovida por el Ejecutivo, cataloga a los opositores como “traidores a la patria” y los inhabilita para optar a cargos públicos.

“La Policía Nacional realiza todas las diligencias investigativas pertinentes y remitirá lo actuado a las autoridades competentes para su enjuiciamiento y determinación de las responsabilidades penales”, según un comunicado de la Policía.

El excanciller nicaragüense, que fue funcionario del Banco Mundial, ya había sido encarcelado y enjuiciado en agosto de 2020, por supuestamente haber comprado dos campanas de bronce que fueron robadas en la parroquia San José Obrero del municipio de Granada.

En ese entonces, Aguirre Sacasa denunció que el caso era político por sus opiniones en contra del régimen de Ortega y Murillo, pues las campanas se las habían vendido personas a quienes él siempre les pedía antigüedades. El excanciller fue presentado por la Policía ante los medios de comunicación esposado luego de que, comentó, fue engañado pues él solamente había sido citado para llegar a dar declaraciones.

Desde esa ocasión, el excanciller estaba completamente retirado de la vida pública y se abstuvo de opinar —como analista— sobre política nacional y sobre su especialidad que son las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua. 

Para las fuentes, “el secuestro y las causas que señala la Policía de una supuesta investigación en su contra, carecen de sustento en lo referido a su actividad como figura pública”.

Treinta opositores detenidos

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a los aspirantes presidenciales opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre, que están siendo investigados por supuesta traición a la patria.

Además, a dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama, seis dirigentes opositores, dos líderes estudiantiles, dos dirigentes campesinos, un periodista, un comentarista, dos extrabajadores de una ONG y un conductor de Cristiana Chamorro.

En tanto, la profesora de Derecho y abogada constitucionalista María Asunción Moreno, a quien la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia propuso como precandidata presidencial, aunque no fue aceptada, anunció el domingo, después que la Policía allanara su casa, que decidió abandonar el país “ante el acoso, la persecución y la amenaza” de “encarcelamiento por parte de la dictadura Ortega Murillo”.

Mientras el exlíder de la Contra Luis Fley, quien era uno de los 11 aspirantes a la Presidencia de la oposición, salió de Nicaragua y anunció la semana pasada, desde el exilio, que por razones de seguridad decidió retirar sus aspiraciones.

Las investigaciones y detenciones de líderes opositores se producen de cara a los comicios del próximo 7 de noviembre en los que Ortega, un exguerrillero sandinista que retornó al poder en 2007 y que desde 2017 gobierna junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, buscará extender su mandato por cinco años más.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *