Opositores exigen suspensión de elecciones en Nicaragua

Foto: Ricardo Salgado/confidencial
Foto: Ricardo Salgado/confidencial

HAVANA TIMES — Casi un millar de personas marcharon el sábado en Masaya, al este de la capital de Nicaragua, en contra del Gobierno de Daniel Ortega y para exigir la suspensión de las elecciones del 6 de noviembre por considerarlas “una farsa”, reportó dpa.

Coreando consignas como “Democracia sí, dictadura no” y “el pueblo unido, jamás será vencido”, la manifestación atravesó la ciudad de Masaya, a 26 kilómetros de Managua, convocada por el Movimiento por Nicaragua (MpN) y otras organizaciones de la sociedad civil.

Un grupo de activistas del Gobierno, que portaban banderas del partido sandinista y gritaban “Daniel, Daniel”, intentaron bloquear sin éxito la marcha que recorrió más de dos kilómetros de forma pacífica y sin que se produjeran incidentes.

“Estamos saliendo a las calles para exigir la suspensión de esta farsa electoral y la convocatoria de unas elecciones limpias, justas y honestas”, declaró a dpa la ex comandante sandinista Dora María Téllez, una de los líderes opositores en la manifestación.

Agregó que la población “debe expresar su rechazo a la farsa quedándose en su casa (el 6 de noviembre) o saliendo a protestar”, porque “al ciudadano que firme el padrón electoral le van a robar su voto para dárselo al Gobierno”.

Durante el trayecto, al grito de “no al fraude” y “pueblo únete”, los manifestantes repartían banderas de Nicaragua a la población que se asomaba a verlos pasar y que en algunos casos respondía con expresiones de júbilo y de apoyo.

A la marcha, convocada bajo el lema “No boto mi voto”, asistieron líderes de la Coalición Nacional por la Democracia (CND), excluida de los comicios, y varios de los 28 diputados opositores destituidos el mes pasado por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

“Queremos paz en Nicaragua, y para evitar una guerra el derecho de los nicaragüenses debe ser respetado garantizando elecciones libres y transparentes”, dijo a dpa Ana Margarita Vijil, líder del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Por su parte, el ex diputado liberal José Pallais acusó al presidente Ortega de “pretender instalar una dictadura dinástica” a partir del nombramiento de su esposa, Rosario Murillo, como candidata a la vicepresidencia en los comicios venideros.

“Llamamos a ejercer una abstención activa, a anular esta farsa, defender nuestros derechos ciudadanos y exigir elecciones verdaderas, porque durante la dictadura de Anastasio Somoza (1936-1979) no teníamos casilla electoral y lo derrocamos”, añadió.

La oposición acusa a Ortega de haber dado “un golpe de Estado” en Nicaragua al excluirla de los comicios, donde el gobernante Frente Sandinista se medirá con pequeños partidos que apenas reúnen juntos un cinco por ciento de la intención de voto, según distintas encuestas.

Ortega, de 70 años, gobernó el país entre 1985 y 1990, y luego de tres intentos fallidos volvió al poder en 2007. Fue reelecto en 2011 y apuesta a iniciar un cuarto mandato en 2017.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *