Policía de Ortega asalta edificio del Colectivo de Mujeres de Matagalpa

Este es el edificio donde operaba el Colectivo de Mujeres de Matagalpa, tomado este jueves por la Policía. Foto: Cortesía

Más de 50 organizaciones defensoras de los derechos de la mujer han sido cerradas por el régimen orteguista en cuatro años

Por Confidencial

HAVANA TIMES – La Policía del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo asaltó el edificio de la organización feminista Colectivo de Mujeres de Matagalpa, ubicado en el norte del país, este jueves 1 de septiembre. La confiscación del inmueble ocurre un año después que la oenegé fue despojada de su personería jurídica por el Parlamento, dominado por el Frente Sandinista.

Antimotines y policías de civil llegaron a las 9:00 a.m. al edificio donde operaba el Colectivo con una historia de 31 años de labor en defensa de los derechos de la mujer, rompieron candados y cerradura e ingresaron por la puerta principal, confió una fuente cercana a la organización.

El inmueble de dos plantas estaba casi vacío, ya que aún albergaba la biblioteca de la organización con más de 18 000 libros de literatura infantil, textos escolares, historia, narrativa, ecología, economía, salud, violencia y derechos humanos. El edificio, donde operaba la oenegé hasta agosto de 2021, es propiedad de un grupo de personas particulares, aseguró la fuente bajo anonimato.

El Colectivo se consolidó como una oenegé clave en el norte de Nicaragua, una de las zonas más azotadas por la violencia machista, que en 2021 registró 71 femicidios en todo el país. La organización asistía anualmente a unas 10 000 ciudadanas, a un ritmo promedio de 25 mujeres al día, que buscaban atención como víctimas de abusos a manos de sus parejas o exparejas. Con el cierre de las organizaciones ordenado por el Gobierno, las beneficiadas quedaron a la deriva porque, precisamente, asistían a las asociaciones buscando respuestas que no encontraban en la Policía.

El Colectivo denunció el cierre de su organización como una “arbitrariedad jurídica basada en artimañas y mentiras” en agosto de 2021. Esta oenegé es una de las más de 50 —según un conteo de CONFIDENCIAL— que trabajan en la protección de los derechos de la mujer, desde el ámbito de prevención de violencia y acompañamiento a las víctimas hasta promover su empoderamiento y desarrollo económico, que han sido eliminadas por el régimen orteguista desde finales de 2018 a inicios de agosto.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos registra 80 organizaciones feministas cerradas por el régimen desde 2018 hasta julio de 2022. Lo que indica que con las últimas cancelaciones, esa cifra podría ser mucho mayor.

Confiscaciones a otras organizaciones

El régimen orteguista ha cancelado 1781 organizaciones de la sociedad civil desde finales de 2018 a septiembre de 2022, según un registro de CONFIDENCIAL. Más del 95 % de las anulaciones de organizaciones, fundaciones y organismos han ocurrido en lo que va de 2022

Tras la cancelación de la personalidad jurídica a las oenegés, el régimen ha confiscado a discrecionalidad varios inmuebles de sus inmuebles, amparados en la nueva ley 1115,  Ley General de Regulación y Control de Organismos sin Fines de Lucro (OSFL).

En junio pasado, la Policía en Jinotega (en el norte del país) ocupó las instalaciones de la Asociación Infantil de Niños y Niñas Trabajadores “Tuktan Sirpi”, y la Asociación de Educación y Comunicación “La Cuculmeca”, tan solo quince días después de incluirlas en una lista de 96 oenegés a las que el Parlamento canceló su personería jurídica. Lo mismo ha ocurrido con otras organizaciones como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) o la organización feminista La Corriente, en Managua.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.