Oposición reta a Maduro con protesta para forzar referéndum

Por Néstor Rojas (dpa)

Nicolás Maduro: "No me temblará el pulso para hacer cumplir la ley y ponerle los ganchos (encarcelar) a los provocadores, llámense como se llamen".
Nicolás Maduro: “No me temblará el pulso para hacer cumplir la ley y ponerle los ganchos (encarcelar) a los provocadores, llámense como se llamen”. Foto/archivo

HAVANA TIMES – La oposición venezolana pondrá mañana en la calle su carta para forzar un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, una “gran manifestación” para exigir un cronograma electoral para 2016 que incluya la consulta popular, reportó dpa.

Bautizada de antemano la “toma de Caracas”, la oposición espera que la manifestación cuente con una masiva participación que haga de ella una jornada “histórica”.

Maduro respondió a la convocatoria con acusaciones de un supuesto intento golpista apoyado desde Washington, advertencias de que se desatará la violencia y la detención de varios opositores.

La oposición aseguró que Venezuela tendrá una jornada pacífica, ya que el interés es alcanzar una fecha para la recolección de las firmas de electores que activen el referéndum este mismo año.

Una semana antes, la fuerza pública tomó posiciones en los alrededores de la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el centro de Caracas, y soldados armados con fusiles fueron desplegados en las carreteras, plazas y puntos clave, luego del traslado de 10.000 tropas de refuerzo.

La oposición ya había intentado en otras oportunidades marchar hacia el CNE, pero las autoridades siempre bloquearon su paso con tropas, carros blindados y obstáculos en vías alternas.

Versiones de prensa indicaron que el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero había llegado a Caracas para reanimar su misión de impulsar un diálogo entre el Gobierno y la oposición.

Sin embargo, el secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, dijo desconocer la presencia del facilitador.

El ministro del Interior, general Néstor Reverol, informó la noche del martes que las autoridades detuvieron a 90 personas en Caracas, con “un alto porcentaje de paramilitares a escasos kilómetros de (la casa de Gobierno de) Miraflores”.

“Con estas acciones vamos a derrotar el golpe de Estado en contra del Gobierno legítimamente constituido; vamos a eliminar la violencia en todas sus manifestaciones y seguimos construyendo la patria y la revolución bolivariana”, señaló.

La protesta se pondrá en marcha en medio de algunos golpes para el partido Voluntad Popular, del encarcelado dirigente Leopoldo López y miembro de la MUD. Varios de sus dirigentes fueron arrestados bajo diversos cargos y otros están siendo solicitados.

Maduro acusó al partido de ser el “brazo armado” del imperialismo y de estar involucrado en un supuesto intento golpista mañana.

Además, advirtió que dará una respuesta “radical y contundente” ante cualquier acción que altere el orden y amenazó con cárcel a quienes se atrevan a dar un golpe.

“Nosotros estamos decididos a ser libres. Si quieren paz, paz tendrán, si quieren democracia, tendrán democracia, pero si vienen con golpes, la revolución va a dar una respuesta radical y contundente”, recalcó.

A su vez, la MUD dijo que el punto de llegada de la manifestación será en las autopistas al este de Caracas, donde se leerá un documento sobre los reclamos al CNE.

Torrealba recalcó que se pedirá una fecha para la recolección de firmas de electores que permitan activar el referéndum, ya que el CNE se han negado a fijar la convocatoria para recoger el 20 por ciento del padrón electoral, o casi cuatro millones de firmas.

La oposición sostiene que de realizarse la recolección en octubre todavía es posible realizar la consulta este año, lo que abriría la posibilidad de unas nuevas elecciones presidenciales.

Torrealba dijo que espera que la manifestación sea una “jornada histórica” con el apoyo del pueblo venezolano.

“Queremos convertir la protesta del 1 de septiembre en la mayor manifestación de la historia”, señaló.

Agregó que las denuncias del Gobierno sobre un presunto golpe de Estado para el 1 de septiembre son “desmesuradas” y replicó que la marcha no tiene planteado llegar a la casa de Gobierno de Miraflores.

“A Miraflores iremos pero montados en una ola de votos cuando se efectúe una jornada electoral. El país no está en un crisis cualquier y el punto de inflexión es la crisis política, ha sido la catástrofe económica lo que ha hecho que el 80 por ciento de los venezolano lo rechace”, aseveró.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *