Ortega nacionaliza al prófugo expresidente de Salvador Sánchez Cerén

Daniel Ortega y el expresidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén

Exmandatario está acusado de los supuestos delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y lavado de dinero

HAVANA TIMES – El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo otorgó la nacionalidad nicaragüense al expresidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien tiene una orden de captura internacional por los supuestos delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y lavado de dinero.

Junto al expresidente salvadoreño, fueron también nacionalizados nicaragüenses su esposa Rosa Margarita Villalta, su hija Claudia Lissette Sánchez Villalta, y su nieto Juan Carlos Guardado Sánchez, según certificaciones del Ministerio de Gobernación (Migob), publicada en el diario oficial La Gaceta, de este viernes 30 de julio de 2021.

De acuerdo con la Fiscalía salvadoreña, Sánchez Cerén recibió 530 000 dólares cuando se desempeñaba como vicepresidente del mandatario Mauricio Funes (2009-2014), quien tiene seis órdenes de captura por diversos actos de corrupción. Funes huyó hacia Nicaragua en septiembre de 2016, y en julio de 2019 recibió la nacionalidad nicaragüense junto a su esposa y dos de sus hijos. La Constitución nicaragüense prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

Sánchez Cerén —excomandante guerrillero del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)— está en Nicaragua desde noviembre de 2020, según funcionarios de la Administración de Nayib Bukele.

El dúo Funes-Sánchez

Sánchez Cerén —excomandante guerrillero del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)— es el cuarto expresidente salvadoreño acusado por cargos de corrupción: Francisco Flores, fallecido en 2016; Antonio Saca, en prisión desde 2017; y Mauricio Funes, prófugo en Nicaragua.

Junto a Sánchez Cerén fueron acusados, el pasado 22 de julio, otros nueve exfuncionarios gubernamentales, por supuestamente recibir pagos irregulares o “sobresueldos” durante la Administración de Funes —también del FMLN—, quien según la Justicia malversó unos 351 millones de dólares del presupuesto estatal.

El diario digital salvadoreño El Faro publicó hace ocho años una investigación sobre la existencia de los “sobresueldos”, un mecanismo para ocultar la remuneración real que reciben ministros, viceministros y algunos titulares de instituciones descentralizadas y de autónomas con fondos de una partida secreta de Casa Presidencial, un complemento en efectivo por el cual no pagaron impuesto sobre la renta.

CONFIDENCIAL reveló en mayo de 2019 que, en Nicaragua, Funes devenga un salario mensual de más de 90 000 córdobas en la Cancillería nicaragüense, así mismo su hijo Diego Funes Cañas se encuentra también contratado en la misma institución por un monto de 47 250 córdobas. Se desconoce los cargos que ambos desempeñan.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *