Periodista mexicana Susana Carreño herida en Puerto Vallarta

La periodista mexicana Susana Carreño fue herida de gravedad cuando la atacaron con un cuchillo en Puerto Vallarta. Foto: Radio UDG

HAVANA TIMES – Las autoridades mexicanas deben investigar pronta y transparentemente el ataque contra la periodista Susana Carreño, determinar el móvil de la agresión y tomar medidas adecuadas para garantizar su seguridad, declaró este miércoles el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

El 1 de julio, cerca del balneario turístico de Puerto Vallarta, en el central estado de Jalisco, sujetos no identificados que viajaban en un auto Jeep Grand Cherokee de color gris chocaron al vehículo de Carreño. Luego, otros dos sujetos se acercaron al lugar en una motocicleta, obligaron a punta de pistola a Carreño a acostarse en el suelo, y la apuñalaron, según versiones noticiosas.

Carreño, reportera de Radio UDG, emisora afiliada con la Universidad de Guadalajara, fue operada de urgencia por las heridas sufridas en el pecho y el cuello, y se encontraba en condición estable el miércoles, pero no se le permitía hablar a causa de sus heridas, declaró al CPJ por vía telefónica el director de Radio UDG, Gabriel Torres.

“El indignante y brutal ataque contra Susana Carreño, a menos de una semana de que el periodista Antonio de la Cruz y su hija murieran en un atentado en Tamaulipas, vuelve a demostrar el absoluto fracaso de las autoridades mexicanas en el intento de proteger a la prensa nacional”, declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. “Las autoridades deben proteger a Carreño y a sus compañeros de trabajo por todos los medios necesarios, encontrar de inmediato a los responsables de este acto de violencia y esclarecer si Carreño fue atacada por su labor periodística”.

Carreño y un compañero de trabajo habían acabado de entrar a su vehículo cuando los atacaron, según Torres y un artículo noticioso de UGTV, el canal de televisión afiliado a Radio UDG, que expresó que el choque contra el auto de Carreño parece haber sido intencional.

Los atacantes utilizaron el vehículo de Carreño para escapar del lugar de los hechos, y el auto apareció abandonado a unos 15 km de distancia, según el artículo.

Torres declaró que el ataque ocurrió minutos después de que Carreño y su compañero de trabajo, cuya identidad solicitó mantener en el anonimato por motivos de seguridad, habían terminado la transmisión en vivo del programa de noticias de Carreño “Todas las voces cuentan” en el Ejido Vallarta, una zona de tierra comunal cerca de Puerto Vallarta. Carreño ha trabajado para Radio UDG durante años, y hace poco había informado sobre presuntos actos de corrupción y obras de construcción ilegales en la zona, según Torres.

Horas después del ataque, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, publicó un mensaje en Twitter en el cual calificó los hechos de robo.

Torres aclaró que, si bien los atacantes habían robado los teléfonos y el auto de los periodistas, “ellos fueron directo contra [Carreño]; esto no parece un robo en lo absoluto”.

Según el artículo de UGTV, posteriormente las autoridades estatales de Jalisco anunciaron que una de las líneas de investigación sobre el ataque era el trabajo periodístico de Carreño, pero no se han pronunciado públicamente sobre el posible móvil ni sobre la identidad de los agresores.

Según Torres, Carreño no había mencionado que había recibido amenazas recientes contra su vida.

Un funcionario del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, una entidad que pertenece a la Secretaría de Gobernación federal y que ofrece medidas de protección a periodistas, declaró al CPJ que el mecanismo no tenía conocimiento de ninguna amenaza reciente contra Carreño ni sus compañeros de Radio UDG. El funcionario añadió que la entidad se había comunicado con Carreño a raíz del ataque y que la estaba incorporando a un programa de protección. La fuente solicitó el anonimato, al no tener autorización para hablar públicamente sobre el asunto.

El CPJ llamó en reiteradas ocasiones a la Fiscalía General del Estado de Jalisco para obtener una declaración, pero nadie respondió las llamadas. México es el país más violento del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo. Según datos del CPJ, como mínimo tres periodistas han sido asesinados en ese país en 2022 en represalia directa por su labor informativa. El CPJ investiga las circunstancias de la muerte de otros ocho periodistas para esclarecer el móvil.

Lea más noticias aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.